Sainz: "Si el rally empezase esta segunda semana, estaríamos en la lucha"

El piloto español reconoció que los problemas de la primera semana le privaron de la batalla por la victoria, pero está contento con el desarrollo del prototipo de Audi.

Cargar el reproductor de audio

Carlos Sainz acabó la 10ª etapa de la 44ª edición del Rally Dakar con una meritoria segunda posición, detrás de su compañero en Audi Stéphane Peterhansel. El madrileño y su copiloto, Lucas Cruz, fueron los más rápidos hasta el km 41, pero en el momento de la neutralización del km 212, el francés había logrado recortar todo el tiempo y se puso en cabeza con 14 segundos de ventaja.

A pesar de que fue el RS Q e-tron #200 el que venció, Sainz se mostró positivo tras otro gran día de la firma alemana: "Ser primero y segundo y segundo en una etapa es un buen resultado, y estoy contento".

"Hoy al menos no hemos tenido ningún pinchazo, ha ido todo más o menos bien, menos un sitio en el que volvían Seb [Loeb] y Matthias [Ekstrom], y había mucho polvo con los tres coches. Eso ha hecho que nos equivocáramos en un sitio y que perdiéramos un minuto, pero, por lo demás, contento con el coche, sin ningún problema, y ha sido una etapa limpia", reconoció el tres veces ganador del Dakar.

Descubre qué ha pasado en la etapa 10 de Dakar 2022 y la última hora:

Carlos Sainz se despidió de todas sus opciones de victoria en los primeros días tras sufrir con la controvertida navegación de la etapa 1 y algunos problemas con los amortiguadores del prototipo eléctrico con extensor de autonomía. Mantener la motivación era clave para seguir desarrollando el coche e intentar resarcirse en 2023.

"Desde el primer día ha sido difícil, porque fue un jarro de agua fría muy grande. Al final, lo importante era seguir en el rally, seguir sacando conclusiones y hacer kilómetros con el coche. Recordemos que es la primera carrera con él, y cada kilómetro tiene un valor increíble", comentó el español.

"Los problemas ya están solucionados y no hay ninguno, pero la primera semana, hasta que los solucionamos, creo que hubo pérdidas que nos habrían costado la carrera. Evidentemente, si el rally hubiese empezado la segunda semana, con los contratiempos de los amortiguadores ya resueltos, creo que estaríamos en la lucha. Nasser [Al Attiyah] está haciendo un rally para acabarlo, está gestionando la velocidad, y no sabemos el potencial real del Toyota".

El piloto de Audi también explicó que sus tardes de trabajo no varían a pesar de no estar en la lucha por el Touareg: "Hago exactamente lo mismo, porque nuestro objetivo es igual, ganar etapas y ya dije que esta segunda semana era como empezar de cero. No sé cómo iríamos en la clasificación de esta parte, pero, a pesar de que no está siendo tan limpia porque hay pinchazos, creo que estaríamos ahí delante, sería interesante verlo".

El nuevo RS Q e-tron consiguió ganar con los tres pilotos, una muy buena noticia para Audi: "Significa que se ha hecho un buen trabajo, que se ha hecho el coche bien y que hay que seguir trabajando".

El dos veces ganador del mundial de rallies avisó recientemente que habría un mayor pilotaje en la segunda semana, ya que la primera parte no tuvo tramos excesivamente tortuosos. La etapa 11 pondrá a prueba a los pilotos, con 346 kilómetros de especial en el bucle en torno a Bisha, y Sainz cree que será complicado: "Para mañana dicen que será difícil, y tengo ganas de ver qué pasa".

compartidos
comentarios
Peterhansel se desquita y logra su primera victoria con Audi; Sainz, segundo
Artículo Anterior

Peterhansel se desquita y logra su primera victoria con Audi; Sainz, segundo

Siguiente artículo

Lío estratégico en Honda ante los dos últimos días de Dakar

Lío estratégico en Honda ante los dos últimos días de Dakar