Márquez: "Espero que esta sea la reaparición definitiva, es mi último cartucho"

Marc Márquez se mostró tajante este jueves en MotorLand al asegurar que la reaparición de este fin de semana es su "último cartucho" tras más de dos años de lesión en el brazo derecho.

Márquez: "Espero que esta sea la reaparición definitiva, es mi último cartucho"
Cargar el reproductor de audio

Marc Márquez entró por cuarta vez en el quirófano para operarse el brazo derecho, lesionado en julio de 2020, el pasado 2 de junio y solo tres meses después se montó en una moto de calle antes de subirse a la MotoGP en el test de Misano, la pasada semana. Diez días después, todo a velocidad de vértigo, el de Honda volverá a competir este viernes en el Gran Premio de Aragón, su cuarta reaparición desde el accidente de Jerez y, en palabras del piloto "espero que la definitiva, es mi último cartucho".

El de Honda o pinto como si fuera ahora o nunca, que esta iba a ser la definitiva.

"Esperemos que sí, la última (reaparición) para mí también era la definitiva, pero luego se complicaron las cosas. Esta parece que, desde un inicio de la operación, todo ha ido bien encarrilado con una evolución favorable. Pero ahora puede haber complicaciones encima de la moto, no del hueso, pero quizá de los músculos, algo que nos obliga a parar. Quiero ir en moto para recuperarme, pero también para preparar el proyecto Honda 2023".

Marc ha querido dejar claro, en todo momento, que cada paso se ha dado de acuerdo con los médicos que le tratan.

"La recomendación de los médicos ha sido: 'ves, pero tómatelo con calma', pero claro esto es un fin de semana de carreras. Ellos ven una buena opción que esté encima de la moto, pero combinando con el gimnasio para trabajar todos los músculos, para ir activándolos poco a poco".

Las expectativas y la ilusión entre la gente que genera el regreso de Marc son colosales.

"Entiendo que la gente esté ilusionada por mi regreso, pero el que más lo está soy yo, y espero que sea la definitiva porque al final es casi el último cartucho para este brazo. Lo afronto con mucha ilusión, ya la tenía cuando tomé la decisión de operarme (a finales de mayo). Yo ya he ganado, he ganado comodidad en la vida normal, en el día, a día, ahora lo que tengo que ver es si también gano en la vida profesional, encima de la moto, ahí es donde debemos seguir trabajando, aún queda. Pero aún falta mucho para conseguir resultados, por mí y porque Honda está en un momento difícil. Debemos trabajar juntos para salir de esta los dos", explicó Márquez este jueves en MotorLand.

Por si te lo perdiste:

Son tan altas las expectativas en torno a la reaparición de Márquez que, conociendo al personaje, ya nadie descarta que le veamos en el podio.

"No, no, no, las expectativas, que ya he escuchado alguna por ahí, son demasiado altas, no son las mías ni las reales. Mi condición física no es la ideal, estoy aquí pero para seguir recuperando, así lo creen los doctores y Honda, analizamos todo y pensamos que este era un circuito idóneo para seguir con el proceso de recuperación. Estoy aquí para competir, pero no en modo ataque", aseguró.

"La intención es que si vuelvo a competir es para hacerlo el resto del año, y si estoy aquí es para hacer todas las carreras que quedan. Lo que sí tenía claro es que, si no llegaba para Aragón, la siguiente opción era Tailandia o Malasia, una porque Motegi exige mucho al brazo y el otro, Phillip Island, no me apetecía ir después de tanto tiempo parado, allí debes llegar rodado. Ahora viene un triplete (Aragón, Japón y Tailandia) y vamos a ver cómo me las apaño. Estoy aquí con la intención de acabar el fin de semana y la carrera completa, y lo más adelante posible, como es lógico, pero sin volverse loco".

Otro de las especulaciones que se han puesto encima de la mesa estos días es que Márquez se convierta en juez de la lucha por el título en estas últimas carreras.

"Estoy lejos para eso, creo que ellos están en el momento álgido, cuando luchas por el campeonato sacas más de lo que tienen, pilotas muy bien, y yo ahora no estoy para eso, veremos si en las dos o tres últimas podemos estar más cerca, pero ahora mismo estoy lejos", dijo.

El catalán, antes las seis últimas carreras de la temporada, no se marca ningún objetivo deportivo.

"No me exijo nada, y sobre todo quiero agradecer a Honda que no me exige nada ni espera nada. Lo que sí espero es tener una buena evolución del brazo, que cada vez no tenga que pensar tanto en el brazo y más en pilotar. Con Honda seguiremos trabajando, tenemos que tener, conjuntamente, una evolución constante porque el objetivo principal es preparar el 2023".

Uno de esos avances de Honda es haberse abierto a cosas nuevas, como un nuevo basculante encargado a una empresa externa, Kalex, que Marc probó en Misano y montará este fin de semana para reconfirmar que funciona en un circuito diferente. "Está listo y a disposición, el viernes no creo que lo monte, porque es demasiado pronto para mí, veremos el resto del fin de semana", zanjó el de Cervera.

compartidos
comentarios

Quartararo montará el nuevo chasis en los entrenos libres de Aragón

Pecco Bagnaia, impresionado con la F1: "Hay más exclusividad"