Por qué el título de Álex Palou en IndyCar fue tan especial

En 2021, Alex Palou se convirtió en el primer piloto en 17 años en conseguir conquistar el título de la IndyCar en su segunda temporada. Su ingeniero, Julian Robertson, le contó a David Malsher-Lopez lo que hizo que la lucha por el título fuese tan impresionante.

Por qué el título de Álex Palou en IndyCar fue tan especial

Hace un año, después de la primera temporada de Álex Palou en la IndyCar, Dale Coyne predijo que su antiguo piloto continuaría brillando en Chip Ganassi Racing. El español subió al podio con DCR en Road America en su tercera carrera en la categoría, además, también se clasificó cinco veces entre los ocho mejores. Dado lo reducido que fue el tiempo en pista en 2020 (fines de semana de dos días, con menos sesiones de práctica, pruebas mínimas, etc.), fue la temporada más difícil posible para todos los pilotos novatos.

Cuando se le pidió una opinión sobre su expiloto, Coyne le dijo a Motorsport.com: "Creo que hay cosas en las que necesita trabajar, en algunos de esos aspectos podríamos haber trabajado durante las sesiones de pruebas en un año normal. Vueltas con neumáticos gastados y poco combustible, vueltas con neumáticos fríos y mucho combustible, cosas que hacen automáticamente los pilotos con más experiencia".

"Pero eso realmente se consigue con la comodidad y la confianza que solo se obtiene a través de la experiencia. Los horarios tan apretados provocaron que corriésemos menos riesgos, porque no queríamos que los pilotos destrozaran los coches, ya que la siguiente sesión podría ser solo unas horas más tarde, sobre todo en los fines de semana dobles".

"Álex será un piloto fuerte en Ganassi, seguro… Sus comentarios fueron muy buenos, considerando que realmente no sabía lo que podía o no podía pedir porque no tenía con qué compararlo. Ahora, con una temporada en su haber, entiende mejor el coche y solo va a mejorar".

Y lo demostró casi de inmediato al ganar la carrera que abrió la temporada. En septiembre, Chip Ganassi Racing se encontraba celebrando su 14º campeonato de pilotos, entregado a este tranquilo, modesto y simpático joven de 24 años de Sant Antoni de Vilamajor, España.

Palou condujo como un veterano astuto y realizó una temporada increíble que le llevó al título con mucha precisión, al igual que uno de sus predecesores en el #10 Ganassi-Honda, Dario Franchitti, quien ahora es el asesor de pilotos del equipo. Estilo, velocidad, juicio y pensamiento similar. Terminando entre los tres primeros en la mitad de los eventos, en un momento en la que pensamos que era casi imposible lograr esa consistencia, Palou seguramente ha establecido una nueva forma de ganar un campeonato de IndyCar en la era moderna.

Sí, por supuesto, a su favor estaba el hecho de que conducía para el equipo más exitoso de las últimas tres décadas, el Honda generalmente fue el mejor motor en las 16 rondas y, a su vez, también podía aprender directamente de uno de los mejores de la historia, Scott Dixon. Pero Palou también tuvo que adaptarse a su nuevo entorno, aprender circuitos que eran nuevos para él debido a las carreras que se cancelaron en 2020, saber llevar la presión de estar en la lucha por el título y mantener la compostura en un breve período en el que parecía no ser el favorito. Y no, los ajustes de configuración preferidos de Dixon, o las configuraciones genéricas de Ganassi, no siempre eran las mejores para el estilo de pilotaje  de Palou.

En declaraciones a Motorsport.com, su ingeniero Julian Robertson, explicó: "Hay configuraciones que ejecutamos en varias pistas, pero se modifican un poco según las preferencias de cada piloto. Lo que Álex había hecho antes con el equipo Dale Coyne probablemente era bastante diferente a lo que sentía con nuestro coche cuando se subió por primera vez. Pero en lugar de intentar imitar lo que había pilotado antes, fue bastante moldeable y se mostró dispuesto a adaptarse a la forma en que normalmente nosotros gestionamos el monoplaza. Entonces ahí empezamos a ajustarlo todo".

