Según Ciabatti, el paso de Rossi por Ducati dejó "muchas heridas"

En declaraciones exclusivas a Motorsport.com, Paolo Ciabatti explicó el proceso que atravesó Ducati desde el título de Stoner hasta el de Bagnaia.

Según Ciabatti, el paso de Rossi por Ducati dejó "muchas heridas"
Cargar el reproductor de audio

En 2022 Ducati consiguió, quince años y muchos millones de euros después, llevarse el título de pilotos en MotoGP. Los de Borgo Panigale solo habían alcanzado esa gesta con Casey Stoner, en la ya lejana campaña 2007, y aunque estuvieron cerca en varias ocasiones, nunca habían sido capaces de revalidar el logro. 

Recuerda el palmarés de Ducati en MotoGP:

El camino hasta el triunfo de Pecco Bagnaia fue duro y tortuoso. Ya como campeón del mundo, Stoner se vio inmerso en una espiral de errores, malos resultados e infortunios, y en 2011 puso rumbo a Honda (con la que terminaría coronándose en un campaña de debut).

Su movimiento generó un importante efecto dominó, y acabó desembocando en todo un bombazo para la época: Valentino Rossi, después de siete cursos y cuatro títulos con Yamaha, abandonó la fábrica de los diapasones para probar la siempre enigmática Desmosedici. 

Por aquel entonces, la Ducati no era un ejemplo de moto "fácil" (como la calificó Alex Márquez tras su primer día a lomos de una GP-21), y mucho menos popular en la parrilla (en 2022 contaron con ocho unidades en pista). Quien se marchaba al equipo italiano rara vez volvía a subir a lo más alto podio, y solo unos pocos elegidos (véanse el propio Stoner o Loris Capirossi) conseguían domar la bestia. 

Solo unos pocos elegidos fueron capaces de domar a la bestia italiana de aquellos años

Solo unos pocos elegidos fueron capaces de domar a la bestia italiana de aquellos años

Valentino Rossi, desgraciadamente, no se encuentra en ese selecto grupo. Su periplo de dos años terminó con el italiano regresando a Yamaha con las orejas gachas. Su movimiento levantó una enorme expectación en Italia, siempre deseosa de ver ganar a un piloto nacional con una moto patria. Sin embargo, es algo que no se logró hasta este año. 

Por primera vez desde su debut en 125cc (en el año 1996), Rossi cerró la temporada fuera de los tres primeros clasificados de la general, siendo 7º en 2011 y 6º en 2012. Su salida coincidió con un mal momento para la marca, más allá de la competición, que vio como su accionariado cambiaba de manos. 

"Yo llegué a Ducati en 2013, unos meses después de que Audi comprase la empresa, y hubo algunos cambios", comentó Paolo Ciabatti, director deportivo de Ducati, en declaraciones exclusivas a Motorsport.com

"El principal cambio fue que Filippo Presziosi decidió irse, después de dos años difíciles con muchas expectativas en la asociación Valentino/Ducati, pero que no llegó a dar los resultados que esperaban".

Ciabatti reconoció que la salida del astro transalpino "dejó muchas heridas en la organización" a "muchos niveles" diferentes. "Normalmente, cuando las cosas van bien, hasta los problemas personales entre la gente se pueden gestionar; pero cuando van completamente mal y estás bajo una presión extrema por parte de la prensa, de tus socios y patrocinadores y no consigues los resultados, es casi seguro que habrá gente que eche la culpa a otra persona. Y eso destruye al equipo y al grupo", reveló.

"Esa era un poco la situación que había cuando volví a Ducati, así que tuvimos que dejar salir a algunas personas a finales de 2013". Aquella fue una campaña con muchos cambios en el box rojo; Andrea Dovizioso llegó para ocupar el lugar de Vale, formando dupla con Nicky Hayden (hasta 2015, cuando Andrea Iannone ocupó su puesto en el equipo oficial).

"Cuando tratamos de reorganizar el grupo humano es cuando llamamos a Davide Tardozzi [actual director del equipo] que es todo un maestro a la hora de hacer que un grupo de personas trabajen bien juntos. Sabe cómo hacerlo, sabe cómo elegir a los mecánicos adecuados y mantener ese sentimiento de familia que trabaja para el equipo de fábrica de Ducati", elogió Paolo. 

Rossi y la Ducati nunca llegaron a entenderse

Rossi y la Ducati nunca llegaron a entenderse

Sin embargo, el camino para llegar a la situación actual fue tremendamente complicado. Tanto, que el propio Ciabatti estuvo a punto de dimitir pocos meses después de su elección.

"Si soy honesto, a mediados de 2013 quería dejarlo. No íbamos a ninguna parte. Ducati venía de dos años sin resultados con Valentino, y aunque teníamos a Dovizioso y a Nicky luchando, la prensa era muy negativa. Nos decían que no íbamos a ninguna parte, lo cual hasta cierto punto era cierto, porque no teníamos una dirección técnica clara", desarrolló. 

"Pero por suerte, gracias al apoyo de nuestro CEO Claudio Domenicali, al que conozco desde hace más de 20 años, las cosas fueron mejor. Hablé directamente con él y le dije 'esta es una situación en la que no vamos a ninguna parte, y si sigue así va a ser muy negativo para la imagen de la compañía', porque Ducati estaba produciendo motos deportivas muy buenas y exitosas. 'Si invertimos tanto dinero para dar una imagen negativa de la compañía, no somos capaces de darle la vuelta'".

El gran éxito de su gestión fue convencer a Domenicali para fichar a Gigi Dall'Igna, que por aquel entonces trabajaba para Aprilia. "Dije que teníamos que hacer algo y que tenía que ser alguien capaz de gestionar un proyecto técnicamente complejo como MotoGP. Consiguió convencer a Gigi para que dejara Aprilia, y desde entonces las cosas fueron mucho mejor".

"También fue difícil porque Ducati no es tan grande como las fábricas japonesas, así que debemos confiar en nuestros patrocinadores. Y en ese momento era muy difícil encontrar gente que quisiera invertir en Ducati".

¿La razón? La "falta de credibilidad" después de la fracasada unión con Rossi. "Con Valentino nos habían apoyado para conseguir la mejor cobertura posible, pero no lo conseguimos [los resultados]. Fue difícil reconstruir esa credibilidad, y eso solo se puede hacer a través de los resultados. Puedes prometer lo que sea, pero es difícil convencerles [a los patrocinadores] si vienes de hacer malas temporadas", concluyó. 

También te puede interesar:

¿Quieres leer nuestras noticias antes que nadie y de manera gratuita? Síguenos aquí en nuestro canal de Telegram y no perderás nada. ¡Toda la información, al alcance de tu mano!

compartidos
comentarios

"La Ducati de Stoner tenía una sed salvaje de gasolina", dice el ingeniero de Bagnaia

KTM, "emocionada" con el test de Miller y Pol Espargaró en Valencia