“Los abucheos me dan absolutamente igual”

Carmelo Ezpeleta, Consejero Delegado de Dorna y máximo responsable del mundial de MotoGP, comparte sus impresiones sobre la actualidad del campeonato con los lectores de Motorsport.com en una entrevista exclusiva.

Carmelo Ezpeleta (Barcelona, 1946) habla rápido, alto y claro, y en esta charla de más de media hora con Motorsport.com, el CEO de Dorna no rehúye ninguna de las preguntas por incómodas que sean. El ejecutivo catalán maneja la que seguramente es la disciplina vinculada al motorsport que más ha crecido en términos de popularidad en los últimos años. A finales del curso pasado, el Mundial de MotoGP fue el centro del mundo durante unas semanas, las que duró el conflicto entre Valentino Rossi y Marc Márquez, un episodio que si pudiera, Ezpeleta borraría.

Pregunta. ¿Diría usted que MotoGP atraviesa el mejor momento de su historia?

Respuesta. Hasta ahora creo que sí, pero espero que lleguen tiempos mejores todavía. Todas las iniciativas que hemos llevado a cabo para conseguir que el campeonato fuera divertido, competido y sostenible al mismo tiempo surten efecto. El año que viene, con la entrada de KTM y la implementación del nuevo sistema comercial todavía iremos a más.

P. ¿En qué medida ese éxito se debe a la gestión y en qué medida a lo que ocurre en la pista?

R. Lo que pasa en la pista es lo más importante. El éxito se debe al trabajo hecho desde hace mucho tiempo. Ahora precisamente se cumplen 25 años de la unión entre Dorna, FIM, MSMA e IRTA. Es la celebración de una forma de trabajar. Cuando nosotros llegamos las partes se peleaban entre ellas, era otro mundo. El IRTA estaba reñido con la FIM y a nosotros no nos terminaban de creer. Entonces intentamos convencer a todo el mundo del método a implementar. Es más fácil tener éxito si logras consenso.

A partir de 2017 cada fabricante que ceda sus motos por 2,2 millones, recibirá otros dos de bonificación

P. En esa voluntad de hacer el Mundial más sostenible, ¿qué medidas se están aplicando al margen de las que ya han entrado en vigor como la centralita única?

R. Se ha establecido un nuevo sistema comercial. A partir de 2017, cada fabricante que ponga sus motos a disponibilidad de otros equipos a un precio máximo de 2,2 millones de euros, recibirá una bonificación de dos millones. Y a los equipos cliente les daremos otros dos millones para que prácticamente puedan pagar entero el coste de ese leasing.

P. ¿Estados Unidos es la cuenta pendiente de MotoGP?

R. Nuestro hándicap en ese sentido es que el campeonato se desarrolla generalmente en mal horario para EEUU. Si no tuvimos carrera desde 1995 y hasta que 10 años después volvimos a Laguna Seca fue porque no había ninguna pista homologable. Allí nos fue muy bien y eso hizo que después aterrizáramos en Indianápolis y Austin. Lo que ocurre es que EEUU es un país, no una unión de países. Los fabricantes tienen un representante por país, y el primer año se volcaron en Laguna Seca, que fue un evento increíble a nivel de impacto. Pero cuando llegó Indianápolis dividieron su presupuesto, y eso hizo que la prueba fuera menos sostenible. Por todo eso creemos que es mejor consolidar un único gran premio, poner todos nuestros esfuerzos en Austin, a tener tres.

"Al final, de lo que se trata es de que tu producto sea popular y que los tíos que corran aquí sean muy buenos"

P. ¿Y qué les dice a quienes critican el Mundial porque lo ven como un campeonato entre españoles e italianos?

R. Hay que tener un poco de memoria. Yo me lo apunto todo, y llevo anotando en mi libreta quién ha ganado qué desde que llegamos (1992). Hay 20 italianos, tres alemanes, siete australianos, cuatro franceses, un suizo, un húngaro, cuatro americanos, siete japoneses, 22 españoles, dos de San Marino y uno de Gran Bretaña. Durante los 15 años anteriores a nuestra entrada sólo ganaban americanos y australianos. Todo eso son ciclos que van rotando y nada es por casualidad. ¿Por qué había americanos? Primero, porque el primer mercado de la industria de motos japonesa era el americano y a las marcas les interesaba tener pilotos de ese país. Al final, de lo que se trata es de que tu producto sea popular y que los tíos que corran aquí sean muy buenos. No hay nadie en el mundo que crea que es mejor piloto que Márquez, Lorenzo, Rossi o Pedrosa. ¿Esos de dónde son? Pues de donde son. ¿El atletismo es global o no es global? ¿Por qué ganan jamaicanos? ¿Es que en Jamaica comen otro yogurt? Pues no. Lo que ocurre es que allí hay un tipo que enseña a correr. Y resulta que en un país tan pequeño la gente tiene el sueño de ser atleta como Bolt.

