"No es agresividad, ¡es espectáculo!", la columna de Randy Mamola

El legendario piloto de 500cc vuelve a su cita con los lectores de Motorsport.com para hablar de la polémica del fin de semana entre Lorenzo y Rossi.

San Marino nos volvió a deparar una carrera de esas que seguramente no se olvidará con facilidad. Este fin de semana tuvo de todo, desde la alegría de Dani Pedrosa por haber encontrado la forma de renacer y además hacerlo a lo grande, hasta el drama de Andrea Iannone, que no pudo despedirse de Italia como corredor de Ducati, y pasando por la escenificación de la tensión que se respira en Yamaha.

El pique que sus dos pilotos mantuvieron el domingo en la sala de conferencias, es la mejor prueba de ello. En este sentido, déjenme que les diga que, en mi opinión, Valentino Rossi y Jorge Lorenzo se enzarzaron en una discusión cuyo principal trasfondo no era la agresividad con la que el primero adelantó al segundo en los primeros compases de la carrera. Lo que les separa es mucho más, es todo lo que arrastran de estos últimos años compartiendo un box y compitiendo por demostrar quién es el más rápido y, por consiguiente, debe ser considerado número uno de la escudería.

El adelantamiento de Rossi a Lorenzo fue todo lo agresivo que requiere llevar a cabo una maniobra para superar a un rival de primer nivel en la coyuntura del actual Mundial de MotoGP

Pero como ellos utilizaron esa maniobra de la segunda vuelta para seguir con su particular pulso, les diré lo que pienso yo sobre eso: el adelantamiento de Rossi a Lorenzo fue todo lo agresivo que requiere llevar a cabo una maniobra para superar a un rival de primer nivel en la coyuntura del actual Mundial de MotoGP. Ni más, ni menos. Detalles como el de ayer dejan al descubierto algunas vulnerabilidades de Jorge, quien, para mí, sigue siendo el más rápido de los dos. Puede que él considere que el adelantamiento fue un punto demasiado agresivo, pero entonces también lo fue el que Dani le hizo a este para ponerse en cabeza.

Lorenzo argumenta que en esa acción, si no hubiera levantado la moto para dejarle hueco al #46, se habría caído. O mejor dicho, que Rossi le habría tirado. Puede que tenga razón, pero levantar la moto no es más que un acto reflejo de alguien que ve que llega otro, que en la mayoría de los casos va más rápido, y que por eso puede atacar. Tengamos en cuenta que en esta disciplina se pelea por la posición, y evidentemente nadie se apartará y le facilitará el paso al piloto que llegue y pretende hacerse con ella.

Un adelantamiento deja de ser legal cuando quien lo realiza emplea como freno a quien lo recibe, para no salirse fuera.

Adelantamientos como este último se producen muchos, y más de un tiempo a esta parte. En mi época, con el material que teníamos entre manos y piernas, las diferencias eran bastante mayores, y eso hacía que los cambios de posición fueran, por así decirlo, algo menos contundentes. Sin embargo, los márgenes entre los más rápidos son actualmente en muchos casos de una sola décima gracias al avance de la tecnología, que ha apretado mucho las cosas. Y a partir de aquí, cuando dos se cruzan en la pista, el diferencial entre ellos es minúsculo, de modo que deben dudar lo mínimo si quieren pasarse el uno al otro.

Y que quede bien claro que eso no significa llevar a cabo estupideces sin tener en cuenta a los demás. En Argentina, por ejemplo, Iannone cometió un error gravísimo y se llevó por delante a Dovizioso, y por ello recibió un castigo que yo creo que es justo. Lo mismo le ocurrió con Lorenzo en Barcelona, y también fue sancionado. Un adelantamiento deja de ser legal cuando, por poner una casuística,  quien lo realiza emplea como freno a quien lo recibe, para no salirse fuera, pero eso no es lo que vimos en San Marino.

No sé qué pensarán ustedes, pero desde mi punto de vista, donde algunos ven un exceso de agresividad yo veo un gran espectáculo. Y si mis previsiones no me engañan,  prepárense para lo que viene.  

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Evento GP de San Marino
Pista Misano
Pilotos Valentino Rossi , Jorge Lorenzo
Equipos Yamaha Factory Racing
Tipo de artículo Artículo especial