Pol Espargaró: “Una carrera a la medida de las Ducati”

El piloto español, sexto en Argentina tras una encarnizada batalla con Barberá, lamenta la forma de correr de algunos rivales con trayectorias “completamente erráticas”.

Termas de Río Hondo.- Tras las dos primeras paradas del Mundial de MotoGP, Pol Espargaró ocupa la sexta plaza de la tabla de puntos, 22 por detrás del líder, Marc Márquez. La del pequeño de los hermanos de Granollers es la primera moto no oficial de la clasificación, algo que en condiciones normales debería hacerle dar saltos de alegría. Pues el chaval está que trina.

En Argentina terminó el sexto por más que él considere que debería haber cruzado la meta el cuarto, de no ser por el rifirrafe que mantuvo con Héctor Barberá (Avintia Ducati) y que permitió que Eugene Laverty (cuarto) se llevara uno de los mejores botines de su vida.

Espargaró y Barberá se enzarzaron varias veces, aunque el momento más tenso se vivió en la última vuelta, al paso de ambos por la curva cinco de Termas de Río Hondo.

“No se puede hacer nada porque esta vez no he terminado en el suelo. Si no hay caída el pecado no existe”, soltó el catalán, muy molesto por cómo se gestionó todo el asunto de los neumáticos a lo largo del fin de semana, pero sobre todo por la decisión de dividir la carrera en dos partes.

Michelin no es culpable

“Es verdad que nosotros rodamos más atrás de dónde nos toca, pero es que otros están más arriba de donde deberían. No puedes luchar con según qué pilotos porque sus trayectorias son completamente erráticas. En condiciones normales, Barberá y Laverty (Aspar Ducati) no habrían llegado hasta allí porque antes habrían destruido el neumático como hacen siempre”, lamentaba Espargaró a Motorsport.com.

“Fue una carrera a la medida de las Ducati. Después de 10 vueltas pudieron resetear, poner gomas nuevas y volver a disponer de toda la potencia. Eso les permitió volver a frenar más tarde y acelerar antes que yo”, puntualizaba el corredor del equipo Tech3.

Al hablar de la explosión del neumático trasero en la moto de Redding, el incidente que desnaturalizó este último gran premio, la mayoría señala a Michelin como responsable de lo ocurrido. Pero Espargaró desvía su mirilla hacia otro lado.

“Le estamos echando toda la culpa a Michelin, pero ellos están haciendo un gran trabajo con todas las demás marcas. Ducati tiene más potencia que el resto y sabe aprovecharla, y por eso revientan sus neumáticos”, zanja Polyccio

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Evento GP de Argentina
Pista Autodromo Termas de Rio Hondo
Pilotos Eugene Laverty , Hector Barbera , Pol Espargaro
Equipos Tech 3
Tipo de artículo Noticias de última hora