El secreto de Rossi está en el puño del gas

70,931 Vistas

La victoria de Valentino Rossi este pasado domingo en Jerez será recordada muchos años por ser la primera del italiano, tras 20 años en el mundial, ganada desde la pole y liderando todas las vueltas.

Jerez de la Frontera.- Pero también pesará en la memoria de los rivales de Rossi. Valentino ofreció en las 27 vueltas de carrera una verdadera exhibición de pilotaje, de sabiduría y de experiencia. No es fácil, desde la televisión ni a pié de pista, descubrir los secretos que guarda el pilotaje de Rossi, y lo que marcó la diferencia el domingo con respecto a Jorge Lorenzo y Marc Márquez.

Los dos españoles, de una generación mucho más joven que la de Valentino, son pilotos ‘nacidos’ en la época de la electrónica, de los cambios sin embrague, los mapas de potencia y el puño del gas ‘on/off’. La electrónica de las motos, el setting que se prepara para cada curva, cada recta y cada vuelta de carrera, propician que la moto se pilote en sólo dos modos de gas: a tope o cerrado (on/off). Cuando hay que dar gas se abre el puño al máximo, y cuando hay que frenar se cierra.

Jugar con el gas

Valentino, sin embargo, ha pasado por épocas en las que no había electrónica, ni mapas ni, prácticamente, telemetría.

El secreto del triunfo del italiano, y sobre todo de la gestión de la carrera, fue jugar con el gas. Con la subida de la temperatura y las características de los neumáticos que Michelin ofreció a los pilotos para la carrera, las gomas se sobrecalentaban, en el caso de la Honda, y se destruían, directamente, en el caso de la Yamaha y las Ducati.

Rossi, desde la pole, se encontró con un ‘regalo’ inesperado, que Lorenzo no fuera capaz de adelantarle en la salida, y aunque en la segunda vuelta sí logró pasarle, le devolvió el adelantamiento rápidamente. “El comienzo fue muy bueno, pero en la segunda vuelta acometí un error porque no me creía lo que estaba pasando, y Jorge me pasó, pero pude recuperar la posición rápidamente”, dijo Rossi.

Una vez se vio delante, Rossi forzó al máximo para que Lorenzo y Márquez tuvieran que ir al límite para seguirle. Una vez consiguió situar la diferencia por encima del medio segundo, el italiano empezó a jugar con el gas, regulando, guardando goma y evitando el spinning (la rueda gira pero no avanza). Y ahí rapico la clave, ya que sus rivales, con el gas a fondo, destrozaron los neumáticos y tras 10 vueltas ya no podían sacarles provecho, teniendo que presentar la rendición ante Rossi.

Wilco Zeelemberg, los ojos de Lorenzo en la pista

El holandés Zeelemberg es el asistente técnico de Jorge Lorenzo, y sus ojos en la pista. Wilko se sitúa en las partes clave de cada trazado y luego comenta con el mallorquín cómo pasa por esos puntos para intentar corregir posibles errores.

“Esta carrera no tuvo nada que ver con las anteriores, el grip era mucho peor y las motos se comportaron de una forma diferente a lo que se pensaba a partir de la experiencia de los entrenamientos”, explica.

“En unas circunstancias tan complicadas como estas cada uno tiene sus propias soluciones y está claro que Valentino tiene mucha experiencia”, nos cuenta.

“Pero, todo el mundo apuntaba en que la segunda parte de la carrera seria la que marcaría la diferencia y lo que pasó es que las primeras 14 vueltas sentenciaron la carrera, cuando Valentino llegó a tener esos tres segundos. A partir de ahí las ruedas estaban muertas y sólo valía sobrevivir y llegar al final”

“En ningún momento vimos sufrir a Valentino, ni al limite. Pero el vio que sin ir al límite los demás sí debían ir un poco más lejos. Ese margen de tres segundos le permitió administrar y pensar sobre la moto”, sentencia Zeelember.

Luca Cadalora, el ‘coach’ de Rossi

El tres veces campeón del mundo de 125 y 250cc se ha unido este año al entorno de Valentino Rossi como consultor. Los amigo del piloto le han regalado una gorra a Cadalona en la que se puede leer en letras bien grandes la palabra ‘Coach’ (entrenador).

“Una de las virtudes de Valentino es que siendo quien es y con 37 años nunca piensa que ya lo sabe todo, es capaz de escuchar y está dispuesto a descubrir cosas nuevas y probar soluciones diferentes”, describe Cadalora.

El italiano valora la “capacidad de adaptación” de Valentino, y sentencia sin la menor duda: “tratándose de ‘Vale’ no hay nada imposible”, en referencia al décimo título que persigue el piloto de Tavullia.

“Yamaha es un equipo fortísimo, con gente a la que le mueve una gran pasión por este deporte y están a un nivel excelente para intentarlo”, avisa. Aunque no esconde que “los rivales son también fuertes, con la nueva electrónica las cosas se han igualado mucho”, dice.

Ramón Forcada, jefe de mecánicos de Lorenzo

Forcada admite que “sí se vio una diferencia de pilotaje el domingo. Lo que no sé es si viene de la época en que Valentino corría sin electrónica. De hecho, cuando Jorge llegó a Yamaha hace nueve años nos sorprendió como era capaz de gestionar el puño del gas, sobre todo cuando el neumático bajaba. Era capaz de mantener el ritmo constante jugando con el gas cuando bajaba el neumático. Pero cuando la electrónica empezó a mejorar tanto, la gente se acostumbra a que lo haga todo la electrónica”, explica.

“La diferencia hay que buscarla en el peso, que siempre que no hay agarre influye por poco que sea, a favor de Valentino, y que supo aprovechar con el gas el poco grip que había. Todo el mundo patinaba mucho, incluso en la recta de delante con quinta marcha. Cuando te pasa esto la actual electrónica que tenemos cuando lo detecta no es suficientemente buena como para corregirlo. Al no cortar el spinning el piloto tiene que ayudar modulando. Digamos que con la antigua electrónica el margen era más amplio. Podías afinar mucho más, tenías parámetros para cada situación y momento, ahora es más sencilla”.

Forcada apunta a una de las claves del problema. “En mi opinión hoy lunes hace más calor que ayer, en cambio los neumáticos van mejor que ayer. Hay un tema que se ha dicho mucho y parece recurrente, pero es verdad. Correr después de la carrera de Moto2, cuando hace tanto calor, nos causa muchos problemas y se patina mucho. Y una moto de estas, cuando empieza a patinar si no eres capaz de pararlo pierdes muchísimo”, sentencia.

 

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Evento GP de España
Pista Circuito de Jerez
Pilotos Valentino Rossi
Equipos Yamaha Factory Racing
Tipo de artículo Análisis