Por qué Petronas todavía no tiene a ningún piloto atado para 2022

El bloqueo de KTM a Raúl Fernández y la poca predisposición de Yamaha llevan a Sepang Racing Team (SRT) a no tener todavía cerrado a ningún piloto con vistas a la temporada que viene.

Por qué Petronas todavía no tiene a ningún piloto atado para 2022

Nadie podía imaginarse cuando se presentó el desembarco del SRT en MotoGP con vistas a 2019, que aquel equipo decidido a convertirse en la referencia entre los independientes se las vería moradas tres años después para encontrar pilotos que se unieran a su proyecto. Aunque pueda parecer extraño si tenemos en cuenta lo rápido que se mueve el mercado y que ya hemos dejado atrás las vacaciones de verano, la formación malasia sigue buscando a los dos corredores que defenderán sus colores en 2022.

Lo apurado de la situación llama la atención, sobre todo, porque el SRT dispone del prototipo que en este 2021 lidera la tabla general de puntos con Fabio Quartararo, y que más victorias acumula (5). La pregunta que surge es evidente: ¿Cómo ha llegado a este punto? Si la pregunta es lógica, la respuesta es igual de clara: Porque SRT no puede decidir de forma unilateral, sino que está ligado a Yamaha, quien hasta la fecha le ha condicionado más que ayudado.

Al margen de cobrar por sus prototipos mucho más de lo que, por ejemplo, ingresa Ducati de sus clientes, la marca de los diapasones ha hecho prevalecer su posición de fuerza sin atender a los deseos de su afiliado. Tras dos temporadas en las que Quartararo emergió como la estrella en que se convirtió después, Yamaha le incorporó a su equipo oficial y forzó a Petronas para que le hiciera un hueco a Valentino Rossi, el piloto más universal que existe, pero alguien que no encajaba para nada en la filosofía de SRT, centrada en promover a los más jóvenes.

Tras el portazo de Maverick Viñales al renunciar al segundo año de contrato que tenía con Yamaha (2022), el constructor de Iwata promocionará a Franco Morbidelli, que volverá a compartir taller con El Diablo.

Toma nota:

Uno podría pensar que, dado que en dos temporadas consecutivas ha ido a pescar a casa del vecino, el fabricante japonés le echaría un cable a Petronas llegado el momento de encontrarle un sustituto para Morbidelli, quien estaba llamado a convertirse en el buque insignia. Sin embargo, ocurre más bien lo contrario. Lejos de remar en la misma dirección, Yamaha tiene a SRT atado de pies y manos en lo que se refiere a la incorporación de corredores. Con la inversión realizada y el trato recibido, no es extraño que el equipo intentara aliarse con Suzuki como nuevo compañero de viaje en 2022, pero la marca de Hamamatsu volvió a poner en pausa la articulación de su estructura satélite.

A pesar de mantenerse a la espera de la decisión de Rossi relativa a su futuro, que se anunció la semana pasada, Petronas lleva meses trabajando en un sustituto para Il Dottore. La primera opción siempre fue la de Raúl Fernández. Entre otras cosas, porque el español pensaba, y lo sigue haciendo, que la M1 es la moto con la que mejor podría exprimir sus puntos fuertes.

Tras varias aproximaciones, Razlan Razali, el máximo responsable de SRT, no solo se encontró con la negativa de KTM, que no está por la labor de perder a otro de sus diamantes, como ya le ocurrió con Jorge Martín, flamante ganador del último gran premio (Estiria). El pasado sábado, en medio de los entrenamientos, el constructor naranja oficializó el fichaje de Fernández con Tech3 para 2022, en una maniobra que solo perseguía dejar claro que el español no iría a ningún otro lado. Ni Iker Lecuona, ni Danilo Petrucci, la pareja que comparte el garaje tutelado por Hervé Poncharal, ni tampoco el ejecutivo francés, habían sido informados del comunicado.  

A pesar de la poca sensibilidad de KTM, el aspecto más llamativo es la poca predisposición de Yamaha a colaborar en los deseos de Fernández, un chaval a quien le ha cambiado el gesto en los últimos días. Lejos de afrontar su salto a MotoGP como la gran oportunidad de su vida, el de San Martín de la Vega interpreta que las circunstancias en las que llegará a la clase reina, con una moto y un equipo (Tech3) que no le convencen, pueden más bien poner en peligro su recorrido a medio plazo.

"¿Estarás dónde quieres estar en 2022?", le preguntó Izaskun Ruiz, reportera de DAZN en el Mundial de MotoGP, a Fernández, el sábado pasado en el Red Bull Ring. "No", respondió, tajante, el chico.

