BMW, un hypercar junto a Dallara y el M4 GT3 en su ofensiva

Recientemente, BMW anunció que ingresará en la clase hypercars del WEC con un LMDh junto a Dallara, a lo que hay que sumar el nuevo BMW M4 GT3.

BMW, un hypercar junto a Dallara y el M4 GT3 en su ofensiva

BMW ha comenzado una ofensiva general de su departamento de motorsport en las carreras de resistencia, con la categoría de hypercars del WEC en la cima de la montaña, que explotará en 2023 con marcas como Ferrari, Peugeot, Alpine, Toyota, Cadillac, Porsche, Audi, Acura o la propia BMW aterricen en Le Mans y el IMSA.

Los bávaros se aliaron con Dallara para construir su LMDh, y comparten instalaciones en la sede del fabricante italiano con Cadillac (separadas y con la seguridad necesaria para mantener ajenos sus proyectos, claro).

“Nuestra alianza con BMW M Motorsport es el resultado de casi 50 años de trabajo en la industria del automovilismo, la ingeniería y el desarrollo de coches de carrera. Es un privilegio haber sido seleccionado por BMW para su próximo y nuevo desafío en el mundo de las carreras de prototipos híbridos ”, comentó Andrea Pontremoli, director general de Dallara.

En definitiva, BMW estrenará su hypercar en las 24h de Daytona de 2023, con el objetivo de ir preparados a la edición de ese año de las 24h de Le Mans.

Y es que los de Múnich no solo podrían alinear hypercars, porque solo un año más tarde, en 2024, la normativa GT3 reemplazará a los GTE en el WEC. Y no es coincidencia que BMW esté jubilando ya a los antiguos M8 GTE y M6 GT3 en favor del nuevo M4 GT3.

El nuevo reglamento GT3 para Le Mans y el WEC:

#82 BMW Motorsport BMW M4 GT3: Philipp Eng, Augusto Farfus, Jesse Krohn

Este bólido aún no ha sido homologado por la FIA, pero a lo largo de 2021 ha sido visto en diversas pruebas y circuitos, alcanzando más de 14.000 kilómetros de tests en Monteblanco, Almería o Nürburgring-Nordschleife, siendo su aparición más reciente en el evento del GT World Challenge en el Circuit de Barcelona.

Estará disponible a partir de 2022 para los equipos cliente de todos los continentes, y la marca de la M se ha centrado en una mayor facilidad de conducción, rentabilidad y fiabilidad. Incorpora un motor P58 de 3.0L de seis cilindros en línea, biturbo y con 590 CV de potencia.

Pero aún habrá que esperar a ver el espectro completo de un ambicioso programa que incluye prototipos y un reglamento GT3 en auge y que veremos coincidir seguramente en un par de años en pistas de todo el mundo.

Más sobre Le Mans y la clase hypercars del WEC e IMSA:

compartidos
comentarios
Ogier, abierto a entrar en resistencia para preparar Le Mans
Artículo Anterior

Ogier, abierto a entrar en resistencia para preparar Le Mans

Siguiente artículo

Un ex jefe técnico de Alonso se marcha a la resistencia

Un ex jefe técnico de Alonso se marcha a la resistencia