MotoGP
17 jul.
-
19 jul.
FP1 en
7 días
R
GP de Andalucía
24 jul.
-
26 jul.
Próximo evento en
14 días
R
GP de República Checa
06 ago.
-
09 ago.
Próximo evento en
27 días
R
GP de Austria
13 ago.
-
16 ago.
Próximo evento en
34 días
R
GP de Estiria
21 ago.
-
23 ago.
Próximo evento en
42 días
R
GP de San Marino
10 sept.
-
13 sept.
Próximo evento en
62 días
R
GP Emilia Romagna
18 sept.
-
20 sept.
Próximo evento en
70 días
25 sept.
-
27 sept.
Próximo evento en
77 días
09 oct.
-
11 oct.
Próximo evento en
91 días
R
GP de Aragón
16 oct.
-
18 oct.
Próximo evento en
98 días
R
GP de Teruel
23 oct.
-
25 oct.
Próximo evento en
105 días
R
GP de Europa
06 nov.
-
08 nov.
Próximo evento en
119 días
R
GP de Valencia
13 nov.
-
15 nov.
Próximo evento en
126 días

El Gran Premio que cambió la seguridad en MotoGP

compartidos
comentarios
El Gran Premio que cambió la seguridad en MotoGP
7 may. 2020 16:35

La segunda entrega de episodios del archivo Duke de Motorsport.tv, revive el esperpéntico Gran Premio de Estados Unidos de 1989 que demuestra cómo ha evolucionado la seguridad en MotoGP.

El Gran Premio de Estados Unidos de 1989 no es la carrera más importante de la historia, pero viéndolo de nuevo se observa cómo era el mundial de MotoGP. La cita estadounidense era la tercera de una temporada que ya se perfilaba emocionante. El vigente campeón, Eddie Lawson, se había ido de Yamaha a Honda en busca de su cuarta corona de 500cc, un movimiento que se veía como un paso en falso para los espectadores.

La rebelde NSR 500 estaba causando problemas a sus pilotos y las primeras carreras de Lawson estuvieron plagadas de altibajos. Al podio en el arranque de la temporada en Japón le siguió un quinto lugar en Australia, mientras que su compañero y campeón de 1987, Wayne Gardner, subió al podio en Phillip Island.

Las dos segundas posiciones cosechadas por Wayne Rainey en los dos primeros grandes premios le dieron al piloto del Roberts Yamaha una ventaja en el campeonato de un punto antes de su carrera de casa en Laguna Seca.

Wayne Rainey

Wayne Rainey

El circuito californiano se unió al calendario un año antes y recibió multitud de críticas por sus instalaciones. Pocos cambios se realizaron, apenas un reasfaltado, y no había boxes. Los equipos se vieron obligados a trabajar en carpas como si estuvieran compitiendo en un campeonato local y no en uno de los mundiales más prestigiosos de motociclismo.

El fin de semana iba a convertirse en un esperpento y todo arrancó en la cita previa. Una huelga de los controladores aéreos en Australia provocó que el material del paddock solo llegara a Laguna Seca tres días antes de empezar los libres.

A medida que los entrenamientos avanzaban, las quejas sobre la seguridad crecieron en el paddock. Laguna Seca es un circuito peligroso incluso hoy en día, pero en 1989 las balas de paja delante de los muros de cemento no inspiraban ninguna confianza.

Rainey sorprendió a muchos consiguiendo la pole con su Yamaha patrocinada por Lucky Strike. Las 40 vueltas de la carrera no hacían mucha gracia ni a los corredores ni a los equipos. El elevado consumo de gasolina generaba serias dudas incluso de llegar a la meta. De hecho, Rainey y su compañero de equipo Kevin Magee no querían dar la vuelta de calentamiento por su preocupación de quedarse sin combustible.

Kevin Magee

Kevin Magee

De hecho, Magee perdió la tercera plaza en favor de plaza Lawson en la última vuelta por un problema de gasolina.

Tras cruzar la meta, Magee se puso a quemar rueda con su YZ500. Bubba Shobert no le vio y lo embistió. El campeón del AMA Superbike, en su tercera carrera en 500cc, yació inmóvil en la pista mientras Lawson le atendía. Shobert estuvo en coma un mes, y aunque se recuperó de sus heridas, nunca volvió a correr. Magee también se lesionó y se tuvo que perder los siguientes grandes premios en España e Italia.

Bubba Shobert

Bubba Shobert

Rainey salió disparado desde la pole y no tuvo ninguna amenaza hasta la bandera a cuadros, consiguiendo su primera victoria de la temporada y aumentando la ventaja en el campeonato hasta los 13 puntos. Kevin Schwantz, con la Suzuki con los colores de Pepsi, compensó su accidente en Australia con un segundo lugar, mientras que Lawson salvó un tercer puesto. Gracias a minimizar daños en esas primeras rondas, Lawson consiguió su cuarto y último título de 500cc.

Gardner tuvo un accidentado fin de semana. Al probar los frenos de carbono se chocó contra su compañero Mick Doohan en los entrenamientos. En carrera no los utilizó, pero se quedó fuera de la lucha por el podio al inicio.

La temporada de Gardner se torció cuando tuvo una fuerte caída y se rompió una pierna en la curva 5. Una ambulancia entró a la pista con la carrera aún disputándose, sin que se mostraran banderas amarillas. Las imagen de las motos pasando a 300 km/h junto al vehículo que irónicamente estaba allí para su propio seguridad dejó una sensación de malestar, sobre todo por el hecho que demuestra el desprecio que los organizadores del Gran Premio tenían hacia los pilotos entonces.

El personal médico del circuito contaba con tan poco material que la pierna de Gardner se entablilló con cartón porque no había una férula. 

En los últimos 30 años, el horrible fin de semana de 1989 en Laguna Seca ha pasado a ser historia frente a los avances en seguridad de los pilotos y los circuitos, así como de los organizadores de los grandes premios.

Te gustará:

En 1998, cuando el circuito de Buenos Aires no logró realizar las mejoras de pista solicitadas por los promotores de MotoGP, Dorna Sports, el evento fue eliminado del calendario solo unas semanas antes.

Dorna llevó a cabo cambios en el Circuit de Catalunya el mismo fin de semana de la trágica muerte de Luis Salom en 2016. La seguridad del piloto se antepuso al espectáculo en Silverstone en 2018, cuando la pista incapaz de drenar el agua obligó a la cancelación del Gran Premio de Gran Bretaña, mientras que Silverstone se vio obligado a realizar otro costoso reasfaltado para albergar la carrera de 2019.

Ver carreras clásicas es una experiencia maravillosa. Es emocionante ver leyendas sobre motos icónicas empujando al límite. Pero ver una carrera como el Gran Premio de Estados Unidos de 1989 es un recuerdo que marca y, a menudo necesario, de lo afortunados que somos de que esos días hayan quedado atrás hace mucho tiempo.

↓ Mira aquí el Gran Premio de Estados Unidos de 1989 ↓ 

 

Siguiente artículo
Dorna propone al gobierno español correr en Jerez el 19 y 26 de julio

Artículo Anterior

Dorna propone al gobierno español correr en Jerez el 19 y 26 de julio

Siguiente artículo

MotoGP diseña un Mundial en cuarentena y con 16 carreras

MotoGP diseña un Mundial en cuarentena y con 16 carreras

Sobre este artículo

Campeonatos MotoGP
Evento GP EEUU 500