Por si te lo perdiste:

Yamaha mantiene con KTM una serie de acuerdos, algunos de ellos más allá de las fronteras de MotoGP, que desaconsejan una maniobra por parte de SRT que se pueda interpretar como un acto de deslealtad de la empresa japonesa hacia la austríaca. KTM se asegura tener la sartén por el mango en la mayor parte de los contratos que firma, en una estrategia muy similar a la que siempre llevó a cabo Red Bull en la Fórmula 1, que hizo y deshizo a su antojo, sin importarle lo más mínimo las preferencias de sus pilotos.

Al margen de la cláusula de liberación que contiene el contrato de Fernández, que asciende a unos 500.000 euros, KTM tiene otros privilegios sobre él –entre otros, el derecho de tanteo ante cualquier oferta que reciba–, además de unos servicios jurídicos que podrían eternizar y encarecer cualquier causa que se tuviera que arbitrar en los juzgados. Todo ello es lo que ha llevado al madrileño y a Petronas a convencerse de que no podrán cumplir sus voluntades a corto plazo, a menos que desde KTM interpreten que no tiene sentido darle una RC16 a un piloto que no la quiere, un desenlace claramente improbable.

(Sigue leyendo después de la fotos)

Galería: todas las motos de Valentino Rossi en el Mundial

1996 - Aprilia (125cc)
1996 - Aprilia (125cc)
1/38

Foto de: Gold and Goose / Motorsport Images

1997 - Aprilia (125cc)
1997 - Aprilia (125cc)
2/38

Foto de: Gold and Goose / Motorsport Images

1998 - Aprilia (250cc)
1998 - Aprilia (250cc)
3/38

Foto de: Gold and Goose / Motorsport Images

Imola 1998 - Aprilia (250cc)
Imola 1998 - Aprilia (250cc)
4/38

Foto de: Gold and Goose / Motorsport Images

1999 - Aprilia (250cc)
1999 - Aprilia (250cc)
5/38

Foto de: Gold and Goose / Motorsport Images

Italia 1999 - Aprilia (250cc)
Italia 1999 - Aprilia (250cc)
6/38

Foto de: Aprilia Racing

Imola 1999 - Aprilia (250cc)
Imola 1999 - Aprilia (250cc)
7/38

Foto de: Gold and Goose / Motorsport Images

2000 - Honda (500cc)
2000 - Honda (500cc)
8/38

Foto de: Gold and Goose / Motorsport Images

2001 - Honda (500cc)
2001 - Honda (500cc)
9/38

Foto de: Gold and Goose / Motorsport Images

Italia 2001 - Honda (500cc)
Italia 2001 - Honda (500cc)
10/38

Foto de: Gold and Goose / Motorsport Images

2002 - Honda (MotoGP)
2002 - Honda (MotoGP)
11/38

Foto de: Gold and Goose / Motorsport Images

2003 - Honda (MotoGP)
2003 - Honda (MotoGP)
12/38

Foto de: Gold and Goose / Motorsport Images

Valencia 2003 - Honda (MotoGP)
Valencia 2003 - Honda (MotoGP)
13/38

Foto de: Gold and Goose / Motorsport Images

2004 - Yamaha (MotoGP)
2004 - Yamaha (MotoGP)
14/38

Foto de: Gauloises Fortuna Racing

2005 - Yamaha (MotoGP)
2005 - Yamaha (MotoGP)
15/38

Foto de: Gauloises Fortuna Racing

Estados Unidos 2005 - Yamaha (MotoGP)
Estados Unidos 2005 - Yamaha (MotoGP)
16/38

Foto de: Gauloises Fortuna Racing

Valencia 2005 - Yamaha (MotoGP)
Valencia 2005 - Yamaha (MotoGP)
17/38

Foto de: Gauloises Fortuna Racing

2006 - Yamaha (MotoGP)
2006 - Yamaha (MotoGP)
18/38

Foto de: Camel Media Service

2007 - Yamaha (MotoGP)
2007 - Yamaha (MotoGP)
19/38

Foto de: Yamaha Motor Racing

Países Bajos 2007 - Yamaha (MotoGP)
Países Bajos 2007 - Yamaha (MotoGP)
20/38

Foto de: Yamaha Motor Racing

Australia 2007 - Yamaha (MotoGP)
Australia 2007 - Yamaha (MotoGP)
21/38

Foto de: Yamaha Motor Racing

2008 - Yamaha (MotoGP)
2008 - Yamaha (MotoGP)
22/38

Foto de: Hazrin Yeob Men Shah

Catalunya 2008 - Yamaha (MotoGP)
Catalunya 2008 - Yamaha (MotoGP)
23/38

Foto de: Yamaha Motor Racing

2009 - Yamaha (MotoGP)
2009 - Yamaha (MotoGP)
24/38

Foto de: Yamaha Motor Racing

Portugal 2009 - Yamaha (MotoGP)
Portugal 2009 - Yamaha (MotoGP)
25/38

Foto de: Yamaha Motor Racing

2010 - Yamaha (MotoGP)
2010 - Yamaha (MotoGP)
26/38

Foto de: Yamaha Motor Racing

Estados Unidos 2010 - Yamaha (MotoGP)
Estados Unidos 2010 - Yamaha (MotoGP)
27/38

