¿Qué se va a encontrar Lorenzo cuando llegue a Ducati?

Juan Martínez, ex técnico de Ducati, analiza los pros y contras que se va a encontrar Jorge Lorenzo cuando aterrice, la próxima temporada, en su nuevo equipo.

Jerez de la Frontera.- Con más de veinte años como técnico y jefe de mecánicos en MotoGP, cuatro de ellos en Ducati, Juan Martínez es una voz autorizada a la hora de hablar sobre lo que va a encontrarse Lorenzo cuando llegue la próxima temporada a la fábrica de Borgo Panigale.

-¿Qué va a encontrarse Lorenzo cuando llegue Ducati?

Lo primero, una moto conceptualmente diferente a la Yamaha. Va a pasar de un propulsor 4 en línea con distribución neumática, a uno en V con distribución desmodrómica. A nivel de ergonomía las características diferenciales del motor también hacen que la forma de la moto sea algo diferente. Pero la principal diferencia radica en el carácter del motor.

"La principal diferencia que va a encontrarse a nivel de moto es el carácter del motor"

-Por estilo de pilotaje, ¿qué va a tener que cambiar Lorenzo para pilotar la Ducati?

Si partimos de la base del pilotaje de los actuales pilotos de Ducati, veremos que Iannone es un piloto alto y corpulento, capaz de mover la moto y utilizar el cuerpo para cambiar el centro de gravedad. Por el contrario, Dovizioso es un piloto bastante estático sobre la moto, por lo que no juega con su cuerpo para mover los pesos. Dicho esto, si con dos estilos diferentes, uno que mueve la moto y el otro que no y la Ducati está dando buenos resultados, quiere decir que Jorge no va a tener ningún problema que aplicar su estilo y adaptarse perfectamente.

-¿La velocidad punta de la Ducati puede contrarrestar la posible perdida de paso por curva habitual de Lorenzo?

Estamos dando por hecho que vaya a perder en paso por curva con la Ducati, y yo eso no lo tengo nada claro. Tener una moto que corra en las rectas siempre te regala una decimitas, con lo cual puedes ahorrarte tomar algún riesgo de más en el paso por curva. Pero imaginemos que se sigue manteniendo la diferencia de velocidad punta entre la Ducati con respecto a Honda y Yamaha, y que Jorge sea capaz de mantener su velocidad en paso por curva. No hay un argumento real para pensar que no vaya a ser así.

"Con la actual Ducati no creo que Lorenzo pierda paso por curva, y ganará en velocidad punta"

-¿Qué diferencias hay entre la Ducati de Rossi en 2011 y la que se encontrará Lorenzo en 2017?

Hay que esperar a final de año para saber, exactamente, qué moto se va a encontrar Jorge. Pero si somos fieles a los resultados, Valentino se encontró cuando llegó a Ducati una moto que había ganado tres de las cinco últimas carreras de 2010. Eso es un hecho. A partir de ahí seguramente fue una moto a la que él no se adaptó y a la que Ducati introdujo muchas modificaciones. Conceptualmente también era diferente. No tenía un chasis perimetral como la de ahora. El motor era bastante ancho y no estaba diseñado para tener este tipo de chasis, con lo cual cuando se fueron introduciendo los perimetrales, ergonómicamente se fue complicando la moto para pilotarla. Esos cambios llevaron a que el piloto se centrara más en modificar la moto que en tratar de entender como tenía que pilotarla. Pero insisto, hay que esperar a ver si Lorenzo se encuentra con una moto que no ha ganado nunca o con una que haya ganado este año algunas carrera. Lo más importante es que Lorenzo esté convencido de que la Ducati es su moto y de que es ganadora.

-¿Qué ambiente se va a encontrar Lorenzo cuando llegue a Ducati?

