Top de historias 2016, #9: Jimmie Johnson logra su séptimo campeonato

Jimmie Johnson y su séptima corona en la NASCAR son la historia número nueve de nuestra lista de las 20 mejores del 2016.

La historia se escribió en el Homestead-Miami Speedway cuando Johnson cruzó la línea de meta para ganar su carrera número 80, pero aún más importante, para ganar el séptimo campeonato en la máxima división de NASCAR. Johnson lideró sólo tres vueltas en el final de la temporada, las tres últimas.

El coche Nº 48 no fue necesariamente el más rápido, pero prevaleció en los momentos decisivos del campeonato. 

La temporada 2016 de Johnson fue una montaña rusa. Comenzó fuerte, con dos victorias en las primeras cinco carreras. Entonces, Hendrick Motorsports entró en una mala racha y el veterano piloto tardó 25 carreras en regresar al Victory Lane de nuevo algo que llegó en el Charlotte Motor Speedway en octubre. La victoria aseguró a Johnson un lugar en la Ronda de Ocho; una oportunidad que no desperdició. En Martinsville Speedway, ganó de nuevo y  eso le bastó para meterse en la pelea final de los cuatro contendientes por la corona.

Homestead no empezó para el piloto de 41 años. Comenzó desde la última posición después de hacer ajustes no aprobados antes de la carrera. Rápidamente escaló posiciones, pero se quedó trabado una vez que alcanzó el top diez.

En la parte final de la carrera no estaba en la contienda por el campeonato y todos se los focos estaban centrados en Carl Edwards, pero una resalida en la última parte de la carrera en la curva 1, cuando trato de bloquear a su rival Joey Logano, provocó que chocara violentamente, golpeando a otros vehículos en el incidente. Eso dejó a Johnson en una posición fortuita para tomar la bandera a cuadros. Durante la parte final fue apoyado por Kyle Larson para llegar hasta el final de la carrera y llevarse el campeonato. 

La corona de Johnson es la séptima en la última década, una hazaña notable. Solamente los iconos de NASCAR Dale Earnhardt y Richard Petty han ganado tantos títulos, pero tampoco lo hicieron tan rápido como lo ha hecho Johnson. Lo que hace que sus siete campeonatos sean aún más impresionantes son las circunstancias que los rodean. Él, Chad Knaus y su equipo los han ganado con tres generaciones de coches diferentes y bajo diferentes formatos del Chase. 

Johnson ahora tiene la mira puesta en la temporada 2017, con la oportunidad de solidificar su posición por encima del resto con un octavo campeonato sin precedentes.

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series NASCAR Cup
Tipo de artículo Artículo especial