Carreras 'flag to flag' en MotoGP: qué son, cómo funcionan y normativa

Os explicamos todos los detalles sobre las carreras 'flag to flag' en MotoGP, el procedimiento en lluvia para cambiar de moto y seguir corriendo.

Carreras 'flag to flag' en MotoGP: qué son, cómo funcionan y normativa

Hasta el año 2005, cuando en mitad de una carrera de MotoGP se ponía a llover, surgía el caos. Los pilotos que iban en cabeza eran los encargados de levantar la mano para avisar al Director de carrera del estado de la pista y esperar a que se sacara la bandera roja para paralizar la prueba. Si no se habían cumplido los dos tercios de las vueltas totales no se declaraba el final.

Entonces, los pilotos podían volver a los boxes para cambiar los neumáticos y la puesta a punto. En ocasiones, cuando todos los entrenamientos habían sido en seco, se permitían 15 minutos extra de práctica antes de dar la nueva salida a distancia reducida.

Todo esto implicaba un retraso en los horarios de las retransmisiones de televisión y de logística. Para evitarlo, Dorna decidió cambiar el reglamento en 2006 e introducir las carreras flag to flag (bandera a bandera) o de cambio de moto.

"El procedimiento flag to flag significa que en condiciones de mojado, los pilotos están autorizados a coger la segunda moto para correr", explica Mike Webb, director de carrera de MotoGP, en la web oficial del campeonato. "Solo se aplica a MotoGP porque tienen dos motos. Fue implantado hace años, fundamentalmente por petición de los pilotos. Solíamos parar la carrera en caso de que empezara a llover. Los pilotos avisaban y nosotros teníamos que decidir cuándo parar. La respuesta fue dejarles que ellos decidieran cuando entrar al pit lane".

Más sobre el reglamento de MotoGP:

Qué son las carreras 'flag to flag' de MotoGP

El procedimiento flag to flag se aplica exclusivamente en la categoría de MotoGP cuando no es en seco. En resumidas cuentas, consiste en que en cuanto se detecta la presencia de la lluvia en el circuito, los comisarios muestran la bandera blanca y a partir de ese momento los pilotos son libres para entrar a partir de ahí en cualquier instante al pit lane –donde la velocidad está limitada a 60 km/h– a coger la segunda moto, con reglajes de mojado. Así no hay que parar la prueba y se cumplen los horarios previstos.

Antes de la carrera, cada equipo tiene preparada en el pit lane la segunda moto de sus pilotos con puesta a punto de mojado si hay amenaza de lluvia, incluyendo suspensiones más blandas, frenos de acero en lugar de discos de carbono, cinta adhesiva en el radiador para ayudar a calentar el motor y la pantalla del carenado rociada un líquido para favorecer el flujo del agua y mejorar la visibilidad. 

El flag to flag también es aplicable si la carrera es declarada en mojado. Ahí, los pilotos tienen libertad para salir con neumáticos de lluvia o slicks de inicio y cambiar después si la pista se va secando para acabar con el prototipo de seco.

Los pilotos tienen libertad para entrar todas las veces que quieran a partir de que se muestra la bandera blanca, bien porque cambien las condiciones del asfalto o, por ejemplo, porque sufran una caída.

"El flag to flag significa que en cuanto vemos que cae algo lluvia, mostramos la bandera blanca para avisar de que está permitido cambiar de moto. Los pilotos deciden cuándo entrar. Puede ser antes de la carrera, porque se declare la carrera en mojado desde el principio antes de la vuelta de reconocimiento. En cuanto sea declarada en mojado, pueden entrar a cambiar de moto. Pueden cambiar de moto las veces que quieran. No importa si deja de llover. La carrera está declarada flag to flag. Tampoco importa qué neumáticos pongas en la moto. No importa que pases de seco a mojado, de mojado a seco, de seco a seco o de mojado a mojado. Puedes cambiar las veces que quieras", resume Webb.

Cómo funcionan las carreras 'flag to flag' de MotoGP

En los primeros años del procedimiento flag to flag, los mecánicos colocaban la segunda moto en la puerta del pit lane delante del box sin importar el lugar concreto. Al entrar, el piloto se situaba en paralelo a la segunda unidad y saltaba de una a otra. Esto provocó algunos incidentes y en 2017 se revisó la normativa.

Entonces se estableció que cada piloto tuviese una marca en delante de su garaje donde dejar la moto, formando una especie de uve con la segunda que impida saltar de una a otra, ya que es obligatorio pisar el suelo –algo que Marc Márquez no hacía–. Para salir, un mecánico espera con una piruleta y se encarga de comprobar que no se acerca ningún contrario por el carril de boxes antes de autorizar la vuelta a la pista.

En este tipo de carreras, es muy importante elegir el momento exacto para entrar a cambiar de moto. "Los pilotos están contentos con esto y ellos pueden elegir su estrategia según la cantidad de lluvia, si quieren seguir algunas vueltas y coger ventaja o entrar antes. Antes había el límite de lo que podías cambiar, los neumáticos, esto o aquello. Ahora es más simple", indica Webb.

El procedimiento flag to flag solo es aplicable a la categoría de MotoGP, ya que son los únicos que cuentan con dos motos desde que se decidió tener solo una en Moto2 y Moto3 para ahorrar costes. En las categorías pequeñas, en caso de lluvia, se sigue el sistema antiguo de mostrar bandera roja, darla por finalizada si se han cumplido los dos tercios de las vueltas o reanudarla con las que falta si no es así

Por último, como curiosidad, señalar también que MotoGP ha tirado del procedimiento flag to flag en dos ocasiones en seco, Australia 2013 y Argentina 2016. En ambas carreras hubo problemas con la duración de los neumáticos y los pilotos tuvieron que entrar a coger la segunda moto con configuración de seco a la mitad de las vueltas.

Más de MotoGP:

compartidos
comentarios
Resumen: la carrera de MotoGP del GP de San Marino

Artículo Anterior

Resumen: la carrera de MotoGP del GP de San Marino

Siguiente artículo

Bagnaia gana otro pulso, a Quartararo y en Misano

Bagnaia gana otro pulso, a Quartararo y en Misano