A Zarco no le ha sentado bien la renovación con Ducati

Desde que se anunció su renovación en Barcelona a principios de junio, el francés ha sumado solo 36 puntos en seis carreras frente a los 101 que llevaba acumulados en las primeras siete del curso.

A Zarco no le ha sentado bien la renovación con Ducati

Johann Zarco empezó la temporada como un torbellino, sumando dos segundos puestos en la doble cita de Qatar y encaramándose al liderato del Mundial. Tras una caída en Portimao y un octavo puesto en Jerez, el galo se fue a la quinta posición de la general, pero un nuevo arreón en Francia (2º) e Italia (4º) le situaron segundo del campeonato, una posición consolidada con su cuarto podio del curso, en Barcelona, donde volvió a terminar segundo y se colocó a solo 14 puntos del líder del certamen, su compatriota Fabio Quartararo.

Desde entonces Zarco no ha vuelto a pistar el podio y de los 101 puntos que sumó en las siete primeras carreras de la temporada ha pasado a apuntarse solo 36 en las seis siguientes. Aparentemente, lo único que ha cambiado es que en Barcelona Pramac y Ducati anunciaron la renovación del francés para la temporada 2022.

Zarco siempre ha sido un piloto peculiar, incluso en su época en Moto2 nunca tuvo un contrato más allá de la temporada en curso. De hecho, cuando se proclamó campeón en 2015, no renovó hasta finalizado el año.

Cuando dio el salto a MotoGP siguió con la misma inestabilidad contractual, firmando de año en año con el Tech3 Yamaha (2017 y 2018), hasta que logró un contrato de dos años con un equipo oficial de fábrica: KTM.

Aquella estabilidad le duró bien poco, que a mitad de su primera temporada con las motos naranja pidió rescindir el segundo año de acuerdo, para, a continuación, bajarle KTM inmediatamente de la moto, un caso idéntico al que ha vivido este año Maverick Viñales con Yamaha.

(Pulsa en 'Versión completa' al final el artículo si aquí no te aparece el reproductor del podcast)

 

Zarco acabó la temporada 2019, el primero de sus dos años de acuerdo con KTM, corriendo en LCR-Honda con un contrato para las tres últimas carreras de la temporada (Australia, Malasia y Valencia), comprometiéndose en Cheste con un tercer equipo ese curso, Ducati, que le colocó en 2020 en la formación privada Avintia con solo un año de compromiso.

El francés completó el complicado curso 2020 con un podio en 14 carreras (3º en Brno), pero no fue hasta el final del año cuando Ducati le ‘ascendió’ al equipo satélite Pramac, con un contrato por un año y opción a un segundo si cumplía unos mínimos que alcanzó ya en la cuarta carrera.

De vuelta a la estabilidad contractual, Zarco ha perdido el empuje con el que empezó la temporada y ahora es cuarto de la general a 77 puntos del líder.

La explosión de su compañero y debutante en MotoGP Jorge Martín, tampoco ha ayudado a mantener la serenidad al francés, que desde el doblete de Austria, con victorias y tercer puesto para el español, además de dos poles seguidas, ha sumado menos puntos (15) que su novato compañero (48).

“Tengo suerte de que pude hacer un buen comienzo de temporada, porque cuando miro la general ahora veo que tanto Pecco (Bagnaia) como (Joan) Mir, tuvieron un domingo perfecto, fantástica victoria para uno y un sólido tercer puesto para el otro”, explicó Zarco tras la carrera de Motorland, donde cruzó la meta el 17º, fuera de los puntos

“Así que fui el claro perdedor el domingo. Pero si ellos lo hicieron yo también puedo hacerlo, simplemente no es mi momento, pero mi tiempo tiene que volver”, añadió un Zarco que ahora lucha con Quartararo, Bagnaia y Mir para estar en “el podio final de la temporada, ese es el objetivo y lucharé al máximo por conseguirlo”.

Por si te lo perdiste:

Zarco, que desde el regreso del parón veraniego está sufriendo de síndrome compartimental en el brazo derecho y está valorando operarse en el hueco que hay entre la carrera de Austin (3 de octubre) y la segunda de Misano (24 del mismo mes), no quiere poner esa excusa para entender sus malos resultados.

“El domingo fue muy duro, muy decepcionante, no sé ni qué decir. No tuve ningún problema con el brazo, quizás porque la pista giraba a izquierdas, y eso ayuda. Pero me faltó confianza. Estoy trabajando en las sensaciones, el sábado encontramos algo (clasificó 10º), pero realmente no fue suficiente para la carrera”.

Tengo que olvidarme de esta carrera y mirar hacia la siguiente con espíritu libre para encontrar las posiciones adecuadas. Estoy muy decepcionado, pero no destruido porque no es el fin del mundo”, zanjó el chico de la Costa Azul.

compartidos
comentarios
Puig: “La lesión de Márquez no hará cambiar la filosofía de Honda”
Artículo Anterior

Puig: “La lesión de Márquez no hará cambiar la filosofía de Honda”

Siguiente artículo

Aprilia saca a Viñales de su zona de confort

Aprilia saca a Viñales de su zona de confort