Ramón Forcada, a través de la mirada de cuatro campeones del mundo

Cuatro excepcionales pilotos y campeones del mundo que trabajaron con Ramón Forcada como jefe técnico, Jorge Lorenzo, Maverick Viñales, Franco Morbidelli y Carlos Checa, explican qué supuso para ellos y para el paddock de MotoGP el técnico de Moià.

Ramón Forcada, a través de la mirada de cuatro campeones del mundo
Cargar el reproductor de audio

Aunque aparentemente fue uno más, para los que llevan muchos años en el paddock de MotoGP en el Gran Premio de Aragón se dejó sentir la ausencia de una de las personas más queridas, admiradas y respetadas de los circuitos, el técnico Ramón Forcada, que, tras más de tres décadas sin perderse un fin de semana de carrera, no estuvo en Motorland.

Con el anuncio de la retirada antes de acabar la temporada de Andrea Dovizioso, llegó también el final, al menos de momento, para el técnico español, que a sus 65 años medita entre jubilarse definitivamente o aceptar alguna de las ofertas que le están llegando para seguir en 2023.

"Tendría que ser algo muy interesante, algo nuevo y que me motivara", aseguró Ramón a quien esto escribe en Misano cuando se le preguntó por si iba a seguir en activo.

Siga o no en el paddock, el de San Marino fue, definitivamente, su último gran premio al máximo nivel, como ingeniero de pista de un piloto top clas, uno más de los muchos que han pasado por sus manos.

Forcada, que debutó en 1989 junto a Alex Crivillé en el Mundial de 125cc, ha trabajado con muchos y muy buenos corredores durante estos más de treinta años, pilotos de la talla de John Kocinski, Alex Barros, Carlos Checa, Casey Stoner o Jorge Lorenzo, con el que estuvo entre 2008 y 2016, en Yamaha, logrando tres coronas de MotoGP además de 44 victorias de gran premio en la clase reina. En la última etapa de su carrera, Forcada estuvo en los boxes de Maverick Viñales, Franco Morbidelli antes de acabar con el citado Dovizioso.

Jorge Lorenzo, Yamaha Factory Racing y Ramón Forcada

Jorge Lorenzo, Yamaha Factory Racing y Ramón Forcada

Photo by: Gold and Goose / Motorsport Images

Más allá de su palmarés, motorsport.com habló con alguno de los campeones del mundo que ha trabajado, durante todo este tiempo, con el técnico de Moià, a fin de entender cómo es y qué significó en sus respectivas carreras.

"Ramón, para mí, es una persona muy inteligente, con mucho carácter y personalidad, a nivel de suspensiones, en mi opinión, era el mejor", introduce Jorge Lorenzo cuando le piden que hable de Forcada.

"Luego, era alguien que tenía muchos recursos, al atesorar tanta experiencia e inteligencia, siempre encontraba una solución para todo. A veces incluso demasiado, recuerdo que en alguna ocasión le comentaba algún problema y trataba de cambiar la moto, y en algunos momentos de mi carrera tuvimos que sentarnos y parar un poco esa dinámica", recuerda el tres veces campeón de MotoGP.

"Pero en general, y sobre todo a nivel de suspensiones, era un crack, uno de los mejores técnicos españoles de la historia", califica el mallorquín, que le tuvo nueve años de ingeniero de pista en Yamaha.

Otro campeón del mundo, en este caso de Moto2, que pasó por las manos de Forcada es el italiano Franco Morbidelli, que junto al catalán, en 2020, logró el subcampeonato de MotoGP con una Yamaha descatalogada.

"Ramón, en mi opinión, ha sido el mejor jefe técnico de la historia, un personaje muy importante para este paddock, que puede enseñar muchísimo a muchísima gente", se muestra contundente Morbidelli.

"La verdad es que me sabe muy mal la posibilidad de no volver a verle por aquí. Además de ser un gran técnico, es una excelente persona con la que siempre me he encontrado muy bien trabajando. Si no lo veo más por el paddock será algo que no me guste en absoluto", añade.

Forcada, Franco Morbidelli, Petronas Yamaha SRT

Forcada, Franco Morbidelli, Petronas Yamaha SRT

Photo by: Gold and Goose / Motorsport Images

Por decisión de Yamaha, cuando Morbielli pasó del equipo satélite al oficial, el año pasado, el camino de ambos se separó. Desde entonces el italiano no ha levantado cabeza, algo que, sin embargo, no le ha llevado a tratar de recuperarle.

