KTM lleva a cabo su “mejor test”, según De Puniet

La marca austríaca sigue el desarrollo de la RC16, el prototipo que la temporada que viene pilotarán Pol Espargaró y Bradley Smith.

KTM sigue dando pasos en el desarrollo de su RC16, el prototipo que la temporada que viene pilotarán Pol Espargaró y Bradley Smith, y que ya verá la luz en la última prueba de esta temporada, en Valencia.

Después de los entrenamientos llevados a cabo hace unos días en Brno (República Checa), la fábrica austríaca se desplazó a finales de esta semana a Jerez, donde Mika Kallio y Randy de Puniet llevaron a cabo dos jornadas de test, el jueves y el viernes, en unas condiciones inmejorables, con sol y temperaturas que en según qué momentos llegaron a rozar los 50 grados en el asfalto.

La marca de Mattighofen ya había rodó en el circuito andaluz en febrero, pero la lluvia impidió sacar conclusiones relevantes de aquellas pruebas. Esta vez, la escudería puso dos motos en pista y salió muy satisfecha del trabajo realizado, a la espera ahora de seguir con la evolución de la moto, en Italia, dentro de dos semanas.  

“El equipo ha hecho un muy buen trabajo y la moto ha mejorado muchísimo, sobre todo en la parte del chasis, el motor y la electrónica. Desde mi punto de vista, este ha sido el mejor test que hemos hecho hasta ahora”, aseguraba De Puniet.

“Hacía ya algún tiempo que Randy no se subía a la moto, y para nosotros ha sido muy importante que él notara las mejoras. Eso constata que con Mika tenemos un gran probador. Debido al calor, es como si hubiéramos rodado en Malasia, y eso es muy positivo”, convino Mike Leitner, el vicepresidente de la división de carreras de la compañía.

   

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Pilotos Randy de Puniet , Mika Kallio
Tipo de artículo Noticias de última hora