Por qué no es descabellado que Valentino Rossi corra con VR46 en 2022

Aunque todos los indicativos llevan a pensar que Valentino Rossi anunciará su retirada al regresar de las vacaciones, una serie de acontecimientos transcurridos en las últimas semanas pueden hacer que corra en 2022 con una Ducati de VR46 y su hermano, Luca Marini, como compañero.

Por qué no es descabellado que Valentino Rossi corra con VR46 en 2022

A sus 42 años, el italiano compite este 2021 enfundado en el mono del Sepang Racing Team (SRT), después de que la estructura oficial de Yamaha optara por relevarle por Fabio Quartararo, actual líder y principal candidato a encasquetarse la corona de la categoría de las motos pesadas, que supondría la primera de su palmarés.

Rossi, siete veces campeón del mundo de MotoGP, atraviesa el momento más complicado de sus 26 años de trayectoria en el campeonato: tras los nueve grandes premios disputados hasta la fecha, Il Dottore ocupa la 19ª posición de la tabla general, con solo 17 puntos en su casillero, y después de haber terminado entre los diez primeros en solo una ocasión (Mugello).

El viernes de la última cita, en Assen, se cumplieron cuatro años de su última victoria (2017), mientras que su último podio fue el que consiguió el año pasado, en Jerez –el único que cosechó–.

Desde que se embarcó en este proyecto de SRT, Rossi siempre recalcó que solo se plantearía prolongar su carrera como piloto en MotoGP si los resultados le acompañaban, algo que, evidentemente, no ha sucedido. El de Tavullia siempre mantuvo, en cualquier caso, que comunicaría su decisión al regresar del parón veraniego del que disfruta estos días junto a su tropa, por las cosas de Croacia.

“Siempre dije que mi decisión dependería de los resultados. Será difícil que corra el año que viene”, contestó Rossi, desde Holanda. Aquel jueves por la mañana, VR46 confirmaba el acuerdo que oficializaba el desembarco de la escudería en MotoGP, junto a Ducati. Del comunicado destacaba, sobre todo, una frase de Abdulaziz bin Abdullah Al Saud, el príncipe saudí, quien, teóricamente, ha impulsado el acuerdo con Aramco, el patrocinador principal del equipo. “Sería fantástico para mí que Valentino Rossi pueda competir en los próximos años como piloto de nuestro Aramco Racing Team VR46 junto a su hermano Luca Marini que ya este año compite con el patrocinio de nuestras marcas”, deslizaba, en una declaración que pilló por sorpresa al propio Rossi.

Antes de irse de vacaciones, el corredor del SRT insistió en que haría públicos sus planes a corto plazo al regresar, pero volvió a deslizar que no sería fácil verle en la parrilla del curso que viene.

Por si te lo perdiste:

Sin embargo, en las últimas semanas han cogido cuerpo una serie de acontecimientos tan relevantes como para forzar al multicampeón a prolongar su carrera, algo que, si atendemos a su comunicación, tanto la verbal como la no verbal, no parece hacerle mucha gracia.

La raíz del embrollo parte del teórico contrato que estipula que la energética Saudi Aramco se convertirá en el principal patrocinador del proyecto de VR46 en su desembarco en MotoGP, en 2022. Desde que la noticia trascendió la última semana del mes de abril, ningún comunicado de la compañía ha validado el acuerdo, simplemente el testimonio de Rossi afirmando que tiene el visto bueno del príncipe, propietario de Aramco. De hecho, todas las notas informativas relativas a esta nueva alianza las firma Tanal Entertainment, un conglomerado de empresas propiedad del príncipe saudí.

Desde aquel momento, la propia Aramco ha querido desmarcarse en varias ocasiones del supuesto vínculo, a través de distintos comunicados. “Aramco, una de las empresas energéticas y químicas más grandes del mundo, confirma que no ha firmado ningún acuerdo estratégico con el equipo de MotoGP, VR46, o con ningún otro afiliado a dicho campeonato”, sostenía la petroquímica en un comunicado remitido a Motorsport.com, tras una conversación telefónica. “Esta nota es en referencia al comunicado de prensa de Tanal Entertainment hecho público el miércoles 28 de abril, sin el conocimiento de Aramco. Aramco nunca ha tenido ningún acuerdo comercial con Tanal Entertainment, el campeonato de MotoGP o ninguno de los equipos que participan en él”, remacha el gigante energético, punta de lanza de la economía saudí.

Pero hay más. Durante el pasado Gran Premio de Holanda, el CEO de Aramco, Amin Hassan Nasser, fue uno de los invitados de Pramac a la carrera en Assen. A lo largo del fin de semana, el alto ejecutivo mantuvo varias reuniones en las que dejó claro que la compañía que dirige, ni ha firmado con VR46 ni tampoco tiene intención de hacerlo.

Tras el desembarco de Liberty Media como promotor de los derechos de la Fórmula 1, en 2017, Aramco ha ido ampliando su presencia en el certamen hasta convertirse en uno de sus principales impulsores. Y ese es otro de los aspectos que chirrían. Más que nada, porque es difícil encajar en esa estrategia el patrocinio de VR46, un equipo recién llegado a MotoGP, que inicialmente tiene previsto incorporar a Luca Marini y a Marco Bezzecchi como pareja de pilotos.

También puedes leer:

Llegados a este punto, uno se pregunta qué ha podido pasar para que el galimatías haya llegado a este extremo, una maraña que a estas alturas parece difícil de resolver. Cada vez que se le ha cuestionado el acuerdo entre Aramco y VR46, Rossi se ha puesto a la defensiva. “Nosotros vamos de buena fe. Hablo con el príncipe a menudo y todo está bien”, comentaba el italiano, desde Assen. Parece evidente que hay una discrepancia importante entre la perspectiva que tienen las dos partes.

“Me encantaría equivocarme, pero tengo la sensación de que ese acuerdo no se ha materializado”, declara a Motorsport.com una fuente que está al tanto del lío, y que se teme lo peor. Y es en este punto en el que comenzaría a tener sentido que Rossi se planteara alistarse junto a su hermano, en VR46, con la intención de llamar la atención de patrocinadores que hicieran viable el proyecto, aprovechando el tirón del #46, infinitamente mayor al que puede tener Bezzecchi.

compartidos
comentarios
Acosta: "Estudiar a Márquez me ayuda a desarrollar mi pilotaje"

Artículo Anterior

Acosta: "Estudiar a Márquez me ayuda a desarrollar mi pilotaje"

Siguiente artículo

KTM apoyará el desembarco de Petrucci en el Dakar

KTM apoyará el desembarco de Petrucci en el Dakar