Suscribirse

Regístrate gratis

  • Accede rápidamente a tus artículos favoritos

  • Gestiona las alertas de noticias y pilotos favoritos

  • Haz que tu voz se escuche comentando los artículos

Motorsport Sin Anuncios

Descubre el contenido premium
Suscribirse

Edición

España
Entrevista
MotoGP GP de Australia

Márquez: "Si en 2024 no me divierto tendré que aceptar que mi papel ha cambiado"

Marc Márquez atendió en exclusiva a Motorsport.com en el transcurso del último Gran Premio de Australia. El español analiza su futuro cambio a Ducati.

Marc Márquez, Equipo Repsol Honda

Marc Márquez (Cervera, 1993) atiende a Motorsport.com en el transcurso del último Gran Premio de Australia. El último fue un fin de semana tan movido como lo han sido los últimos meses para el español, quien, tras muchas dudas, idas y venidas, finalmente dejará Honda cuando termine esta temporada, tras once años y seis títulos de MotoGP como buque insignia de la marca del ala dorada, para pasar a formar parte de la legión de Ducati; en su caso, del equipo Gresini.

Pregunta. ¿Cómo ha vivido estos últimos días ahora que ya tiene claro su futuro para 2024?

Respuesta. Me quité un peso de encima. Cuando uno tiene que tomar una decisión importante, hasta que no das el paso tienes dudas. Incluso después de haberla tomado, me sigo haciendo preguntas. Estas preguntas se irán resolviendo con el tiempo, cuando, por ejemplo, me suba a la Ducati por primera vez.

P. De tener que volver a pasar por todo el proceso, ¿haría algo de forma distinta?

R. No, para nada. De hecho, se alargó mucho porque en mi mente yo quería seguir con Honda, pero mi prioridad en ese momento era el aspecto deportivo. Ese ha sido siempre el motor de mi trayectoria, por encima del salario y de todo lo que se mueve aquí dentro.

P. Aquel miércoles por la mañana en el que llamó a Japón para comunicar que se iba, ¿qué reacción encontró al otro lado del teléfono?

R. Se lo esperaban. Honda en todo momento era consciente de que era una posibilidad. Eso es lo bueno de tener una relación de tanta confianza y que ha sido tan exitosa, que te permite hablar las cosas directamente en todo momento. No escondí nada y sabían las posibilidades que había encima de la mesa.

 

P. ¿Fue fácil ponerse de acuerdo con Honda?

R. Nuestra relación siempre fue sana y muy constructiva. Expusimos los dos puntos de vista y llegamos a la conclusión de que, por el bien del proyecto, en todos los sentidos, el paso que se dio era el correcto.

P. En los últimos días reconoció que, a diferencia de lo que pudiera parecer, no lo estaba pasando demasiado bien. ¿Ese mal rollo era por lo que sabía que iba a dejar en Honda?

R. Lo pasé mal porque fue una lucha entre la cabeza y el corazón. El corazón me llevaba a quedarme en Honda porque, por la educación que me han dado en casa, intento estar siempre agradecido a quien me ha ayudado y se ha portado bien conmigo. Dejaré aquí a mucha gente, a muchos patrocinadores que me han dado mucho. Pero luego lo piensas y está claro que un año que pasa en la carrera de cualquier atleta es un año que ya no recuperas. Un proyecto puede requerir tiempo, pero la trayectoria de un piloto dura lo que dura.

P. Llegará a Gresini con un solo miembro del equipo que le ha acompañado prácticamente desde siempre. ¿Hasta qué punto se marca como prioridad reencontrarse con ellos en 2025?

R. Si doy gas tendré más posibilidades de todo: de ir a un sitio u a otro; de llegar con ellos o sin. Si no tienes fuerza en la pista tampoco la tienes fuera. Sin velocidad no hay nada que hacer. El tiempo dirá qué pasa, pero he tenido la tranquilidad de que no solo son un grupo de trabajo, sino que son amigos. Puede que no estemos dentro del mismo box, pero sí podemos ir a cenar juntos. Ojalá que podamos volver a reunirnos en un futuro, no niego que eso me haría ilusión. Pero no depende solo de mi voluntad, sino de mi velocidad y de las opciones que se me presenten.