Foto de: Yamaha Motor Racing

2011 - Ducati (MotoGP)
2011 - Ducati (MotoGP)
28/38

Foto de: Ducati Corse

2012 - Ducati (MotoGP)
2012 - Ducati (MotoGP)
29/38

Foto de: Ducati Corse

2013 - Yamaha (MotoGP)
2013 - Yamaha (MotoGP)
30/38

Foto de: Yamaha MotoGP

2014 - Yamaha (MotoGP)
2014 - Yamaha (MotoGP)
31/38

Foto de: Yamaha MotoGP

2015 - Yamaha (MotoGP)
2015 - Yamaha (MotoGP)
32/38

Foto de: Yamaha MotoGP

2016 - Yamaha (MotoGP)
2016 - Yamaha (MotoGP)
33/38

Foto de: Mirco Lazzari

2017 - Yamaha (MotoGP)
2017 - Yamaha (MotoGP)
34/38

Foto de: Gold and Goose / Motorsport Images

2018 - Yamaha (MotoGP)
2018 - Yamaha (MotoGP)
35/38

Foto de: Gold and Goose / Motorsport Images

2019 - Yamaha (MotoGP)
2019 - Yamaha (MotoGP)
36/38

Foto de: Gold and Goose / Motorsport Images

2020 - Yamaha (MotoGP)
2020 - Yamaha (MotoGP)
37/38

Foto de: Gold and Goose / Motorsport Images

2021: Petronas Yamaha SRT (MotoGP)
2021: Petronas Yamaha SRT (MotoGP)
38/38

Foto de: Petronas Yamaha SRT

Con Morbidelli en el Monster Yamaha y Fernández en el Tech3, SRT se centró en presentarle una oferta a Marco Bezzecchi. La propuesta es mucho más atractiva a nivel deportivo que a nivel económico: de aceptarla, el #72 dispondría de la M1 que inicialmente le habría correspondido a Morbidelli, esto es, el modelo de 2022, pero con un salario que rondaría los 200.000 euros anuales, muy por debajo de lo que hubiera percibido el romano. Hace una semana, Razali tenía la certeza de que la operación se cerraría. Pero en Speilberg, todo entró en standby.

"El problema es que las ofertas de Petronas están muy por debajo del caché de los pilotos que pretende", cuenta a Motorsport.com el agente de uno de los múltiples corredores de una lista larguísima y de lo más variada, con nombres como el de Bezzecchi, el de Lecuona, Xavi Vierge, Augusto Fernández y hasta Darryn Binder, que podría promocionar a MotoGP directamente desde Moto3.

En caso de no poder atar a Bezzecchi, no sería de extrañar que SRT optara por una alineación menos ambiciosa, con dos jóvenes a quienes ofrecería dos M1 de la especificación conocida como B, menos evolucionada y cara que la A (la de los pilotos oficiales). Eso daría el tiempo necesario a los ejecutivos para articular una propuesta atractiva con la que tentar a algún primer espada en 2023.

También puedes leer:

El principal argumento de venta de SRT gira alrededor de los éxitos que cosecharon Quartararo (2019) y Morbidelli (2020). Pero eso puede no ser suficiente para terminar de convencer a un chaval como Bezzecchi, absolutamente integrado en la familia VR46. Parte del equipo técnico que le acompañaría en el salto a MotoGP ya trabaja con él desde Moto3. En contra juega el hecho de que competiría con una Ducati de 2021, que sobre el papel estaría un peldaño por debajo de la de su vecino de taller.

"A nosotros nos gustaría ver juntos a Luca [Marini] y a Marco. Es el movimiento lógico si tenemos en cuenta que la filosofía de la Academy es que nuestros equipos se alimenten solo de nuestros pilotos", sostiene Rossi, la piedra angular de todo. Bezzecchi sigue a lo suyo, y este domingo en Estiria se adjudicó su primer triunfo del curso en un periodo clave para su futuro.

"Tengo las dos ofertas encima de la mesa: la de VR46 y la de Petronas. Aún no me he centrado en analizar los detalles. La decisión llegará después de la segunda carrera en Austria. Sé que quiero subir a MotoGP el año que viene, pero también que no tengo ninguna prisa por decidir con quién", comentó el de Rimini, que no parece preocupado por el posible conflicto que pueda generar su llegada a la clase reina, en el caso de que sus intereses individuales no coincidan con los de la empresa que le representa legalmente (VR46).

compartidos
comentarios
Michelin cambia el compuesto duro delantero para el GP de Austria

Artículo Anterior

Michelin cambia el compuesto duro delantero para el GP de Austria

Siguiente artículo

El secreto de la Ducati de Jorge Martín en Estiria

El secreto de la Ducati de Jorge Martín en Estiria