Respecto a Rossi, "ahora está encima de la moto pero creo que después seguirá metido en esto"

P. ¿Que Rossi vaya a seguir corriendo dos años más es la mejor noticia que podía recibir?

R. Hombre, puede que la mejor no porque eso significaría que el día que lo deje tendríamos un problema. Valentino es un piloto fantástico. Ni simpático, ni mediático, ni nada. Lo más importante es que es rapidísimo. Y luego, a partir de eso, además es un tipo a quien le gusta mucho estar aquí y a nosotros que esté. Que con 37 años renueve por dos años más significa que se ve en condiciones de ser competitivo. Ahora está encima de la moto pero creo que después seguirá metido en esto, con la VR46 Riders Academy. Es una buena noticia que siga corriendo, pero nosotros tenemos que pensar en que esto debe seguir cuando ya no lo haga, al margen de si permanece como equipo o como lo que sea. El nombre propio más popular de la historia de la Fórmula 1 es el de Ferrari, un señor que nunca corrió.

"Yo necesito algo más que un Ferrari para llevar adelante el campeonato"

P. Ecclestone considera que con Ferrari y el Gran Premio de Mónaco tiene suficiente para montar un Mundial. 

R. Bernie es muy listo; yo necesito algo más que un Ferrari para llevar hacia delante un campeonato.

P. ¿Y no le da un poco de vértigo pensar cómo reaccionará el público cuando no esté el #46?

R. No puedo pensar en eso, yo tengo que preocuparme de hacerlo lo mejor posible.  Él puede quedarse todo el tiempo que quiera sabiendo que nadie es eterno. Mientras esté aquí, pues perfecto. El día que no esté tendremos que buscar otros elementos y hacer que cuajen. Hay cosas que se pueden hacer con Valentino independientemente de si corre o de si ya se ha retirado. ¿Por qué la gente no puede seguir apoyándole cuando lo deje? Ferrari no corrió casi nunca y el color rojo y el Cavallino Rampante son los dos símbolos más importantes de la F-1.

El 'SepangClash' "no nos ayudó, al menos no como me habría gustado"

P. ¿Que ni Rossi ni Márquez terminaran contentos de cómo se gestionó el final del pasado campeonato indica que las cosas se hicieron bien?

R. No creo que a MotoGP le fuera bien lo que sucedió. En aquella situación y tal como estaban las cosas, los niveles de popularidad hubieran sido los mismos. Puede que no en según qué foros, pero en aquellos que nos siguen de forma habitual, no habría cambiado nada. Aquello no nos ayudó, al menos no como me habría gustado.

P. Pero no me negará que aquella onda expansiva atrajo muchas miradas.

R. Puedo equivocarme, pero mi opinión es que aquello no nos benefició en absoluto. Si hubiera podido impedirlo lo hubiera hecho. Todo el mundo vio lo que pasó, debemos sacar conclusiones y a partir de ahí trabajar. No creo que necesitáramos ese tipo de publicidad a pesar de que durante unos días fuimos el centro del mundo. Esos boom suben y bajan como la espuma.

"Hubo gente que pensó que penalizamos injustamente a Rossi y otros que justamente lo contrario"

P. ¿Y qué opina de las consecuencias de todo aquello? De los abucheos, por ejemplo.

R. Los abucheos me dan absolutamente igual. No hay que confundir regir un campeonato con pretender dirigir la opinión del público. Eso es una expresión espontánea de unos señores, unos a favor y otros en contra, y tienen todo el derecho y libertad del mundo para hacerlo siempre que no rebasen ciertos límites. Yo no puedo pretender que un señor se olvide de algo que para él fue importante porque se sintió agravado o perjudicado. Él y sus partidarios toman decisiones y yo no puedo hacer nada para hacerles cambiar de opinión. Lo que no quiero es que se traspasen ciertos límites, o que las cosas se trasladen a la pista. A partir de ahí, si silban, pues mala suerte. Pitan a Messi en el Bernabéu y a Cristiano en el Camp Nou y se lo comen.

P. ¿Quiere decir que los pilotos tienen la piel muy fina?

R. La popularidad tiene cosas buenas y cosas malas. Cuando pasó lo de Valentino a mi me insultaban desde los dos bandos y lo tuve que aceptar. Primero porque hay gente que piensa que nosotros nos posicionamos, y eso sí me preocupa. Entonces decidimos dejar de formar parte del órgano que impone las sanciones. Hubo gente que pensó que penalizamos injustamente a Rossi y otros que justamente lo contrario. Por eso nos apartamos, para que nadie pueda acusarnos de nada. Los hay que creen que soy muy amigo de Valentino y que por eso le beneficiamos, y también los que piensan que fueron los españoles los que sacaron partido por cuestiones de nacionalidad. No tengo más remedio que aguantarlo porque no puedo controlarlo y porque siempre ha pasado. Hace 30 años los pilotos ya se odiaban.

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Tipo de artículo Entrevista
Etiquetas , carmelo ezpeleta, dorna, ezpeleta