Smith corre mejor que anda

Bradley Smith, que en 2016 se perdió tres carreras por culpa de una grave lesión en su rodilla derecha, tiene más dificultades para caminar y correr a pie que para pilotar.

En aquel accidente durante los entrenamientos de las 8 Horas de Oschersleben, en Alemania, Smith recibió el impacto de la moto de otro competidor, se abrió la rodilla dañándose los ligamentos.

Como consecuencia de aquella caída, el de Oxford no pudo competir ni en Silverstone, delante de su gente, ni tampoco en San Marino y Aragón, donde su equipo, el Tech 3, le remplazó por Alex Lowes. Smith volvió a correr en Japón, aunque con la movilidad de su rodilla todavía reducida, antes de terminar el curso y subirse a la KTM, su nueva moto. 

Han pasado cinco meses desde aquel aparatoso infortunio, y Smith asegura no tener ningún tipo de limitación física cuando se sube a la moto, aunque otra cosa bien distinta pueda pasar cuando se baja de ella. 

El británico se ha dedicado este invierno a mimar en esa rodilla tocada y ha trabajado muy duro para aumentar al máximo su elasticidad. Para ello se desplazó unos días al centro de entrenamiento que Red Bull, patrocinador principal del proyecto de KTM en MotoGP, posee en Austria. 

Las tres jornadas de ensayos de la semana pasada en Malasia le sirvieron al #38 para poner a prueba su estado físico, y felizmente comprobó que su rodilla no le dará mayores dolores de cabeza cuando salga a la pista. 

"Estoy contento de que estos tres días de entrenamientos no afectaron negativamente a la rodilla. Ya tengo la flexibilidad necesaria para inclinar la moto en las curvas a la derecha. Digamos que desde el punto de vista de la conducción, podemos marcar la casilla de ‘no reporta más problemas", afirma Smith, que la semana que viene volverá a rodar en la segunda tanda de entrenamientos que se celebrarán desde el miércoles y hasta el viernes en Phillip Island.

"En cambio, puede que caminar y correr [a pie] sea un poco más problemático de ahora en adelante. Pero en aquello referente a mi rendimiento encima de la moto no hay mayores limitaciones", insiste Smith. 

"Los días se hacen más largos con KTM"

Acostumbrado a prácticamente terminar la temporada con la misma moto que había presentado en la primera carrera del curso, el contraste entre el equipo Tech 3 y el oficial de KTM se le hizo notorio en Malasia, donde la estructura austríaca desplazó un tremendo arsenal de piezas para que tanto él como su compañero, Pol Espargaró, las probaran.

"Los días ahora se hacen más largos. En Sepang tuvimos suerte de encontrar cena al llegar al hotel a las diez de la noche. Es todo muy distinto a lo que estaba acostumbrado. Hay muchas reuniones y mucho análisis de datos para tratar de aprender y entender cosas", relata Smith. "Puedes pasarte una hora en una reunión, pero al día siguiente eso te puede suponer un segundo de ganancia. Y eso son las cosas que siempre me pregunté cómo podían lograrse", zanja el corredor.   

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Pilotos Bradley Smith
Equipos Red Bull KTM Factory Racing
Tipo de artículo Noticias de última hora
Etiquetas bradley smith ktm, ktm 2017, ktm motogp, motogp 2017