Suscribirse

Regístrate gratis

  • Accede rápidamente a tus artículos favoritos

  • Gestiona las alertas de noticias y pilotos favoritos

  • Haz que tu voz se escuche comentando los artículos

Motorsport Sin Anuncios

Descubre el contenido premium
Suscribirse

Edición

España España
Artículo especial
MotoGP GP de Australia

10 cosas que aprendimos del GP de Australia de MotoGP 2023

Repasamos las 10 cosas que aprendimos en la atípica visita que el Mundial de MotoGP hizo a Phillip Island para disputar el Gran Premio de Australia 2023.

Johann Zarco, Pramac Racing

Desarrollado por Liqui Moly

Los 10 mejores de Liqui Moly

Las amenazas de vientos extremos, que finalmente se hicieron realidad el domingo y obligaron a cancelar la carrera al sprint, obligaron al Mundial de MotoGP a adelantar al sábado la carrera larga del Gran Premio de Australia. Una cita que resultó memorable para un incondicional del paddock, que celebró su esperada primera victoria.

Desde que debutó en MotoGP en 2017, han pasado 119 grandes premios sin que Johann Zarco -un piloto que era una gran promesa cuando se proclamó bicampeón del mundo de Moto2- pudiera vencer en un gran premio. Eso cambió en su carrera 120 de forma brillante, al poder conservar su neumático trasero para arrebatarle la victoria a su compañero de equipo en el Pramac, Jorge Martín, en la última vuelta. Es una victoria que bien podría tener una gran influencia en el desenlace del título, pero eso preocupa poco a Zarco.

Recuerda:

Tras un inicio de fin de semana titubeante con la Ducati oficial, Pecco Bagnaia ha podido ampliar su ventaja en el campeonato sobre Jorge Martín, superando a su rival por el título. La apuesta del español por los neumáticos blandos ha dado que hablar y le salió el tiro por la culata, ya que pasó de liderar casi todas las vueltas a terminar quinto mientras que el italiano se hacía con la segunda plaza.

Fabio Di Giannantonio (Gresini) completó el podio por primera vez, un resultado oportuno para un piloto que busca salvar su carrera en MotoGP. Por su parte, Yamaha continuó con su mala racha y Fabio Quartararo hizo unas declaraciones desconcertantes sobre sus perspectivas en Yamaha. KTM, por su parte, se acercó al nivel de Ducati, mientras que Aprilia volvió a tener problemas.

Estas son 10 cosas que aprendimos del Gran Premio de Australia de MotoGP 2023:

1. La primera victoria de Johann Zarco tardó en llegar

Cuando Johann Zarco llegó a liderar los primeros compases del Gran Premio de Qatar de 2017 en su debut en MotoGP, antes de sufrir una desafortunada salida de pista con su Yamaha satélite del equipo Tech3, pocos podían imaginar que necesitaría otras 119 carreras para poder vencer. El galo estuvo cerca en varias ocasiones con Tech3, en 2017 y 2018, pero su desafortunado cambio a KTM para 2019 frenó su progreso. Su llegada a Ducati para 2020 le volvió a poner en la picota como aspirante al podio, pero esa victoria aún se le resistía.

Con su fichaje por el LCR Honda para 2024, su perspectiva no parecía la mejor para llegar a vencer. Aunque Zarco nunca ha pensado que no fuera posible ganar con una Honda, sí ha admitido que han aparecido dudas sobre la posibilidad de lograr esa primera victoria.

"Sólo para pilotar la moto, tienes que poner una cantidad increíble de energía", dijo. "Pero a veces te dices a ti mismo: 'Vale, quizá haya que aceptar que no va a suceder'. Pero también adoptas la mentalidad de un rival diciéndote a ti mismo 'en cualquier caso, haz tu trabajo al máximo y está [todo] tan apretado que en algún momento, si te concentras en el presente, quizás puedas [estar] en el momento adecuado'".

El estilo de pilotaje de Zarco, que conserva mucho los neumáticos, ha jugado a menudo en su contra, pero en Phillip Island le proporcionó el éxito. Cuando la apuesta de Martin por el blando trasero fracasó en las últimas vueltas, el de Niza aprovechó su oportunidad con un brillante adelantamiento por el interior de la curva 4 en la última vuelta, después de haberse metido en la lucha por el podio en las vueltas anteriores. Su victoria respaldó su decisión de cambiarse a Honda en 2024 con un contrato de dos años en lugar de seguir con Ducati durante una temporada antes de pasar al Mundial de Superbikes. Claramente, el piloto de 33 años todavía tiene mucho que ofrecer.

