El semáforo del Gran Premio de Qatar

Estrenamos nueva sección esta temporada después de las carreras de MotoGP: el semáforo de los grandes premios, en el que analizaremos lo mejor, lo destacado y lo peor de cada fin de semana.

Claudio Domenicali, Ducati Team, ganador, Andrea Dovizioso, Ducati Team

Claudio Domenicali, CEO de Ducati, abraza a Andrea Dovizioso tras la carrera

Foto: Gold and Goose / LAT Images

Verde

Andrea Dovizioso necesito seis grandes premios y un cambio de neumáticos por parte de Michelin el pasado año para darse cuenta de que podía ganar carreras. Y otros cinco o seis para entender que podía luchar por el campeonato del mundo.

Este año, sin embargo, el piloto de Ducati sabe desde el minuto uno que puede ganar su primer Mundial de la categoría reina y que el mayor obstáculo para conseguirlo se llama Marc Márquez. Dovi se ha pasado todo el invierno construyendo la victoria de Qatar, nos dice Gigi Dall’Igna, el jefe de Ducati, porque –añadimos nosotros- su objetivo es ganar en todas las pistas donde la Desmosedici tenga una ligera ventaja sobre la Honda y, sobre todo, llevar con el gancho a su rival, Márquez, para que el español tenga que asumir cuantos más riesgos, mejor.

La actuación de Dovi en Qatar fue sencillamente magistral. Casi se va al suelo en la salida cuando Alex Rins le dio un golpe en el manillar. Perdió varias plazas y acabó en el segundo grupo, lejos de la cabeza. Pero Dovi sabía que tenía el ritmo y la moto para ganar, no perdió la calma, no se obcecó y poco a poco fue remontando posiciones. Que hubiera hasta siete pilotos por delante tirando a muerte (Zarco, Márquez, Rossi, Petrucci, Crutchlow, Pedrosa, Rins…) llevó en carroza al italiano hasta el primer puesto, pasándolos uno a uno y haciendo un cambio de ritmo cuando llegó a la cabeza que sólo Márquez, y Rossi a cierta distancia, pudieron seguir.

El trabajo de Dovizioso este fin de semana fue impecable. Se centró en preparar la carrera, en mantener la calma y en buscar la mejor puesta a punto de la moto, sin buscar levantar la liebre en ningún entrenamiento. Así, llegados a la hora de la verdad, el italiano desplegó una verdadera exhibición de pilotaje.

Al final de la carrera Dovi reconoció que no se explicaba cómo Márquez había llegado hasta el final con él, mientras que Marc aseguraba no sentirse dolido por perder un nuevo duelo con el italiano al tratarse de una pista difícil para él. Los dos se marcan, los dos se miran de reojo y se temen. Pero después de lo de ayer es difícil saber cuál de los dos están más preocupado. Aunque Marc, seguro, no se fue a dormir más tranquilo que el sábado.

Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
Valentino Rossi parece tener la fórmula de la eterna juventud

Foto: Gold and Goose / LAT Images

Amarillo

Puede hacer sol, llover, correr de noche o debajo del agua pero siempre, siempre, Valentino Rossi no falla. Renovado su contrato hasta 2020, el italiano seguirá en activo en la elite del deporte mundial más allá de los 41 años, pero después de verle correr como lo hizo el domingo hay que concluir, definitivamente, que como los dioses de la antigua Grecia, Rossi no tiene edad.

No pintaban bien las cosas para Yamaha después de una pretemporada con más sombras que luces, y con algunos mensajes que invitaban más al pesimismo que a otra cosa saliendo del garaje azul. Ni los entrenamientos, ni mucho menos la ‘qualy’ parecían situar al italiano en posición de luchar por el podio. Pero, una vez más, Rossi se encargó de demostrar que una cosa son los entrenamientos y, otra muy distinta, la carrera. Valentino es de domingos y, sobre todo, es de lucha, de brega, de pelea. Cuando el 46 salió disparado como un cohete en la parrilla y se vió metido en el grupo de cabeza rodeado de pilotos hambrientos, ávidos, ansiosos por ganar, se sintió en su salsa, en su mundo, en su vida. Ahí Rossi se midió con los más rápidos para comprobar rápidamente que tenía ritmo para estar con ellos, experiencia para guardar neumático, y habilidad para estar en el sitio oportuno cuando hubiera el ataque definitivo que iba a separar el polvo de la paja.

Valentino completó una actuación memorable, pero sobre todo supo leer la carrera perfectamente, colocarse en el sitio justo y cuando llegó Dovizioso como un obús desde las catacumbas, situarse bien cerca para que el cambio de ritmo del italiano no ejerciera un abanico en la carrera que le dejara fuera. Rossi se fue con las dos bestias que iban por delante, Dovi y Marc, y les aguantó hasta el final, cruzando la meta a sólo 7 décimas, un chasquido, menos tiempo del que necesitas para decir: ¡chapó!

