Suscribirse

Regístrate gratis

  • Accede rápidamente a tus artículos favoritos

  • Gestiona las alertas de noticias y pilotos favoritos

  • Haz que tu voz se escuche comentando los artículos

Motorsport Sin Anuncios

Descubre el contenido premium
Suscribirse

Edición

España España
Declaraciones
Le Mans 24h de Le Mans

Ferrari explica cómo fue posible la victoria en las 24H de Le Mans

Los pilotos del Ferrari #51, Alessandro Pier Guidi, James Calado y Antonio Giovinazzi, explicaron cómo fue posible el triunfo del Cavallino Rampante en las 24 Horas de Le Mans 2023.

Ganadores Alessandro Pier Guidi, James Calado, Antonio Giovinazzi, Ferrari AF Corse Ferrari 499P

Es una hazaña que huele a leyenda lo que consiguió Ferrari en las 24 Horas de Le Mans en 2023, en el año del centenario en el Circuito de la Sarthe. En la cuarta prueba de la temporada del WEC, los 499P se presentaron con cautela y humildad después de impresionar desde el inicio del curso.

Su racha de podios continuó después de Sebring en Portimao y Spa-Francorchamps, pero en Francia tenían un desafío mucho mayor, y a eso había que sumarle el factor Toyota, quienes habían ganado en las últimas cinco ediciones. Sin embargo, no mermó las ambiciones del AF Corse, que se hizo con la pole position gracias al #50 en manos de Antonio Fuoco, junto con sus compañeros, Miguel Molina y Nicklas Nielsen.

Descubre cómo fue la carrera de las 24 Horas de Le Mans 2023:

En carrera, las esperanzas estaban puestas en el #51 de Antonio Giovinazzi, Alessandro Pier Guidi y James Calado después de los problemas del otro coche rojo con una piedra en unos de sus radiadores. Los de Maranello protagonizaron una reñida batalla contra el Toyota #8, que perdió sus esperanzas con el accidente de Ryo Hirakawa en la última fase de la prueba francesa.

"Francamente, fue difícil, sobre todo cuando me encontré bajo la lluvia y tuvo que esquivar a un coche que había hecho un trompo delante de mí", explicó Pier Guidi, quien corrió un gran riesgo en la medianoche cuando se salió a la grava y perdió el liderato. "Los comisarios hicieron un gran trabajo sacándome rápidamente, y por suerte no perdí ni una vuelta. Con el Safety Car, volvió a estar en la pelea, pero pasar un par de minutos en la escapatoria no es agradable, por suerte, en las 24 Horas de Le Mans puede pasar cualquier cosa en cualquier momento".

Los escalofríos no acabaron ahí, porque cuando el piloto piamontés volvió a ponerse a los mandos del vehículo por la mañana, en la parada en boxes, el 499P no arrancaba y fue necesario hacer un reseteo de los sistemas, algo que se repitió a minutos de la bandera a cuadros.

"El stint de la mañana también fue difícil y perdimos algo de tiempo en la parada en boxes debido a un pequeño problema que conseguimos solucionar rápidamente", dijo el italiano. "Solo era cuestión de resetear, cuando ocurrió la segunda vez estaba preparado y no perdimos demasiado tiempo. Volvimos a pista detrás del Toyota, pero lo adelantamos de nuevo y acumulamos una buena ventaja, nunca nos rendimos y lo dimos todo, al final lo conseguimos".

Alessandro Pier Guidi ya sabía lo que era ganar en las 24 Horas de Le Mans con los GT y James Calado, pero hacerlo con un Hypercar es totalmente diferente, así que el inglés se emocionó en la meta: "Estoy muy contento por el equipo, un resultado maravilloso e histórico, no podíamos hacer otra cosa que apretar al máximo y teníamos un ritmo similar, pero al final del día siempre piensas y te entra un poco de miedo sobre todo sabiendo lo fuertes que son los Toyota".

