Ducati no quiere líos en casa

La marca italiana, que atraviesa un momento muy crítico en cuanto a resultados, apuesta por posponer hasta después de Mugello la decisión acerca de quién acompañará a Lorenzo en 2017.

Al igual que ocurre con la mayoría del paddock, en Ducati también tienen un ojo pendiente de lo que pueda decidir en los próximos días Maverick Viñales, que lleva meses desechando la margarita antes de anunciar si seguirá en Suzuki o fichará por Yamaha.

En función de lo que haga el chico de Roses (Girona), las otras piezas del puzle que todavía deben encajar comenzarán a hacerlo, y muy probablemente empezando por uno de los dos Andrea que a día de hoy comparten el box de Ducati, Iannone y Dovizioso. Será aquel de ellos que no siga el año que viene enfundado en el mono rojo de la marca de Borgo Panigale.

Hasta Le Mans se desplazaron tanto Carlo Pernat como Simone Battistella, los agentes de Iannone y Dovizioso, respectivamente. Ninguno recibió una oferta de renovación por parte de Ducati, por más que desde la cúpula de la compañía ya se dejó claro cuando se anunció la llegada de Jorge Lorenzo con vistas a 2017, que el vecino del mallorquín sería uno de los dos corredores actuales.

Entre los dos pilotos de la marca de Bolonia acumulan ya seis caídas en los que llevamos de curso

Ese inmovilismo no es casual, sino más bien todo lo contrario. Ducati atraviesa una situación muy crítica después de haber cuadrado una pretemporada muy bien planteada y mejor ejecutada. Sin embargo, todo el trabajo realizado durante el invierno se vio comprometido desde muy pronto. Iannone se cayó solo en Losail, pero el punto álgido de la desgracia se produjo en Argentina, donde el de Vasto se llevó puesto a Dovizioso, en la última vuelta y cuando ambos tenían el podio asegurado.

Entre ambos acumulan seis caídas, tres cada uno, una racha horrible que evidentemente tiene su reflejo en la tabla. Iannone ocupa la décima plaza y se encuentra a 65 puntos de Lorenzo, y su tocayo, la undécima, a 67.

Ducati, que se presentó en Qatar como firme candidata a ganar carreras y a volver a ser protagonista, se prepara ahora para correr en casa en el peor momento posible. En Mugello no quiere líos, y precisamente por eso existen muchas posibilidades de que el segundo piloto de cara al curso que viene no se anuncie hasta después del gran premio.

“Lo que no quieren es que haya lío en Italia. Esa carrera es muy importante para Ducati, y ahora hay que mantener la serenidad para intentar sacar el mejor resultado posible. Eso pasa por tratar de mantener la incógnita acerca de quién acompañará a Jorge”, afirma a Motorsport.com una fuente conocedora de la situación.

Las noticias de fábrica no serán buenas para ningún Andrea, ni para el que se vaya, ni para el que se quede, que recibirá una oferta a la baja

“Si les dicen antes de Mugello quién se quedará, lo más probable es que los dos se enfaden. Uno por ser el que deba buscarse otro equipo, y el otro porque la oferta de renovación sea a la baja (Dovizioso está cobrando alrededor de tres millones de euros y Iannone, uno y medio) y crea que la cifra que le ofrecen es insuficiente”, resuelve esta voz autorizada.

 En el paddock existe el convencimiento de que Ducati prefiere quedarse con Iannone por una cuestión de juventud e imagen, aunque nadie es ajeno al peligro que tiene como compañero alguien que se hace llamar ‘El Maníaco’. 

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Pilotos Andrea Dovizioso , Andrea Iannone
Equipos Ducati Team
Tipo de artículo Noticias de última hora