2. Jorge Martín sigue siendo el aspirante al título más rápido, pero continúa cometiendo errores críticos

La carrera larga del sábado debería haber sido el día de Martín. En un momento dado, con más de tres segundos de ventaja sobre el resto de pilotos, el de San Sebastián de los Reyes se escapó con sus goma blanda trasera (fue uno de los tres pilotos que lo montaron), pero todo se fue al traste. Martín sigue siendo el piloto más rápido del momento, prueba de ello es su fantástica pole. Bagnaia consideró que Martín era el único que podía hacer funcionar el blando, pero la mayoría no lo entendió.

El español contaba con una cómoda ventaja, pero acabó quinto y ahora está a 27 puntos de Bagnaia tras otro fin de semana en el que le tenía claramente tomada la medida al vigente campeón del mundo. Más tarde sugirió que quizás necesita más ayuda de Ducati para tomar decisiones, antes de declarar: "He aprendido que, cuando luchas por un Mundial, tienes que luchar con las mismas armas que tus rivales, especialmente si eres más fuerte que ellos".

Dado que tiene exactamente las mismas herramientas que Bagnaia, Martín no necesita correr grandes riesgos cuando su velocidad ha sido mayor en los últimos grandes premios. Pero éstas son lecciones que cualquier contendiente primerizo debe aprender. Desafortunadamente para él, eso está ocurriendo en el peor momento.

3. La inteligencia de Bagnaia brilla en su batalla por el título

La caída de Martín en Indonesia se presentó como una especie de regalo para Bagnaia, que ya se enfrentaba a una dura batalla desde el viernes en Australia para acabar sacando provecho. El turinés volvió a caer en la Q1 y pudo recuperarse en la 'qualy' para clasificarse tercero, pero a casi medio segundo de la pole de Martin. Cuando Jorge se puso en cabeza del Gran Premio, Bagnaia parecía tener problemas rodando en la cuarta plaza.

Pero el piloto oficial de Ducati estaba esperando su momento. Sabía que el neumático blando le vendría bien a Martín, y confiaba en lo que era capaz de hacer la goma media después de haber pasado la mayor parte del viernes trabajando en ella. Aunque no fue suficiente para superar a Zarco, Pecco obtuvo un resultado de campeón y se alejó más de su rival a falta de cuatro eventos.

"Absolutamente, pero con los pies en el suelo", dijo cuando se le preguntó si éste era un día importante en su defensa del título. "Sabemos cómo pueden cambiar las cosas. Tenía 66 puntos de diferencia después de la sprint de Barcelona y perdimos el liderato en un momento. Así que es muy fácil empezar a tener problemas. Es muy importante hacer fines de semana como éste, como el de Mandalika, siendo rápido cuando estás luchando e intentando estar siempre arriba."

4. Australia pone de manifiesto lo lejos que está Yamaha de volver a ser competitiva

Fabio Quartararo no confiaba en hacer un buen papel en Australia tras su podio en Indinesia. Sin embargo, el mal trago que sufrió Yamaha en Phillip Island puso de manifiesto el trabajo que les queda por delante a los de Iwata para volver a estar delante. Ninguna de las dos Yamaha estuvo cerca de pasar a la Q2. El francés fue el mejor de los dos pilotos oficiales, en 17ª posición, aunque a 0.765 segundos de la cabeza, mientras que Franco Morbidelli fue 20º a 1.259.

En la carrera, 'El Diablo' se quedó a 20.9 segundos de Zarco, 14º, mientras que el italiano fue  17º a 37.663. En los entrenamientos, Quartararo fue seis décimas más rápido que en 2022, año en el que terminó cuarto el viernes, pero en 2023 sólo le valió para ser 17º.

Cuando se le preguntó si este invierno sería suficiente para que Yamaha saliera de la situación en la que se encuentra, respondió: "Necesitamos 15 inviernos para ser realmente como ellos [Ducati]. Pero, como he dicho, para mí ser como ellos no es el objetivo. El objetivo es acercarnos, porque cada año damos un paso quizás en un área y perdemos dos pasos en otra. El chasis que teníamos en el pasado era mágico, podías hacer lo que quisieras con la moto. La moto era lenta, pero giraba como el demonio".

"Ahora la moto es lenta, pero no gira. Por supuesto que es más rápida en el motor, pero también [las fábricas rivales] lo mejoraron, así que la diferencia es la misma. Pero también han mejorado mucho el chasis y la aerodinámica. Así que, para mí, [hay que] reducir la diferencia, porque cada año es mayor y mayor. Este es el objetivo principal. Por supuesto, quiero luchar siempre por el campeonato, pero para ser realistas el año que viene no lo haremos. Tener más oportunidades de luchar por el podio, o a veces por la victoria, ese es mi objetivo personal, y espero que Yamaha pueda ser realista en este sentido".