 

P. ¿Está preparado para que todo el circo alrededor de su futuro vuelva a ponerse en marcha en solo unos meses?

R. Quedándome en Honda o marchándome, iba a empezar igual en la primera o segunda carrera del curso que viene. Eso iba a llegar independientemente de mi decisión. Lo único que he buscado ha sido mi felicidad dentro de la pista. Soy un tío positivo, feliz, a quien la vida personal le va muy bien y que está muy contento. Pero falta esa ilusión en la pista. La motivación la tengo, porque me caigo, me levanto y vuelvo a subirme a la moto. A insistir nadie me ganará.

P. Qué ha cambiado más, ¿el Marc dominante de antes de lesionarse en Jerez, en 2020, o su moto?

R. Ha cambiado más la persona que la moto. Sobre todo, porque arrastro un periodo largo de muchas lesiones y de sufrimiento. Allí maduras mucho más. Y eso te hace priorizar otras cosas en la vida. Eso explica la decisión que he tomado con vistas al año que viene.

P. Ha reconocido que ese periodo de falta de resultados que arrastra le ha afectado a su autoconfianza. ¿Se ha preguntado en alguna ocasión qué sería capaz de hacer en estos momentos, con la Honda de 2017, 2018 o 2019?

R. Sí, claro que me lo he preguntado. Pero en aquel momento acababa de ganar tres títulos consecutivos, tenía la confianza por las nubes. Cuando tienes momentos malos, esa confianza tienes que ir reconstruyéndola, que es, precisamente, lo que intento en esta segunda parte de la temporada. A partir de Silverstone me puse en plan perfil bajo, aunque muchos no entendieran muy bien cómo estaba afrontando esas carreras. Era lo que necesitaba en ese momento. Luego, los resultados comenzaron a llegar, me emocioné demasiado, y las caídas volvieron a acumularse. Otra vez toca dar un paso atrás. El error de Mandalika viene de no saber aceptar que no estaba para jugármela.

 

P. Esta nueva forma de encarar los fines de semana, limitando los riesgos, ¿cree que ya le acompañará para siempre o es un enfoque temporal, como consecuencia de la complicidad su moto actual?

R. Es una cadena. Cuando vas rápido, ganas confianza, y entonces aún puedes ir más rápido. Y eso es lo que me pasó en Mandalika. Me caí en la cronometrada, que es cuando hay que apretar, cuando iba en mi vuelta rápida personal. Me volví a caer en la primera vuelta de la sprint, que también es cuando hay que forzar. Y en la carrera no me caí apretando, pero sí porque ya no tenía confianza.

P. Sobre el papel, el curso que viene dispondrá de una moto de este año. Dadas sus circunstancias, ¿eso es bueno o malo?

R. Por una parte, la responsabilidad es menor. Pero esa es una responsabilidad que siempre me gustó, y la he digerido muy bien. Siempre he aceptado ese rol de intentar liderar el proyecto. Hasta 2020 lo había hecho. Después me lesioné y estuve prácticamente dos años fuera, y cuando volví, en 2022, yo ya dije que esa moto había tomado una dirección totalmente contraria a mi estilo de conducción. ¿Que me podía adaptar? Si. El año que viene me limitaré a ser piloto de MotoGP y a ir lo más deprisa que pueda, que es lo que sé hacer. Después, evidentemente intentaré ponerme esa Ducati a mi gusto con las herramientas que tenga a mi alcance, y en eso creo que Gresini me ayudará mucho.

P. Según su hermano, Alex, si el año que viene no vuelve a divertirse se plantea retirarse.

R. El cambio que hago es para volver a divertirme. Si con ello no soy capaz de lograrlo, ya no es retirarme, sino que entenderé muchas cosas. Si eso ocurre tendré que aceptar que mi papel ha cambiado, pero retirarme no pasa por mi cabeza.

Te podría interesar:

Forma parte de la comunidad Motorsport

Únete a la conversación
Artículo Anterior Podcast MotoGP 'Por Orejas' – Martín 'devuelve' el Mundial a Bagnaia
Siguiente artículo Ciabatti desvela que Márquez "correrá gratis" en el equipo Gresini

Mejores comentarios

No hay comentarios todavía. ¿por qué no escribes uno?

Regístrate gratis

  • Accede rápidamente a tus artículos favoritos

  • Gestiona las alertas de noticias y pilotos favoritos

  • Haz que tu voz se escuche comentando los artículos

Motorsport Sin Anuncios

Descubre el contenido premium
Suscribirse

Edición

España