La nueva chicane de Montmeló no convence a la mayoría de pilotos

Tras el accidente que tuvo Luis Salom, el Circuit de Barcelona ha acometido reformas en las curvas 10 y 13 buscando mejorar la seguridad en esos puntos.

La nueva chicane de Montmeló no convence a la mayoría de pilotos

Los dos días de test en Barcelona que se han llevado a cabo han servido como toma de contacto para gran parte de la parrilla con el nuevo diseño del trazado catalán. A partir de ahora los pilotos de MotoGP rodarán por el mismo trazado que la Fórmula 1.

Las modificaciones han sido realizadas en la curva 10 –la posterior a la recta de atrás– y la 13 –donde sufrió la caída Luis Salom. Así, ahora la recta es ligeramente más corta, frenando un poco antes con lo que se gana escapatoria, y tras la 13 se ha incluído una chicane que reduce sensiblemente la velocidad en ese punto del circuito.

Revisión del trazado para el GP de Cataluña
Revisión del trazado para el GP de Cataluña

Foto: Camille De Bastiani - CdeB DESIGN

Las reacciones de los pilotos no se han hecho esperar una vez que han probado el nuevo diseño. Pese a que todos coinciden en la necesidad de hacer modificaciones por seguridad, se han generado críticas y dudas en la mayoría de ellos.

El más duro en su juicio ha sido Lorenzo. Para el español los cambios en el diseño del trazado son totalmente innecesarios y llevados a cabo como consecuencia de lo sucedido, considerando que sólo se debería modificar la escapatoria.

“El problema fue lo que pasó con Luis Salom. Sin ese accidente la pista seguiría igual que antes. Para mí habría sido suficiente con poner grava en aquella curva. Es una solución rápida para hacer algo después de lo que pasó. El circuito pierde mucho encanto. Se ha convertido  en una pista casi de karts, muy lenta para las MotoGP. Favorece a las motos cortas como Honda”, explicaba el mallorquín.

Su compañero Dovizioso iba más allá en su análisis, añadiendo el peligro de sufrir más caídas en la chicane –como ha pasado durante este test– o la posibilidad de recortar y ganar tiempo en ese punto.

“No es un trazado bonito para correr. Ha sido la mejor solución para la seguridad y por supuesto que es la decisión correcta. Sin embargo, ahora es muy fácil caerse y además es más fácil cortar por lo que muchos pilotos lo harán. Hay que hablar en la comisión de seguridad sobre este tema”, dijo Andrea.

Aunque los pilotos coinciden en que el nuevo trazado favorece a la Honda, el propio Márquez reconoció la posibilidad de que la chicane se convierta en un punto crítico para irse al suelo. “Es una zona muy difícil y técnica. Hemos visto muchas marcas en el asfalto de pilotos que se cayeron, incluido yo una vez”, confesó Marc al acabar las dos jornadas.

Otros como Baz y Stoner utilizaban sus redes sociales para opinar sobre la chicane. El australiano era especialmente severo en su comentario, censurando por qué se ha cambiado la curva 10.

 
 

 

compartidos
comentarios
Márquez lidera un test clave para entender el ‘nuevo’ Montmeló

Artículo Anterior

Márquez lidera un test clave para entender el ‘nuevo’ Montmeló

Siguiente artículo

Márquez: “La nueva chicane es tan rara que me gusta”

Márquez: “La nueva chicane es tan rara que me gusta”