Barberá: "He estado delante en 125 y dos y medio, no sería raro hacerlo en MotoGP"

El español del Avintia Racing ha sido una de las revelaciones de los test de pretemporada, siendo capaz de mantener su Ducati GP14.2 siempre en el top ten. Ahora quiere dar el paso en carrera.

Si hay alguien que llega más preparado que nunca al arranque del Mundial es Héctor Barberá, que este invierno y sin hacer apenas ruido no se ha bajado del top 10 en casi ningún ensayo, a la espera de convertirse en uno de esos pilotos que de la campanada en las primeras carreras del campeonato.

A sus 29 años, al chico de Avintia se le presenta una oportunidad única para tomarse la reválida y demostrar que sigue siendo tan bueno ahora que compite en MotoGP como lo era antes, de pequeño, cuando se medía en corto con Dani Pedrosa y a otros ilustres.

Este que pasa es probablemente el último tren que puede catapultarle y volver a ponerle en el radar de alguno de los equipos grandes, y eso es algo que no le ha pasado por alto este invierno.

Barberá ha clavado una pretemporada perfecta a pesar de disponer de una sola moto. Ha ido muy rápido y no se ha caído hasta el último día, circunstancia que sus técnicos han agradecido para poder ir dando pasos hacia delante, tanto con la electrónica como con los neumáticos.

En Sepang, la tabla combinada de los tres días de pruebas le colocó el tercero, a ocho décimas del más rápido (Lorenzo). En Phillip Island terminó el quinto, a solo dos décimas del mejor registro (Viñales) mientras que en Qatar lo hizo el noveno, a nueve décimas del súpercrono de Lorenzo.

“Ha ido todo muy bien. Me he sentido muy fuerte, constante, tanto con los neumáticos como con la electrónica. Teniendo poco material hemos tenido que ser un poco conservadores. Pero en Qatar dimos un paso adelante y hasta me excedí un pelín. Hasta el último día no me había caído”, explica el valenciano a Motorsport.com.

Para el actual campeón de la categoría Open, lo único que no ha cambiado este año es la moto. Sigue pilotando una Ducati Desmosedici GP14.2, el prototipo con el que la escudería oficial afrontó las últimas carreras de 2014.

Sí ha notado un gran paso adelante con la electrónica, después de haberse peleado con una especificación mucho más sencilla y haberle sacado todo el jugo.

“La electrónica es mucho mejor que la que teníamos el curso pasado, no tiene nada que ver. En cambio, el hándicap que tenemos es que no vamos a recibir evoluciones de esta moto, porque ya es antigua”, argumenta Barberá.

El corredor de Dos Aguas, que terminó el 15º el pasado Mundial, está enchufado y con ganas de enfrentarse a los peces gordos, convencido de tenerlo todo en su sitio para plantar batalla.

“Mi motivación está al máximo. Hay que tener en cuenta que no es lo mismo llevar una moto como la que tengo ahora, que me puede permitir terminar el sexto o el séptimo, que una que no te deja mejorar una 15ª plaza”, abunda Barberá, despidiéndose con un aviso: “He estado delante en 125cc y en dos y medio, no sería nuevo para mí hacerlo también en MotoGP”. 

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Evento GP de Qatar
Pista Losail International Circuit
Pilotos Hector Barbera
Equipos Avintia Racing
Tipo de artículo Noticias de última hora