5. Los organizadores del Gran Premio merecen crédito por priorizar la carrera larga

Los problemas con la meteorología en el Gran Premio de Australia no son nada inusual, y este año los vientos extremos provocaron un cambio en el organigrama para adelantar la carrera larga al sábado, la primera vez que ocurrió desde el GP de Países Bajos de 2015, cuando el fin de semana de Assen aún se disputaba de jueves a sábado.

Teniendo en cuenta que gran parte del marketing de este año ha girado en torno al valor añadido que tiene el sábado por las carreras al sprint, Dorna y los organizadores del evento merecen un gran reconocimiento por asegurarse de que la carrera principal siguiera siendo el centro de atención. Sus esfuerzos para asegurarse de que los aficionados tuvieran un espacio adecuado se vieron recompensados con una carrera clásica de Phillip Island. La pérdida de la sprint fue una pena para los aficionados, pero en última instancia fue la decisión correcta tras el caos de la carrera de Moto2, en la que 10 pilotos se cayeron en nueve vueltas.

Se ha planteado de nuevo la cuestión de por qué MotoGP sigue corriendo la cita australiana en el mes de octubre. Bagnaia comentó que los pilotos han pedido que se cambie. No será así en 2024, con el 20 de octubre como fecha fija. Y con la Australian Grand Prix Corporation atada a un contrato a largo plazo con la Fórmula 1 para organizar la cita de Albert Park en marzo o abril hasta 2035 y no dispuesta a celebrar dos grandes carreras tan cerca la una de la otra, es probable que nada cambie por un tiempo.

6. Di Giannantonio reacciona en un momento crucial para salvar su carrera

Tras un cuarto puesto en Indonesia, el mejor resultado de su carrera deportiva en la semana en la que se confirmó que dejaría de ser piloto del Gresini Racing en 2024, Fabio Di Giannantonio se presentó en Australia. Fuerte durante todo el fin de semana, el italiano subió al podio por primera vez. No fue un resultado casual, ni producto de las circunstancias. Di Giannantonio se situó en el Top 3 en los primeros compases de la carrera de 27 vueltas y mantuvo un fuerte ritmo hasta la meta, donde se hizo con el tercer puesto.

Más tarde, compararía su situación con la de Bagnaia. El vigente campeón tardó unos años en despegar en MotoGP, y añadió que los jóvenes como Di Giannantonio, actualmente en su segunda temporada, merecen más tiempo para florecer.

Di Giannantonio llegó al fin de semana de Phillip Island convencido de que su primer objetivo era permanecer en MotoGP. Aunque el asiento vacante de Honda es poco probable para el transalpino, en caso de que Miguel Oliveira acabe fichando por HRC, RNF y Aprilia podrían llegar a darle un asiento para su tercera campaña en la categoría reina.

7. Las frustraciones de Aprilia continúan en Australia

La maldición de Aprilia siguió viva en Phillip Island, ya que una buena actuación el viernes dio paso a una mala actuación de la fábrica de Noale. Maverick Viñales tuvo problemas de tracción y fue undécimo en la carrera, mientras que Aleix Espargaró cayó de la cuarta a la octava posición por falta de agarre en el neumático medio trasero.

Y aunque el de Roses fue segundo en Indonesia, a ese resultado hay que sumarle el octavo puesto en la India, el 19º tras una caída en Japón y el 11º en Australia. Para el de Granollers, sus resultados hasta ahora en la gira transoceánica son octavo en Australia, décimo en Indonesia, quinto en Motegi en mojado y un 0 en la India debido a problemas mecánicos.

Espargaró no se anduvo con rodeos a la hora de valorar su carrera larga: "Hoy ha sido vergonzoso. No hemos sido competitivos. Tuvimos mucho deslizamiento. Nunca esperé acabar a 10 segundos de la victoria o del podio. El nivel de deslizamiento que hemos tenido este fin de semana ha sido una locura".

"Intenté gestionar el neumático. Al principio podía ir más rápido, sinceramente, pero sabía que no podría llegar a la meta. Así que decidí empezar a ahorrar goma, pero incluso [con eso] en las dos últimas vueltas [la caída] fue dramática". Aprilia tiene un paquete fuerte con la RS-GP, de eso no hay duda. Sin embargo, todavía tiene que encontrar la verdadera consistencia con él.

8. Binder cree que KTM está ahora muy cerca de Ducati

Los pasos que KTM ha dado en las últimas semanas desde la introducción de su chasis de fibra de carbono fueron muy evidentes en Phillip Island. Sus largas y fluidas curvas enfatizaron la necesidad de tener un buen agarre y tracción en la parte trasera, algo con lo que la RC16 ha tenido tradicionalmente problemas. Brad Binder fue aproximadamente un segundo más rápido en la clasificación de este año que en la de 2022, lo que situó a su RC16 en la segunda posición de la parrilla, mientras que la temporada pasada fue sexto.