"Siempre estamos compartiendo ideas con los otros pilotos e ingenieros, porque todos trabajamos bien juntos, y partimos de esa base. Básicamente, nuestros pilotos conducen coches similares, pero con algunas diferencias específicas de su estilo de pilotaje".

De vuelta en la era Dixon / Franchitti de Ganassi, particularmente con los viejos Dallara IR09 de 2009 a 2011, ambos pilotos querían configuraciones que eran casi idénticas, a pesar de que luego los pilotaban de manera muy diferente. Sin embargo, Robertson sugirió que los diferentes estilos de conducción de Dixon y Palou requerían configuraciones más divergentes.

"Cada piloto es diferente", dice Robertson, "entonces, ¿Scott alguna vez piloteará como Alex? No. ¿Alex conducirá alguna vez como Scott? No. Pero sí intentan ir el uno hacia el otro en ciertas áreas. Hay cosas en las que puedes coincidir debido al estilo de Alex y hay otros aspectos que Scott quiere y Alex no. Y luego Marcus [Ericsson] tiene otro estilo también distinto".

"Normalmente mezclamos esas ideas un poco y así ellos pueden ver lo que quieren los demás, y cuando vemos algo que es realmente bueno en una determinada curva, intentamos animar a los demás a hacer lo mismo. Y si sabemos que hay diferencias significativas entre los coches, cada piloto probará la configuración del otro ocasionalmente solo para verificar qué necesitamos. Eso se hace sobre todo en los días de prueba: intentamos obtener un consenso de los cuatro pilotos sobre cuál es la mejor opción. Dicho esto, siempre habrá diferencias sutiles entre los monoplazas".

Julian Robertson, Chip Ganassi Racing Honda

Uno de los talentos más valorados en un piloto por su ingeniero de carrera es la capacidad de ahorrar combustible sin dejar de ser rápido, ya que eso abre un mayor abanico de posibilidades estratégicas. Coyne es conocido por inculcar esa habilidad en los jóvenes pilotos, pero adquiere todavía mayor importancia cuando la lucha es por el campeonato con cuatro o cinco rivales.

"Álex llegó al equipo bastante bien con el tema del ahorro de combustible, pero Scott es probablemente el mejor en eso, él y Will Power", dijo Robertson, "así que, como puedes suponer, hubo muchas comparaciones y mucho aprendizaje de Alex sobre cómo hacerlo. Algunos pilotos tienen un estilo en el que es muy, muy difícil para ellos obtener el kilometraje necesario, pero Alex y Marcus han podido aprender de Scott, adaptarse y mejorar".

Otro aspecto de la IndyCar en el que Palou demostró ser un piloto de aprendizaje rápido en su segunda temporada fueron las carreras en circuitos ovales. Había corrido en solo seis de ellos en su temporada de novato, y además, otro piloto le sacó de pista en la primera (Texas), luego se estrelló solo en la segunda (Indy 500) y no corrió en Iowa. En general, terminó con mucho que aprender sobre el giro a la izquierda.

Este año, Palou quedó cuarto y séptimo en el doblete de Texas, luchó contra Helio Castroneves por la victoria en Indy 500, finalmente terminó segundo, y se subió desde el 21º puesto al top 10 en las primeras 64 vueltas en Gateway antes de ser enviado al muro por Rinus VeeKay.

"Particularmente cuando se trata de la clasificación, Álex no tiene mucha experiencia en circuitos ovales la que basarse", dijo Robertson, "por lo que no sabrá exactamente qué tan difícil es llevar el coche al límite, y no sabría comparar lo que se siente bien para la clasificación y cómo se traducirá para la carrera. Así que sí, creo que es justo decir que fue un poco cauteloso. Como dice Chip, no aprendes a correr en óvalos sin terminar carreras en óvalos: necesitas kilómetros en tu haber. Álex se dio cuenta de eso, probablemente sin que se lo dijeran. E incluso el accidente en la clasificación de Indy no fue realmente culpa suya, simplemente hicimos que el coche se ajustara demasiado a las condiciones de la pista en ese momento.

