Remy Gardner, el campeón de Moto2 que emuló a su padre

Remy Gardner se convirtió en el segundo hijo de un campeón del mundo de 500cc que también se corona, tras los Roberts. En 2016 fue arrestado junto a su padre en Japón.

Remy Gardner, el campeón de Moto2 que emuló a su padre

Pocas familias pueden presumir de tener un campeón del mundo de motociclismo entre sus miembros, y menos aún dos. Ese es el caso de los Gardner. Wayne, el padre, fue uno de los pilotos más destacados en la década de 1980, siempre de la mano de Honda. El de Wollongong ganó 18 grandes premios en 500cc y se proclamó campeón del mundo en 1987. El cocodrilo formó parte de una de las mejores generaciones de todos los tiempos junto a Wayne Rainey, Randy Mamola, Kevin Schwantz, Eddie Lawson o Freddie Spencer, y es uno de los 31 MotoGP Legends.

Además, fue el primer campeón australiano, marcando el camino que posteriormente seguirían Mick Doohan (1994-1998) y Casey Stoner (2007 y 2011). En 1992 se retiró después de que las lesiones le persiguieran en sus últimas cuatro temporadas en activo.

En 1998 nació su primer hijo, Remy. Su sueño era que también llegase a ser piloto y para ello no dudó en mudarse de Sydney a Sitges (Barcelona) cuando era un niño. Sin embargo, el aussie no ha tenido un camino fácil hasta proclamarse campeón del mundo de Moto2.

Tras iniciarse en el motocross y el enduro, se estrenó en los circuitos de velocidad con 10 años. Pasó por distintos campeonatos nacionales como el Mediterráneo o el FIM CEV antes de debutar en 2014 en Moto3 como sustituto. Al año siguiente disputó su primera temporada completa en el Mundial, pero por su estatura (1,78 m) no destacó y dio el salto a Moto2.

Allí se curtió en equipos menores como Tasca, Tech3 y SAG, donde consiguió sus primeros podios y victoria (GP de Portugal 2020). En 2021 le llegó su gran oportunidad en el Red Bull KTM Ajo. El resto es historia. Cinco victorias, siete podios, tres poles y, lo más importante, el título.

De esa forma se convertía en el segundo hijo de un campeón del mundo de 500cc que también se coronaba tras Kenny Roberts Jr., que lo consiguió en el año 2000 en la categoría reina como hiciera su padre tres veces (1978, 1979 y 1980).

A partir de 2022, Remy tendrá la oportunidad de igualar a su padre. Su gran temporada le ha llevado a MotoGP con el Tech3.

Lee también:

Una noche en la cárcel con papá Wayne

El apodo del cocodrilo no fue casual para Wayne Gardner. Su fuerte carácter le dio muchos días de gloria en la pista y algún disgusto fuera de ella. En 2016, tras una trifulca de tráfico, acabó en una cárcel en Tokio cuando acompañaba a su hijo en el Gran Premio de Japón. Remy tuvo que pasar la noche en el calabozo como testigo. Peor le fue al expiloto, que se tiró 12 días preso antes de poder volver a Australia.

La historia completa:

(Haz click en este enlace para ver las fotos de la celebración del título de Moto2 de Remy Gardner)

compartidos
comentarios
Gardner: "Raúl Fernández me ha sacado cosas que no sabía que tenía"
Artículo Anterior

Gardner: "Raúl Fernández me ha sacado cosas que no sabía que tenía"

Siguiente artículo

El motivo detrás del sorprendente número de Pedro Acosta para 2022 en Moto2

El motivo detrás del sorprendente número de Pedro Acosta para 2022 en Moto2