El heredero de los Habsburgo que ganó las 24h de Le Mans 2021

Ferdinand Habsburg, heredero de la Casa Habsburgo, logró ganar las 24h de Le Mans en LMP2 en su primera participación. Esta es su historia.

El heredero de los Habsburgo que ganó las 24h de Le Mans 2021

Es el heredero de la Casa de los Habsburgo, que fueron una de las casas reales más influyentes de Europa hasta principios del siglo XX. Tiene 24 años recién cumplidos en junio... y es piloto de carreras.

Ferdinand Habsburg (Salzburgo, Austria, 1997) es el hijo mayor del actual Archiduque de Austria (título sin valor político, dado que el país centroeuropeo es desde 1918 una República), Carlos von Habsburg, y aunque fue bautizado en septiembre de 1997 por un cardenal en la catedral de Zagreb (Croacia) su vida transcurre lejos de los palacios que en otro tiempo ocuparon sus antepasados. 

Diversos miembros de su familia ostentaron los cargos de emperadores del Sacro Imperio Romano Germánico de 1765 a 1806 y emperadores de Austria y reyes de Hungría hasta que en 1918, con el final de la I Guerra Mundial y la firma del tratado de Saint-Germain-en-Laye (1919) el Imperio Austrohúngaro se desintegró. Pero él ha preferido dedicar su vida al mundo de la competición automovilística, en lugar de seguir los pasos de su padre en política. 

Después de debutar con 14 años en el campeonato austriaco de karting, dio el salto a la Fórmula Renault 1.6 NEC en 2014, con 17 años, donde acabó 4º, antes de alternar en diferentes divisiones de Renault 2.0 al año siguiente e incluso participar en las Toyota Racing Series neozelandesas. 

En 2016 llegó a ser subcampeón del Euroformula Open y tercero en la F3 española y disputó su primer GP de Macao, donde tuvo que abandonar. La temporada siguiente, cuando cumplió 20 años, dio el salto a la FIA F3, donde acabó en el top 10 de la general y logró un cuarto puesto en un disparatado GP de Macao. 

No fue hasta 2018 cuando empezó a probar suerte en los GT y en la resistencia (IMSA), para completar dos años de DTM (2019 y 2020) aderezado con algunas carreras del GT World Challenge

Este 2021 dio el salto definitivo a los prototipos de resistencia con el equipo WRT, con quienes ya compitió en el DTM, lo que le llevó a participar en sus primeras 24 horas de Le Mans este fin de semana pasado... ¡y a ganarlas de manera inesperada en la última vuelta de las 363 que completó!

"Alguien me envió la lista de los últimos ganadores austriacos y creo que el último fue Alex Wurz [en 2009 con Peugeot y Marc Gené]. Lo vi en el podio que estaba animando y lo conozco bien. Así que esto ha sido realmente genial, la sensación es de locos", fueron las primeras palabras del joven Habsburg tras ganar la carrera más importante de su vida después de 7h58 al volante.

El triunfo de su WRT Oreca-Gibson #31 en la categoría LMP2 llegó después de que el prototipo gemelo, el #41, pilotado por Robert Kubica, Louis Deletraz y Yifei Ye se parase al comenzar el último giro de la carrera por una pérdida repentina de potencia después de haber liderado las últimas 29 (59 desde el inicio de la carrera).

Pero el #31 que Habsburg compartía con Robin Frijns y Charles Milesi estuvo en cabeza de la categoría durante nada menos que 220 vueltas, pese a un problema con el gato del coche que les complicó las paradas en boxes durante las últimas tres horas de carrera.

Así explicó Frijns el problema: "La última vez que me subí sufrimos un gran fallo de repente: el gato hidráulico murió y no podíamos cambiar los neumáticos traseros. Me quedé con un delantero nuevo y viejos en la trasera. Básicamente todo fue mal en las tres últimas horas y además algo más se rompió en el coche, lo que lastró nuestro ritmo". 

Los últimos minutos fueron agónicos, ya que el JOTA #28 se acercaba a marchas forzadas por detrás y en la última vuelta le comunicaron al holandés que tenía que defender no la segunda plaza que él creía, si no la victoria. Apenas siete décimas separaron a ambos prototipos en meta, donde se encontraron con un verdadero atasco provocado por la celebración de los Toyota GR010 Hypercars

"Empezamos la semana ganando el premio a la sostenibilidad con el ACO con mi proyecto Drive Fast, Act Faster, haciendo que todas nuestras carreras sean neutras en carbono y siendo el equipo más sostenible de la parrilla. Y entonces me dije que ya habíamos ganado el primer trofeo y ojalá ganásemos el grande, que es por lo que realmente estábamos aquí, y al final lo conseguimos", prosigue Habsburg.

"Durante mucho tiempo, al final fue como 'ok, acabemos de asegurar el segundo puesto y nos llevamos el trofeo a casa, supongo'. Y había que estar contento con nuestro esfuerzo, porque tuvimos un problema que simplemente jugó en nuestra contra".

"Pero ganar con Robin volando al final y poder contar tanto con mis compañeros de equipo me da mucha confianza para el resto de la temporada en Bahrein, y simplemente me hace estar súper contento. Significa más de lo que puedo imaginar y compartirlo con mi buen y viejo colega Robin y el simpático y ardiente pelirrojo Charles Milesi... Somos un equipo de ensueño", concluyó.

El joven Habsburgo no hablará de gestas, intrigas palaciegas ni el último cuadro del pintor de moda que luce en el salón del trono, pero ¿quién quiere todo eso después de haber ganado las 24 horas de Le Mans en la última vuelta?

Más de Le Mans:

Pulsa en la foto para ver las mejores imágenes de las 24h de Le Mans 2021

compartidos
comentarios
Las imágenes más espectaculares de las 24h de Le Mans 2021

Artículo Anterior

Las imágenes más espectaculares de las 24h de Le Mans 2021

Siguiente artículo

García: "Hicimos una carrera perfecta; duele perder en Le Mans"

García: "Hicimos una carrera perfecta; duele perder en Le Mans"