"Lo bueno es que no creo que le haya dolido mentalmente. Luego tuvo una carrera de clasificación realmente fuerte en el Fast Nine, y en la carrera, obviamente fue muy fuerte; él y Helio lo estaban haciendo muy bien. Entonces, aunque estaba muy decepcionado de quedar segundo, creo que se dio cuenta de que había sido una gran experiencia y de que había aprendido mucho. Creo que eso le dio un gran impulso a la confianza en los óvalos".

Alex Palou, Chip Ganassi Racing Honda

La compostura mental de Palou es una de sus grandes ventajas, sin lugar a dudas. Tres veces sufrió penalizaciones en la parrilla por cambios de motor, pero nunca afectó realmente a sus posibilidades. Perdió el liderato del campeonato ante Pato O'Ward después del doble golpe sufrido tras un fallo en el motor en la segunda carrera en Indianápolis y la indiscreción de VeeKay en Gateway, pero Palou siempre se mantuvo aparentemente optimista.

En pista, respondió con su primera pole en Portland, pero luego vio como control de carrera bajaba su posición a la segunda mitad de la parrilla antes del reinicio, aparentemente castigado por evitar un accidente a la salida de la curva 1. Una vez más, la paciencia de Palou se puso a prueba, pero rápidamente reaccionó y tuvo su su mejor impulso de la temporada, consiguió su tercera victoria y recuperó la ventaja de puntos.

"Alex es inteligente dentro y fuera del coche, y esos tienden a ser los pilotos que se convierten en campeones, como Scott y Dario", dijo Robertson. "Conducen con un plan, piensan mucho cuando están dentro del coche y luego trabajando duro. Esa es la diferencia entre los grandes pilotos y los pilotos que ocasionalmente consiguen victorias. Entonces, después de esos abandonos, estábamos seguros de que teníamos al tipo adecuado en el coche correcto para hacerlo, aunque siempre debes tener en cuenta que las circunstancias pueden golpearte duramente.

"Pero es por eso que nosotros trabajamos bien juntos porque no estamos mirando atrás; frustrarse por los contratiempos solo te lleva a cometer errores. Todo se trata de, 'Oye, estas son las cartas que nos han repartido, y aprovechémoslas al máximo'. Y es esa actitud es la que nos devolvió al frente de la parrilla en Portland".

No importa cómo de grandes sean las actitudes del equipo y del piloto, esa final de Long Beach fue estresante para todos los que estaban en el lado del coche #10 del equipo Ganassi, ya que no habían ganado un título en 10 años, un período en el que el equipo de la CGR número 9 de Dixon había conquistado cuatro coronas.

Palou comenzó 10º, su potencial se vio obstaculizado por las banderas amarillas en la clasificación, y su rival por el título O'Ward, afectado de manera similar, se clasificó octavo. En la última curva de la primera vuelta, Ed Jones impactó con O'Ward en un trompo, algo que probablemente causó el daño que finalmente obligó a retirarse al de Arrow McLaren SP. Palou, que vio en primera persona el accidente, era consciente de que algo similar le podía suceder posteriormente.

"Sí, absolutamente", dijo Robertson. "Cuando llegas líder, no quieres ser súper agresivo en la carrera final, pero al mismo tiempo no puedes adoptar la mentalidad de 'solo tenemos que dar vueltas y terminar'. Todos estábamos metidos en el mismo lío en ese momento, de hecho, chocamos contra Jones porque se detuvo frente a nosotros después de golpear a O'Ward, y luego nos dieron un pequeño toque por detrás... En ese momento cualquier cosa puede suceder: alerones rotos, pinchazos, etc.