Ambiente de trabajo y de cariño se lo va a encontrar todo. Y voluntad, absoluta. Le van a abrir las puertas de par en par. Lo que sí sería interesante es que una fábrica que se va a volcar totalmente en un piloto, haya aprendido del pasado y que si se equivoca no sea en los mismos errores. Es importante que el piloto se sienta querido y líder del proyecto, asumiendo su parte de responsabilidad. Y que entienda que no debe hacer nada diferente a lo que le ha llevado a conseguir los títulos: centrarse en ser piloto, ir lo más rápido posible y dejar que los técnicos hagan su trabajo. Esto, en la época de Valentino se perdió, malgastándose esfuerzos inútiles, con la mejor voluntad, pero sin ningún resultado. Utilizando al piloto para algo más de para lo que se le había fichado, que era pilotar la moto y no tratar de ser ingeniero.

"A Rossi se le utilizó para algo más que para pilotar la moto, para ser ingeniero"

-Lorenzo pasará de una gran fábrica japonesa a una pequeña italiana, ¿con que capacidad de reacción podrá contar?

Cualquier fábrica de MotoGP tiene una gran capacidad de reacción, y personalmente creo que cuanto más grande es la fábrica, más lenta es. A veces, la actitud de las grandes empresas es de no reaccionar y que el tiempo coloque las cosas en su sitio. Ducati tiene la dimensión correcta para abordar el reto que se le presenta. Y deben ser conscientes que fichar a un piloto número 1 conlleva cumplir un compromiso de orden, seriedad y capacidad de reacción. En la época de Rossi quedó bien demostrada esa facilidad para hacer cambios, tanto que se sobrereaccionó.

-A la hora de pasar de un equipo japonés a uno latino como Ducati, ¿es mejor que Lorenzo se lleve a su actual equipo de mecánicos, o empiece de nuevo con los que ya conocen bien la casa?

Si el piloto estima que el entorno en el que está ahora y el ritmo de trabajo en el box es el idóneo y le suma, lo mejor es llevárselo. De este modo las dinámicas de trabajo van a ser las mismas y él sólo tendrá que preocuparse de pilotar. Además, cuando tu estas en  un equipo japonés, las discusiones y preocupaciones que tienen los ingenieros las hablan en su idioma y tu no te enteras, con lo cual te ahorra muchas preocupaciones. Sin embargo, en un equipo italiano, entiendes cualquier conversación o discusión, lo que a veces puede propiciar que el piloto sepa más de lo que realmente es necesario. Esto pasó en la época de Valentino con Ducati y sería interesante que su equipo protegiera a Jorge en ese punto. Porque en los matices culturales sí va a notar diferencia.

"Dall'Igna trabajó con un niño que prometía. Ahora se encontrará con un hombre y realidad deportiva absoluta"

-El hecho de coincidir de nuevo con Gigi Dall’Igna, ¿es una ventaja?

Bueno, la relación entre Jorge y Gigi se produjo hace mucho tiempo, cuando el piloto corría en 250cc hace nueve temporadas y durante dos. En esa época Jorge era un niño de 17 o 18 años que prometía mucho y ahora se ha convertido en un hombre y una realidad absoluta deportivamente hablando. No tiene nada que ver lo que se encontró en aquel momento con lo de ahora. Gigi ha demostrado que sabe liderar un gran proyecto. Ducati ha dejado claro que sabe hacer motos. Y Lorenzo la velocidad y el talento los tiene. No deben tener miedo, se dan todos los ingredientes para que la pasta salga buena.

-Tras tantos años en el mundial y muchos en Ducati, ¿qué recomendación le darías a Lorenzo?

Es muy difícil dar recomendaciones a nadie. Pero no hay nada más maravilloso en la vida que ser uno mismo. Salgan bien o mal las cosas, si eres tu mismo estarás satisfecho, porque te habrás respetado como persona. Lo mejor que puede hacer Jorge es llevar a Ducati al mejor Jorge. 

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Pilotos Jorge Lorenzo
Equipos Ducati Team
Tipo de artículo Entrevista