Jack Miller, Pramac Racing, Jorge Lorenzo, Ducati Team
Lorenzo estuvo luchando en la parte media de la carrera y acabó por los suelos

Foto: Gold and Goose / LAT Images

Rojo

No podía empezar de peor manera el Mundial 2018 para Jorge Lorenzo de como lo hizo el domingo, con una caída y un cero en el casillero. Y todo ello, combinado con la incontestable y espectacular victoria de su compañero de equipo, que se pone líder del campeonato. Ver la general ahora mismo, con Dovi primero y Jorge último, sin duda, impresiona un poco. No es más que la primera carrera, faltan 18 grandes premios para el final, los mismos que el año pasado antes de empezar la temporada. Pero la puesta en escena del mallorquín no es un cuadro idílico. Una moto que en manos de Dovizioso parece un avión a propulsión, se convierte en un manojo de problemas para el español. Esta vez fallaron los frenos, lo que acabó provocando una inoportuna caída que ya deberá arrastrar toda la temporada, un ‘cero’ que trastoca los planes de Lorenzo, si los tiene, de optar a reverdecer viejos laureles, y más habiendo sumado, los dos grandes favoritos, 25 y 20 puntos.

A nivel deportivo no es más que un accidente, nada que con el paso de las carreras, si Jorge logra por fin domar la Desmosedici, pueda ir recuperando. Pero desde fuera, ahora mismo, el box de Ducati luce desigual, todos los focos apuntan hacia el mismo lado. Un equipo italiano, un piloto italiano, la fuerza y la presión de los medios italianos y otro italiano, Danilo Petrucci, tocando a la puerta con fuerza. No parece el mejor escenario para una renovación tranquila, y las tres semanas que nos separan del siguiente gran premio (8 de abril Argentina) no van a ayudar en nada, la espera se va a hacer larga y por el camino se va a escribir, sobre todo en Italia, mucho sobre el tema y poco, o nada, bueno.

De momento Lorenzo mantiene el crédito de tener la confianza de Gigi Dall’Igna (que parece el único allí dentro que conoce las capacidades del español), pero haría bien en apretar los dientes y empezar a demostrarlo, porque el crédito nunca es infinito.

Podium: segundo, Marc Marquez, Repsol Honda Team, Ganador, Andrea Dovizioso, Ducati Team, tercero, Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing

Podium: segundo, Marc Marquez, Repsol Honda Team, Ganador, Andrea Dovizioso, Ducati Team, tercero, Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
1/31

Tercero, Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing

Tercero, Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
2/31

Ganador, Andrea Dovizioso, Ducati Team, tercero, Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing

Ganador, Andrea Dovizioso, Ducati Team, tercero, Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
3/31

Ganador, Andrea Dovizioso, Ducati Team, tercero, Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing

Ganador, Andrea Dovizioso, Ducati Team, tercero, Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
4/31

Tercero, Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing

Tercero, Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
5/31

Andrea Dovizioso, Ducati Team

Andrea Dovizioso, Ducati Team
6/31

Andrea Dovizioso, Ducati Team

Andrea Dovizioso, Ducati Team
7/31

Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing

Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
8/31

Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing

Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
9/31

Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing

Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
10/31

Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing

Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
11/31

Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing

Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
12/31

Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing

Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
13/31

Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing

Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
14/31

Andrea Dovizioso, Ducati Team

Andrea Dovizioso, Ducati Team
15/31

Andrea Dovizioso, Ducati Team

Andrea Dovizioso, Ducati Team
16/31

Jorge Lorenzo, Ducati Team

Jorge Lorenzo, Ducati Team
17/31

Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing

Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
18/31

Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing

Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
19/31

Winner Andrea Dovizioso, Ducati Team, third place Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing

Winner Andrea Dovizioso, Ducati Team, third place Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
20/31

Ganador, Andrea Dovizioso, Ducati Team

Ganador, Andrea Dovizioso, Ducati Team
21/31

Marc Marquez, Repsol Honda Team, Doviziosi, Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing

Marc Marquez, Repsol Honda Team, Doviziosi, Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
22/31

Andrea Dovizioso, Ducati Team, Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing

Andrea Dovizioso, Ducati Team, Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
23/31

Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing

Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
24/31

Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing

Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
25/31

Andrea Dovizioso, Ducati Team

Andrea Dovizioso, Ducati Team
26/31

Jack Miller, Pramac Racing, Jorge Lorenzo, Ducati Team

Jack Miller, Pramac Racing, Jorge Lorenzo, Ducati Team
27/31

Andrea Dovizioso, Ducati Team

Andrea Dovizioso, Ducati Team
28/31

Jorge Lorenzo, Ducati Team

Jorge Lorenzo, Ducati Team
29/31

Photo by: Miquel Liso

Jorge Lorenzo, Ducati Team

Jorge Lorenzo, Ducati Team
30/31

Rossi overtakes Johann Zarco, Monster Yamaha Tech 3

Rossi overtakes Johann Zarco, Monster Yamaha Tech 3
31/31

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Evento GP de Qatar
Pista Losail International Circuit
Pilotos Valentino Rossi , Andrea Dovizioso , Jorge Lorenzo
Tipo de artículo Opinión
Etiquetas , dovizioso, lorenzo, opinion, qatar 2018, rossi