"Durante la noche, sufrimos un poco cuando montamos los neumáticos blandos, pero eso también es experiencia", continuó el británico. "El equipo ha hecho un gran trabajo, al igual que mis compañeros, ha sido una sorpresa y una carrera magnífica, cuando me tocó subirme al coche, tuvo que apretar más de lo normal para lograrlo. Sinceramente, no creía mucho en él al principio de la semana, pero el vehículo ha demostrado ser fiable y competitivo, lo que es fantástico para el resto de la temporada, ahora debemos seguir trabajando para ser todavía más competitivos".

Antonio Giovinazzi rompió a llorar cuando ondeó la bandera a cuadros, y tardó unos minutos más y muchos abrazos hasta recuperarse: "Ganar en Le Mans siempre es especial, hacerlo con Ferrari en la categoría reina lo es todavía más, y estamos muy orgullosos de todo lo que ha hecho el equipo. Hacía años que no subía a un podio, lloré porque había muchos sacrificios detrás, y años de sufrimiento, pero al final, solo hay que creer".

"Lo hice en mi talento y en el equipo, en menos de un año construimos un coche, lo pusimos en pista y ganamos Le Mans", dijo el italiano. "Todavía nos queda mucho trabajo por hacer, pero la primera pieza ya está colocada. Las 24 horas son muy largas, pero la fiabilidad y la suerte han estado de nuestro lado, como los pilotos y los equipos, que no hemos hecho nada mal, pero hasta que no cruzamos la línea de meta estuve tranquilo, ¡también porque soy muy supersticioso!".

El de Martina Franca estuvo muy bien incluso en situaciones no muy sencillas, como la remontada tras los problemas y el pilotaje bajo el aguacero: "El primer stint fue el más difícil porque me encontré con los neumáticos lisos bajo la lluvia, y siempre es fácil cometer errores allí. Tuve que mantener la calma para mantener el coche en pista, pero Alessandro [Pier Guidi] también tuvo una situación similar, así que digo que nos fue bien en el pilotaje".

"El último stint fue complicado, sabíamos que debíamos apretar para mantenernos detrás de los Toyota, una de las oportunidades que teníamos contra ellos era presionarles e inducirles a cometer fallos", explicó Giovinazzi. "Lo que nos faltaba en comparación con ellos era experiencia, gestión de los neumáticos y estrategias, una cosa es hacerlo durante ocho hora y otra durante 24, nosotros fuimos perfectos en todo".

Ahora es tiempo para celebrar y pensar en que el 499P funciona, además de que tiene un gran futuro por delante: "Es un logro especial si pensamos que pusimos el coche en pista en julio de 2022. Vinimos aquí con la Hyperpole y la primera fila con nuestros vehículos pero no esperábamos sobrevivir así a las 24 horas".

"Sabíamos que teníamos un coche rápido y ya lo habíamos demostrado en Sebring con la pole position y por momentos en Spa-Francorchamps, pero en carrera, los Toyota son fuertes, y éramos conscientes de que en la gestión del consumo de neumáticos podían marcar la diferencia y ser rápidos".

"Al final todo puede pasar, también tuvimos suerte y pusimos todo para ganar", continuó. "Es una pena lo del #50, si no hubiera sido por el problema podríamos haber celebrado el doblete, que quizá intentaremos hacer en Monza. Gracias a Ferrari, que después de 50 años vuelve aquí ganando Le Mans a un nivel absoluto, es un gran orgullo, lo que hice lo entenderé mejor en los próximos días".


¿Quieres leer nuestras noticias antes que nadie y de manera gratuita? Síguenos aquí en nuestro canal de Telegram y no te perderás nada. ¡Toda la información, al alcance de tu mano!

Forma parte de la comunidad Motorsport

Únete a la conversación
Artículo Anterior Una lesión en el pie y la radio rota: la historia del triunfo de Albert Costa en Le Mans
Siguiente artículo Toyota defiende a Hirakawa pese a su error en las 24H de Le Mans

Mejores comentarios

Regístrate gratis

  • Accede rápidamente a tus artículos favoritos

  • Gestiona las alertas de noticias y pilotos favoritos

  • Haz que tu voz se escuche comentando los artículos

Motorsport Sin Anuncios

Descubre el contenido premium
Suscribirse

Edición

España España