Viñales: “Estaba bloqueado, poder volver a correr es una liberación”

Maverick Viñales se muestra eufórico ante el que este fin de semana, en Motorland, será su primer gran premio como piloto de Aprilia tras su traumática separación de Yamaha. 

Viñales: “Estaba bloqueado, poder volver a correr es una liberación”

Alcañiz.- En menos de un mes, el español habrá pasado de correr enfundado en los colores de la marca japonesa a hacerlo con los de la italiana, después de llevar a cabo dos jornadas de test, en Misano, que le convencieron de que lo mejor que podía hacer era subirse inmediatamente a la RS-GP en condiciones de carrera.   

Según reconoció Viñales, los días que pasaron desde que Yamaha le suspendió con vistas al Gran Premio de Austria, hasta que se confirmó su inminente incorporación a Aprilia, fueron una etapa durísima, para olvidar.

Sin embargo, toda esa carga emocional se disipó cuando pudo entrenarse con el que será su nuevo prototipo de MotoGP, hace diez días. Según dijo el catalán, fue subirse a la moto y pedir que le dejaran correr cuanto antes, para así comenzar a recortar el plazo de adaptación que necesitará para poder ofrecer su mejor versión. 

(Antes de seguir leyendo, haz click en este enlace o en la imagen para ver las primeras fotos de Maverick Viñales con Aprilia)

“Volver a correr ha sido una liberación, necesitaba desbloquearme porque estaba un poco bloqueado. Desde el momento en el que hice el test vi que quería correr, que no tenía sentido quedarse en casa”, comentó Viñales.   

“Estoy hambriento y motivado por empezar esta historia con Aprilia. Estas carreras son como un regalo que me servirán para preparar el año que viene. Mi prioridad es aprender”, resumió el corredor de Roses (Girona), que, para este fin de semana, en Aragón, no se marca otro objetivo más allá de comenzar a entender los puntos fuertes y débiles de la Aprilia –“aún es muy difícil decir qué me gusta de la moto, porque no tuve tiempo de comparar. Simplemente traté de comenzar a adaptarme”, dijo–.

Lee también:

Sobre el papel que ha jugado Aleix Espargaró, su amigo y con quien ya compartió garaje en Suzuki (2015 y 2016), el #12 destacó la buena relación personal que mantiene con el de Granollers (Barcelona).

“Aleix ha sido importante. Ya no tanto para convencerme de si la moto es buena o no, sino de hasta dónde podemos llegar”, remachó Viñales, que en Motorland contará con el apoyo de su pareja, Raquel, y de su hija, Nina. 

Más del GP de Aragón:

compartidos
comentarios
Aleix Espargaró: “Es el momento de perder las concesiones”

Artículo Anterior

Aleix Espargaró: “Es el momento de perder las concesiones”

Siguiente artículo

Rossi: "He visto sufrir mucho a Morbidelli; está luchando contra el tiempo"

Rossi: "He visto sufrir mucho a Morbidelli; está luchando contra el tiempo"