"Así que, después de eso, Alex, como de costumbre, supo mantenerse seguro y rápido y terminó el trabajo con una cuarta posición. Así fue todo el año, para ser sincero: fue muy rápido en entender lo que era necesario para lograr el objetivo, que obviamente era el campeonato. Ayudó estar junto a un campeón múltiple como Scott, y Marcus también le dio muy buena información, porque ya había pasado un año con el equipo. Jimmie [Johnson] estuvo poniéndose al día durante la mayor parte del año, pero creo que Alex mencionó un par de veces que Jimmie le era útil mentalmente para abordar la batalla por el campeonato. Básicamente, Alex aprende de otros pilotos todo el tiempo, al igual que Scott, porque siempre nos sentamos en la misma mesa para discutirlo todo, siendo muy abiertos. El objetivo siempre es conseguir que el equipo sea lo mejor posible".

Sí, Palou fue a por el campeonato de IndyCar de la manera más perfecta que podíamos esperar de cualquier piloto, pero era difícil de imaginar de alguien que estaba en segundo año de la categoría. Sin embargo, ya ha dicho que hay tres o cuatro áreas en las que quiere mejorar para 2022, aunque, como era de esperar, no entró en detalles.

"Bueno, Alex todavía no tiene mucha experiencia en óvalos", dijo Robertson, "pero en realidad no es solo cosa suya, él y yo no tenemos mucha experiencia trabajando juntos en óvalos, por lo que creo que es un área en la que podemos dar un paso adelante. Será importante el año que viene con el doblete de lowa: habrá muchos puntos disponibles allí. Es una pista difícil y nosotros, como equipo, hemos tenido altibajos allí. Mantener un buen ritmo constantemente en cualquiera de los óvalos es bastante complicado de un año a otro".

Alex Palou, Chip Ganassi Racing Honda

La clasificación también podría ser un área de mejora para Palou. Nadie cuestiona su velocidad, pero esas sesiones llenas de tensión no se tratan solamente de encontrar el ritmo a una vuelta y de ser un piloto que une sus mejores sectores en una vuelta brillante. También se necesitan hacer muy buenas vueltas en la Q1 y la Q2 sin arruinar la vida de los neumático.

En referencia a por qué tardó hasta la decimocuarta ronda Palou no logró una pole este año, Robertson respondió: "¡Porque son bastante difíciles de conseguir!"

"En serio, hay mucha gente capaz de conseguir la pole y todo tiene que salir perfectamente, no solo en términos de ritmo, sino también tienes que hacer una vuelta limpia justo cuando tus neumáticos están en su punto máximo. Hay días en los que terminas tercero o cuarto y te quedas pensando: 'Podríamos haber estado en la pole', y hay otros días en los que crees que la segunda fila es tu mayor objetivo y luego acabas en la pole. Es muy, muy difícil hacer que todo esté bien alineado".

"Pero tienes razón al destacar la clasificación, ¡porque la mejor manera de adelantar a otros pilotos es adelantarte a ellos en la parrilla! Si quieres vencerlos a todos al final de la carrera, la forma 'más fácil' es comenzar por delante de ellos. Pero la competencia es dura, ahora mismo todo está sorprendentemente igualado".

"Por eso no nos dormimos en los laureles ahora que hemos conquistado el campeonato. Volviendo a lo que acabamos de decir, claro, Alex va a mejorar como piloto, ¡pero también los demás! Todos los mejores pilotos, los chicos de su edad, los de 30 e incluso los de 40, nunca dejan de aprender y de mejorar, incluso cuando han estado en compitiendo durante 10, 15 o 20 años. No descartamos a nadie; Hay un montón de pilotos rápidos que siempre están mejorando, así que por mucho que mejoremos, el año que viene el título estará tan igualado como lo estuvo este año".

"Es por eso que tienes que aprovechar estas oportunidades de campeonato cada vez que surgen", concluyó.

Noticias relacionadas:
Campeón Alex Palou, Chip Ganassi Racing Honda
compartidos
comentarios
Pato O'Ward: "Tengo dos años para llegar a la Fórmula 1"
Artículo Anterior

Pato O'Ward: "Tengo dos años para llegar a la Fórmula 1"

Siguiente artículo

IndyCar y Motorsport Network lanzan la encuesta global de fans

IndyCar y Motorsport Network lanzan la encuesta global de fans