Álex Márquez: “El año pasado me autoimpuse demasiada presión”

En su segunda temporada en Moto2, Álex Márquez está sufriendo mucho más de lo esperado. El pequeño de los hermanos de Cervera reconoce a Motorsport.com lo difícil que es sobrellevar la permanente comparación con Marc.

Las cosas no han ido según el plan que había ideado Álex, cuando se proclamó campeón del mundo de Moto3 (2014) y decidió promocionar a la categoría intermedia. Lo hizo con la escudería Marc VDS, que ese mismo año se había proclamado campeona con Tito Rabat.

La toma de contacto con la selva en la que se ha convertido Moto2 fue dura, y Márquez pasó de ser uno de los protagonistas de Moto3, a rodar entre el pelotón. Sus mejores resultados fueron las dos cuartas plazas que logró en Brno y Gran Bretaña, un curso que finalmente terminó el 14º, con 73 puntos, 279 puntos menos que Johan Zarco, el campeón.

Después de pasarse el invierno entrenándose con su hermano, Álex, que el pasado mes de abril cumplió los 20 años, encaró su segundo ejercicio en Moto2 con más experiencia y muchas ganas, tal vez demasiadas.

Ese empuje y esas ganas de demostrar su talento y su empeño han podido jugar en su contra, algo que no pasó desapercibido a ojos de Marc.

“Aquí no hay secretos. Para subir de categoría tienes que estar delante y de momento él no ha encontrado ese punto. Suben los pilotos que están luchando por el campeonato, como son Zarco, Rins y Lowes”, reconocía el bicampeón del mundo de MotoGP en Alemania, tras la renovación de su hermano por Marc VDS con vistas a 2017.

“Aún le queda mucho por mejorar en Moto2. De momento ha conseguido renovar, por lo que tiene que estar agradecido, centrarse y tratar de reparar los errores del principio”, añadía Marc.

Y en eso anda Álex, que deberá poner todo lo que lleva dentro para darle la vuelta a una situación de lo más delicada: a día de hoy ocupa la 15ª posición de la tabla, con 34 puntos, a 147 del líder (Zarco), mientras que a estas alturas de 2015 figuraba el décimo, con 49, 175 puntos por detrás del francés, que entonces falló menos que en este arranque de 2016.

“El año pasado me autoimpuse demasiada presión, mis expectativas eran demasiado altas. Cuando ves a alguien como Marc o Maverick, piensas: yo también puedo hacerlo. Pero ahora ya sé que eso no es bueno”, reconoce Álex. “Uno tiene que concentrarse en sí mismo y no mirar qué hacen los demás. Eso es lo que estoy haciendo ahora, y sé que si sigo así puedo volver a ser el piloto rápido que fui en Moto3”, resuelve el español, que ya en Brno, el pasado domingo, fue de menos a más y terminó el quinto, el mejor resultado en este 2016 y quien sabe si el punto de inflexión que le catapulte hacia arriba.

Información adicional de Toni Börner

 

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series Moto2
Pilotos Alex Marquez
Tipo de artículo Noticias de última hora
Etiquetas Alex Marquez, moto2