"No, la historia con Ramón ya acabó. Fue muy bonita, pero ya terminó", señala.

Maverick Viñales llegó a Yamaha en 2017 para reemplazar a Lorenzo, heredando gran parte de su equipo técnico. El ahora piloto de Aprilia, campeón de Moto3 en 2013, ganó la carrera de su debut, en Qatar, con la M1, la segunda y la quinta, liderando el Mundial. Sin embargo, las cosas se torcieron para Mack y Ramón, y aunque lograron el tercer puesto del campeonato en 2018, acabaron separados y con Forcada en el equipo satélite Petronas, ahora RNF.

"Estuve hablando con él en Misano y, personalmente, creo y espero que no se va a ir todavía, que el año próximo le van a ofrecer algo bonito seguro, para que siga trabajando aquí. Para mi, Ramón es uno de los tres mejores técnicos de este paddock", asegura Viñales.

"El tiempo que estuve con Ramón aprendí mucho, sobre todo de la puesta a punto, me explicaba muy bien los detalles de la moto, me hizo entender cómo funcionaba la Yamaha. Creo que Ramón puede ser muy importante para alguien que empiece, un joven piloto con proyección", recomienda.

"Había tres o cuatro circuitos en los que Ramón era capaz de hace algo con el setting que la moto era espectacular, no sé qué tenía para era increíble. En Le Mans, recuerdo que me decía que no me preocupara, que él se encargaba de los ajustes y íbamos como un avión. Sabe mucho Ramón, tiene mucha experiencia", reconoce el español, que, pese a que profesionalmente no acabó bien la relación con Forcada, "personalmente siempre hemos tenido una buena relación".

Maverick Viñales, Yamaha Factory Racing, Ramon Forcada, Yamaha Factory Racing

Maverick Viñales, Yamaha Factory Racing, Ramon Forcada, Yamaha Factory Racing

Photo by: Gold and Goose / Motorsport Images

Otro campeón del mundo, en este caso de SBK, el español Carlos Checa, coincidió con Forcada en 1995, y curiosamente terminó su carrera, de nuevo con él, en LCR, justo en 2007, el año que sustituyó a Casey Stoner en el equipo satélite de Honda, y la temporada antes de que Dani Amatriain le fichara para estar con Lorenzo en Yamaha.

"Con Ramón he mantenido una relación muy especial, cuando empecé en el Mundial, en 1994, ya le conocía y el año siguiente, cuando pasé al equipo de Sito Pons en 250cc ya estuve con él. La relación laborar se mantuvo cuando pasé a 500cc dos temporadas más, y lo bueno es que en mi último año en MotoGP (2007), con Lucio Cecchinello, volví a estar con él, precisamente lo que me hizo aceptar la oferta fue que estaba Ramón y había un muy buen grupo de mecánicos, a los que conocía", explica Checa su relación con Forcada.

"Cuando empezó, Ramón era muy cerrado técnicamente, pero super evolucionar y trabajar mucho. El último año ya vi a un técnico que sabía perfectamente cohesionarse con el piloto. Ramón supo, muy bien, canalizar las emociones y las sensaciones de los pilotos para interpretarlas y aplicarlas al apartado técnico. Y eso es clave para un ingeniero, ya que este es un deporte muy tecnológico, pero también muy emocional, y ser capaz de fusionar ambas vertientes es lo que convierte a Ramón en alguien especial", describe el de Sant Fruitós.

"Una de las mejores características de Ramón es haber sabido entender al piloto, motivarlo, llevarlo y, siempre, manteniéndose estricto y rígido en el método, sin hacer cambios para contentar al piloto. Ha sabido siempre mantener la línea de trabajo y eso le ha convertido en un técnico con mucho éxito".

"A Ramón lo echaremos mucho de menos en el paddock. Es una persona con la que se puede hablar de todo y de cualquier época a nivel técnico, con un enorme conocimiento. Forcada, sin duda, es uno de los grandes sabios de este mundo del motociclismo", cataloga el ahora comentarista de televisión.

Carlos Checa junto a Ramón Forcada en el box de LCR en 2007

Carlos Checa junto a Ramón Forcada en el box de LCR en 2007

Photo by: Team LCR

compartidos
comentarios
El Mundial de MotoGP prepara su desembarco en la India
Artículo Anterior

El Mundial de MotoGP prepara su desembarco en la India

Siguiente artículo

Gresini se lleva al ingeniero de pista de Mir para MotoGP 2023

Gresini se lleva al ingeniero de pista de Mir para MotoGP 2023