Se cumplen 15 años de la primera victoria de Dovizioso en el Mundial

El 18 de abril de 2004 el piloto italiano alcanzó su primera victoria en el Mundial de 125cc en Sudáfrica, tras una gran batalla con su compatriota Roberto Locatelli.

Se cumplen 15 años de la primera victoria de Dovizioso en el Mundial

Quince años atrás, el Gran Premio de Sudáfrica, la primera ronda de la temporada, fue el escenario de una batalla épica entre dos italianos: Roberto Locatelli y Andrea Dovizioso. Un duelo ganado por este último, a costa de una maniobra fantástica en la última curva ante su compatriota, lo que le permitiría acceder a su primera victoria en el campeonato de 125cc y abrir el camino hacia el título mundial en la categoría.

Anticipación, el punto fuerte

En ese momento, el piloto que los dos últimos años ha peleado con Marc Márquez por el título MotoGP, solo estaba en el comienzo de su tercera campaña en 125cc, con un balance de solo cuatro podios todos ellos logrados el año anterior. Esto no impidió que sus oponentes ya forjaran una buena opinión sobre el perfil del piloto que todavía llevaba, en ese momento, el número 34 en el carenado de su moto.

"Dovizioso es muy inteligente y aún lo es hoy", dice Locatelli, su rival en la pista en esa época, en motogp.com. "En mi opinión, cuando se trata de estrategia, ha demostrado en estos años que es alguien que prepara las carreras antes de que tengan lugar, las prepara como lo hacen los grandes pilotos, e incluso cuando yo comenzaba desde la pole, estaba cerca de mí y era muy fuerte y en las últimas curvas siempre lograba ganarme en el último giro”.

Una capacidad de anticipación que se ha confirmado en los últimos años en la categoría de primer nivel, el piloto de Ducati a menudo adelantó a sus competidores en las últimas vueltas, la mayoría de las veces preparando el ataque en cruz para obtener una ventaja en la salida por aceleración. En este sentido, las llegadas del Gran Premio de Austria 2017, Japón 2017 o, más recientemente, Qatar 2019 (siempre contra Márquez), son lecciones reales para contrarrestar un intento de adelantamiento y bloqueo, el famoso pass and block.

Pero en 2004, en Sudáfrica, en la pista Phakisa de Welkom, los roles se invirtieron y fue Dovizioso el que se jugaría todo en la última curva para superar a Locatelli. "Mi primera victoria, gané en la última curva", recuerda con emoción, ya que los dos italianos habían superado previamente a Casey Stoner y Pablo Nieto. "Fue un fin de semana especial, sabía que podía luchar por la victoria, pero al final, Locatelli fue muy fuerte en la carrera, y para mí fue muy difícil establecer una estrategia clara".

Nos vemos en la ultima curva

Al menos había logrado mantenerse a rueda de su oponente hasta el último giro, para estudiar la posibilidad de adelantar en el último momento, sin ofrecerle a su rival la oportunidad de responder. "La estrategia fue esperar detrás del otro piloto hasta la última curva e intentar adelantarle en ese momento".

Roberto Locatelli, Andrea Dovizioso, Casey Stoner
Roberto Locatelli et Andrea Dovizioso

Locatelli era famoso por ser fuerte en las frenadas, así que fue difícil tratar de entrar ahí. Una característica que Dovizioso no dejó de recordarle cuando los dos hombres han hablado el tema recientemente. "Siempre usas los frenos más tarde que los otros pilotos, y en particular ese año, en 125, frenaste unos 40 metros más tarde", dijo Dovizioso a su ex oponente. "En la frenada eras imbatible, ¡así que tuve que pasarte en una curva donde no tenías que frenar! [Risas]"

Eso sorprendió a Locatelli que no esperaba ver a su compatriota llegando a su altura: "Cuando llegamos a la última curva me dije a mí mismo: aquí no puede pasarme. Comenzamos la última vuelta él segundo y yo liderando, y en la última vuelta me pasó", recuerda antes de rendir homenaje a Dovizioso, que así firmó su primer triunfo. "Cuando ganas haces felices a todos en el paddock, ya te lo dije por mensaje de texto, haces a todos felices, incluso a los de los otros equipos".

Destinos diferentes

Locatelli ya había ganado cinco carreras en la temporada de su coronación en 125cc, en 2000, y el italiano iba a ganar dos más en 2004, Italia y Alemania, en plena lucha por el título junto a de Dovizioso y Héctor Barberá (quien terminará segundo el campeonato ese año). Locatelli se retiró unos años más tarde, al final de la temporada 2009, después de cinco años en 250cc sin alcanzar el mismo éxito. Pero no se arrepiente de haberse quedado en el paddock y recientemente haberse convertido en entrenador de la VR46 Riders Academy, feliz de haber luchado contra algunos de los mejores pilotos del mundo.

"Son buenos recuerdos, soy un piloto que siempre trató de ganar, cuando no pude alcanzar esa meta, por supuesto que no estaba contento, pero aún así estaba feliz porque al menos siempre lo intenté", dice. "Hubo pilotos muy fuertes en esos años, así que no fue mala suerte, mis rivales ganaron porque se lo merecían".

Dovizioso es ciertamente uno de esos pilotos, y tras su salto a 250cc, si bien no iba a verse coronado con un título como en 125cc (terminó como subcampeón de la categoría intermedia en 2006 y 2007 por detrás de Jorge Lorenzo), sí iba a lograr abrirse las puertas de MotoGP en 2008, donde una década después lucha por su primer corona en la categoría reina.

Roberto Locatelli, Andrea Dovizioso, Casey Stoner
Le patron de l'équipe Mirko Cecchini et Dovizioso célèbre la victoire

 

compartidos
comentarios
Márquez y Rossi creen que el motor Triumph de Moto2 facilita el salto a MotoGP
Artículo Anterior

Márquez y Rossi creen que el motor Triumph de Moto2 facilita el salto a MotoGP

Siguiente artículo

El problema de Lorenzo en Austin fue “de electrónica”

El problema de Lorenzo en Austin fue “de electrónica”