Rossi: “Lorenzo es más transparente que Márquez, menos falso”

Valentino Rossi afrontar a sus 38 años recién cumplidos su vigésimosegunda temporada en el campeonato del mundo de motociclismo, sin lograr olvidarse del fatídico 2015.

A la espera de arrancar una nueva temporada, la 22ª desde que debutó en Malasia el año 1996 en la categoría de 125cc, y la 18ª en categoría reina, Valentino Rossi (Tavullia, 16 de febrero de 1979) mantiene el espíritu competitivo y la ambición necesarias para seguir creyendo en sí mismo y persiguiendo su sueño más preciado: la décima corona. Un título que complete el botín de nueve mundiales acumulados en su palmarés, siete de ellos en la máxima categoría, con 114 victorias y 221 podios en total, números que le convierten, sin duda, en leyenda viva del deporte mundial.

El piloto de Yamaha, antes de iniciar el nuevo curso, se prestó a una entrevista con el periódico italiano Corriere della Sera, donde deja constancia de que no haber superado su derrota de 2015, y la poca simpatía que siente por sus máximos rivales.

Tras una introducción hablando de su ‘segunda vida’ como empresario y otros temas fuera del deporte, la entrevista se adentra en la parte más de competición y rivalidad. Y le preguntan si aún es un piloto ganador.

“La base y los ingredientes son los mismos de siempre. Puedo ganar cuando se puede ganar. Puedo buscar ganar cuando es más complicado, pero no siempre se gana. Los dos años con Ducati (2011-12) fueron devastadores, pero visto ahora sirvieron para relanzar mi empeño y mi deseo. El punto culminante coincidió con el 2015, que acabó como acabó. Será más difícil ahora, pero siempre ha sido difícil”, valoraba el piloto italiano.

Aprovechando que Rossi saca el tema de 2015, le preguntan por lo que sucedió, y qué piensa de aquello casi dos años después.

“Fue una desilusión fortísima. Sucedieron cosas que no deberían haber sucedido nunca, una vergüenza para el deporte. He luchado contra adversarios duros, diferentes, como Biaggi, Stoner, pero ninguno se comportó como Márquez entonces. Nunca he visto a un piloto fuera de la lucha por el título correr contra alguien así. ¿Lo lamento?, seguro. Si no hubiera hablado… si no hubiera reaccionado… la verdad es que me hubiera engañado igual, al menos pude desfogarme, pero metí la pata”, admite el de Yamaha seguramente en referencia a la rueda de prensa de Sepang.

Es entonces cuando la entrevista entra ya en el plano general de los pilotos españoles, y plantea: ‘Lorenzo, Márquez y ahora Viñales, compañero en Yamaha. Españoles, jóvenes, fuertes, fastidiosos. ¿No se puede ser más?’

“Sí… demasiados, ¿verdad?” contesta Rossi. “Lorenzo, para lo bueno o para lo malo, es más transparente que Márquez, menos falso. Viñales me parece más equilibrado que Lorenzo. Pero habrá que ver si sabe gestionar la presión, si cambiará bajo estrés. ¡Oh dios! Quizá no lo vea en la pista, visto lo rápido que ha ido en los test. Pero las personas se ven bajo tensión. Todos somos unos señores con la moto parada”, exclama el italiano.

Con 38 años y dos temporadas de contrato firmadas con Yamaha por delante, Rossi seguirá en activo hasta casi los 40 años. Al italiano, que tuvo un pequeño 'romance' con Ferrari, le preguntan por la inesperada retirada de Nico Rosberg, tras proclamarse campeón del mundo de Fórmula 1.

“Estoy desconcertado, no me gusta, no lo entiendo. Entonces, si le preguntas a alguien como yo… hago esto: me abstengo y espero los resultados, fue un movimiento poco creíble”, concluye el italiano.

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Pilotos Valentino Rossi
Equipos Yamaha Factory Racing
Tipo de artículo Entrevista