La IndyCar probará con el peso de sus motores 2023 en Indianápolis

El presidente de la IndyCar, Jay Fyre, confirmó que la categoría celebrará un test donde dos coches simularán la distribución de peso de sus motores para 2023.

La IndyCar probará con el peso de sus motores 2023 en Indianápolis

En el test, fijado para el 8 de octubre, se espera que tanto Jimmie Johnson, de Chip Ganassi Racing, como Romain Grosjean, de Andretti Autosport, entre otros, completen con el Programa de Orientación para Novatos [ROP] específico de la Indy 500.

Sin embargo, también habrá monoplazas presentes que rodarán con el mismo peso –y con la misma distribución de peso– que los coches de 2023, que verán aumentada la capacidad del motor actual de IndyCar de 2,2 litros a 2,4 litros y con unidades híbridas acopladas.

Frye dice que el peso adicional del aumento de la cilindrada del motor es de alrededor de 11 libras (5 kg), debido principalmente a la parte inferior más grande, mientras que la unidad híbrida –según las estimaciones de varios ingenieros– será de entre 110 y 140 libras (50-63 kg).

"Es una prueba de neumáticos de Firestone", dijo Frye a Motorsport.com. "Así que hay cosas que quieren resolver, cosas que queremos resolver en términos de diferencia de peso con el motor 2.4. Pero también es una oportunidad para probar nuevas piezas aerodinámicas, como hicimos a finales del año pasado en un test en Indy cuando también sometimos a Scott McLaughlin a su ROP. Y esta vez, también, existe la posibilidad de que podamos hacer algunos ROP en preparación para la temporada 2022".

"La participación está aún por determinar, al igual que todo lo que implica, pero sí, será el 8 de octubre en IMS, y se tratará principalmente de trabajar en cosas para 2023".

En cuanto a la parte de simulación del híbrido de 2,4 litros, será similar a la prueba de mediados de 2019 en el Texas Motor Speedway realizada por Firestone con Josef Newgarden (Team Penske-Chevrolet) y Graham Rahal (Rahal Letterman Lanigan-Honda). A pesar de la falta de aeroscreens finalizados disponibles en ese momento, los dos coches tenían su peso desplazado hacia adelante y hacia arriba con el fin de simular la distribución de peso revisada causada por el dispositivo de seguridad, y su efecto en varias construcciones de neumáticos y compuestos.

"De nuevo, la prueba de los neumáticos incluirá dos coches, uno de cada fabricante. Haremos el peor de los casos [en relación con el aumento de peso], pero también estamos trabajando diligentemente para reducir el efecto del peso antes de 2023. Todavía queda trabajo por hacer, pero hemos hecho buenos progresos", añadió Fyre.

Frye también se aferró a su proyección de que los dos fabricantes podrían comenzar sus pruebas en pista de los híbridos de 2,4 litros en el primer trimestre del próximo año –"las cosas van muy bien ahí"–, pero dijo que aún no se ha decidido qué equipos o pilotos participarán.

"Hay múltiples maneras de hacerlo", dijo. "Y puede ser como el primer segmento de pruebas del aerokit: dos equipos, dos pilotos. La razón principal para hacerlo así es la cantidad limitada de partes y piezas al principio, por lo que tenemos que utilizarlas sabiamente y sacarles todo el partido posible. Luego, la fase 2 se ampliaría para involucrar a más equipos, más pilotos".

"Todavía no lo tenemos ultimado, pero será pronto. Tener a Oriol [Serviá] y a Juan [Pablo Montoya] funcionó bien para las pruebas del aerokit para 2018, eran pilotos actuales pero no a tiempo completo. No necesariamente se va a hacer de la misma manera esta vez. Lo sabremos pronto".

Más de IndyCar:

Cara Adams, directora de ingeniería y fabricación de neumáticos de competición en Bridgestone Americas, confirmó que el aspecto de las pruebas de neumáticos del día en el IMS se centraría en evaluar lo que hay que hacer a los compuestos para 2023.

"No planeamos hacer ningún cambio para los neumáticos de Indianápolis el próximo año", dijo a Motorsport.com. "Nuestra atención se centrará en el desarrollo de los neumáticos para los vehículos de la era híbrida de 2023. Esperamos rodar con los niveles de potencia que esperamos ver en los coches de 2023, no el nivel de potencia extra de los híbridos, sino el nivel de potencia base de los coches de 2,4 litros. Y luego puede haber una prueba de seguimiento a principios del próximo año, también, para profundizar un poco más en lo que aprendemos de la prueba de octubre".

Adams dijo que siente que Firestone se puso al tanto de las demandas hechas a los neumáticos por la adición del aeroscreen en 2020.

"Ciertamente hemos hecho mucho trabajo para entender lo que se requería", dijo. "Y somos conscientes de que va a cambiar de nuevo para 2023. Va a haber más peso, aunque se moverá hacia atrás alrededor de un uno por ciento y habrá carga aerodinámica adicional en los óvalos para ayudar con ese peso adicional".

"El nuevo peso simulado y el equilibrio de potencia en la prueba de octubre sin duda ayudará con la dirección que tomamos. Sin embargo, hasta que no tengas las piezas reales físicamente en el coche y entiendas el sistema en su conjunto, solo te va a dar una orientación, no va a replicar completamente el rendimiento que se ve en el vehículo".

compartidos
comentarios
Palou sufrió un accidente en Gateway y pierde el liderato de IndyCar

Artículo Anterior

Palou sufrió un accidente en Gateway y pierde el liderato de IndyCar

Siguiente artículo

Alpine no descarta apoyar a Alonso en un futuro asalto a la Indy 500

Alpine no descarta apoyar a Alonso en un futuro asalto a la Indy 500