En esa carrera cayó hasta la décima posición, mientras que el sábado pasado fue un factor en la lucha por el podio hasta el final, aunque se quedó a las puertas, cuarto. Las dos KTM del equipo oficial también fueron las más rápidas el viernes, lo que convence a Binder de que KTM ya está casi a la altura de las Ducati.

"Creo que no estamos lejos, estamos súper cerca", comentó el sudafricano. "Para mí, está claro que al final tenían un poco más de agarre que nosotros, a pesar de que cuidé mi neumático todo el tiempo. Tenían un poquito más. Pero en cualquier caso, creo que era de esperar porque siempre somos un poco más duros con nuestros neumáticos que algunos de nuestros rivales. Sé que el año pasado me quedé sin goma a falta de cinco vueltas".

9. Márquez sigue siendo cauto con respecto a su cambio a Ducati

Después de su doble abandono en Indonesia, Marc Márquez está volviendo a acercarse a los límites de su Honda a medida que se acerca el final de la temporada. Eso le ha llevado a decir con bastante tristeza que no considera realista una victoria de despedida con Honda en los últimos Grandes Premios. En Australia no tenía nada que perder, y optó por el neumático blando trasero como hicieron Martín y Pol Espargaró. En la primera mitad de la carrera se mantuvo en la zona media del pelotón, pero la goma se desvaneció y acabó 15º.

Como tres Ducati -una de ellas, la moto que pilotará el año que viene, y otra, la del equipo al que va a llegar- cerraron el podio, debe de haber un sentimiento interno de alivio en el ocho veces campeón del mundo. Sin embargo, al menos públicamente, se muestra cauto. Sabe que su fichaje por Ducati es muy importante para recuperar la forma.

"Todavía ahora tengo dudas, y las tendré hasta que pruebe la moto", dijo. "Pero es normal, porque es una gran decisión. Por supuesto, cuando tomas una gran decisión, estás convencido, pero tienes signos de interrogación y dudas en la cabeza. Piensas que quizás, [tras] 11 años pilotando un tipo de moto, tengo que ajustar muchas cosas de mi estilo de pilotaje para adaptarme a la nueva y todas estas cosas, y no es fácil".

"Ellos [los otros pilotos de Ducati] pilotan rápido, Martin es súper rápido, Bagnaia también... pero ahora mismo estoy totalmente concentrado en mi moto. Mantengo la intensidad, porque éste es el camino. Algunos me dicen que voy a velocidad de crucero, pero yo no quiero ir así. No voy a apretar si no me siento [capaz], pero si me siento [capaz] tengo que apretar, porque así mantengo esa intensidad, para que cuando suba a la otra moto la tenga".

"Si me relajo durante cuatro carreras y me subo a otra moto, quizá sea mejor, pero puede que el cuerpo no esté preparado. Tengo que mantener el espíritu y se lo digo a los japoneses. Sigo empujando y me esfuerzo [al máximo]. En la clasificación, si necesito un rebufo, lo encontraré. Si en la carrera tengo que arriesgar y tomar la opción blanda, lo haré porque es mi mentalidad. No puedo afrontar las carreras con otra mentalidad".

10. La temporada 2023 sigue dejando clara la pesadez del calendario

Por un breve momento en Australia, parecía que tendríamos algo novedoso para la temporada 2023: toda la parrilla completa comenzando una carrera. Con todos los diversos problemas de lesiones que empezaron con el horrible accidente de Pol Espargaró en el FP2 en Portugal, los pilotos titulares de MotoGP sólo se han reunido para cuatro entrenamientos este año.

Tras haber corrido la semana pasada en Indonesia, Alex Rins sufrió demasiado dolor en su pierna derecha durante los entrenamientos del viernes en Australia y causó baja para el resto del fin de semana.

Eso significó que la parrilla al completo sigue sin correr junta. Rins intentará estar en Tailandia, pero la brutalidad del calendario de este año sigue siendo evidente. A este ritmo, no te sorprendas si llega Valencia y todos no han podido correr juntos aún.

Forma parte de la comunidad Motorsport

Únete a la conversación
Artículo Anterior Por qué MotoGP no cambia la fecha de Australia, como piden los pilotos
Siguiente artículo Podcast MotoGP 'Por Orejas' – Martín 'devuelve' el Mundial a Bagnaia

Mejores comentarios

Regístrate gratis

  • Accede rápidamente a tus artículos favoritos

  • Gestiona las alertas de noticias y pilotos favoritos

  • Haz que tu voz se escuche comentando los artículos

Motorsport Sin Anuncios

Descubre el contenido premium
Suscribirse

Edición

España España