El casco homenaje a Adrián Campos que Antonio García llevará en Le Mans

Antonio García disputará su 15ª edición de las 24h de Le Mans y lo hará con un casco especial en homenaje a su mentor, Adrián Campos.

El casco homenaje a Adrián Campos que Antonio García llevará en Le Mans

Antonio García, tres veces ganador de Le Mans, tres veces ganador de Daytona y cuatro veces campeón del IMSA en GT vivió a comienzos de año su victoria más extraña y más emotiva al mismo tiempo en las 24 horas de Daytona.

No pudo permanecer en la pista debido a un test de COVID-19 positivo (que resultó ser un falso positivo), por lo que no llegó a celebrar la victoria con sus compañeros de equipo Jordan Taylor y Nicky Catsburg, lo que remató un mes desdichado en el que perdió a su abuelo por culpa de la pandemia y también a su querido amigo, el ex piloto de F1 y muy respetado propietario del equipo Campos Racing, Adrián Campos.

La intrahistoria:

Ahora García ha revelado que en el regreso de Corvette Racing a Le Mans –tras perderse la carrera del año pasado debido a las fuertes restricciones de viaje permitidas durante el apogeo de la pandemia– llevará un casco especial que combina su propia decoración con la de Campos.

 

García tuvo tiempo durante sus preparativos para Le Mans para contar a Motorsport.com por qué Campos se convirtió en una gran influencia en su vida.

"Conducía desde los siete u ocho años y empecé a ganar campeonatos nacionales o internacionales de karting desde 1994. Ese año gané el Campeonato del Mundo de Karting y fue el año en el que Adrián ganó el campeonato de España de Turismos", recuerda.

"En la entrega de premios del nacional le conocí, y después de que se retirara de las carreras en 1997, fue cuando empezó a crear su propio equipo, Campos Racing. Fui su primer piloto en el 98, compitiendo en la Fórmula Nissan, o campeonato Euro Open - el que llevó a la Fórmula 1 a Marc Gene y Fernando Alonso.

"Pero creo que probablemente fui el primer piloto de Adrián, junto con Gené. Y desde que conduje para él en el 98, el 99, 2000 y luego en 2002 –mi última temporada en monoplazas– también fue mi mánager. Se ocupaba de mí. Después de un tiempo, yo me ocupaba de mis propios asuntos, pero Adrián era... ¡mi padre en las carreras! Básicamente, no tomaba ninguna decisión sin hablar primero con él, aunque la decisión final fuera mía. Era una relación muy especial".

"Luego, desde 2015, me uní a Campos Racing como accionista, así que soy parte del equipo incluso ahora. Así que perderlo en enero fue una gran pérdida para mí, y obviamente una pérdida gigante para sus hijos. Realmente era un buen hombre".

¡Atento!:

El casco de García para Le Mans de este año combina su propia decoración elegante y sencilla (para los estándares del siglo XXI) con la de Campos, cuyo diseño era aún más simple: parte superior roja, banda blanca y una bandera española ligeramente estilizada en los laterales.

"El casco de Adrián era muy de la vieja escuela, como habrás visto", dijo García. "Es básicamente la bandera española, y todavía está en todos los coches de su equipo: la bandera española atravesando el morro, terminando en pinceladas".

"La semana que murió Adrián, uno de sus hijos me dijo que la última carrera de Adrián fue Le Mans en 1997. No estoy seguro de si llegó a correr ese año porque su coche [un Ferrari 333SP de Pilot Racing] se retiró muy pronto, pero en cualquier caso, esa fue la última carrera de Adrián como piloto. Así que este año su hijo menor, Lucas, me dijo que sería estupendo que pudiera correr con los colores del casco de su padre en Le Mans".

"No me apetecía mucho conducir con el casco de otra persona, pero sin decírselo, pensé: 'Sí, se me ocurrirá alguna idea'. Y trabajando con el mismo pintor, diseñador que utilizó en el 98, 99, 2000, se nos ocurrió algo, junto con su hijo mayor, Adri. Me ayudó a fusionar los dos diseños, el mío y el de Adri".

"Y creo que ha quedado bastante bien y bastante evidente: los laterales son básicamente mi diseño de casco sobre el de Adrián. Me gusta mucho esta combinación".

García dice que llevar los colores de su antiguo mentor no añade un extra a representar a un equipo potencialmente ganador en la carrera de coches deportivos más prestigiosa del mundo.

"No creo que añada presión", reflexiona. "Creo que simplemente será muy especial. Daytona, como os dije, fue muy emotivo porque estuve conduciendo allí justo dos días después de su muerte, y hablé con él casi el mismo día. Me hablaba de lo feliz que estaba de que yo corriera allí, y me preguntaba cuáles eran las posibilidades de que ganáramos la carrera, etc".

"Así que seguro que tener el 50% de los colores y el diseño de su casco en el mío creo que me traerá muchas emociones en mis primeras tandas en Le Mans, saber que de alguna manera le estoy llevando por la pista donde se retiró de la competición en 1997".

Adrián Campos en el Minardi M187 en el GP de Mónaco de F1 de 1987

Adrián Campos en el Minardi M187 en el GP de Mónaco de F1 de 1987

compartidos
comentarios
Los Hypercars irán al máximo de potencia en Le Mans, salvo Alpine
Artículo Anterior

Los Hypercars irán al máximo de potencia en Le Mans, salvo Alpine

Siguiente artículo

Molina se queda sin uno de sus compañeros para las 24h de Le Mans

Molina se queda sin uno de sus compañeros para las 24h de Le Mans