La IndyCar estudia retrasar los nuevos motores para que entre otra marca

compartidos
comentarios
La IndyCar estudia retrasar los nuevos motores para que entre otra marca
Por:
8 abr. 2019 14:15

El presidente de IndyCar, Jay Frye, admite que podrían retrasar la llegada del nuevo motor para permitir la entrada de un tercer fabricante al campeonato.

El plan de la IndyCar es reemplazar los actuales motores V6 biturbo de 2.2 litros por los nuevos propulsores de 2.4 litros para la temporada 2021, un año antes de que se estrene la nueva generación de chasis Dallara programada para 2022.

Sin embargo, dado que el plan actual es que Chevrolet/Ilmor y Honda Performance Development comiencen a probar sus motores de 2.4 litros a mediados de 2020, cualquier fabricante que se comprometa con la serie a tiempo para el inicio de las nuevas regulaciones deberá anunciar su compromiso en los próximos tres meses.

Si eso no fuera así, pero un nuevo fabricante quisiera comprometerse para 2022, Fryedice tanto él, como Honda y Chevrolet, considerarían retrasar la llegada de los nuevos motores un año más.

"En este momento, todo está en marcha [para 2021]", respondió Frye a la pregunta de Motorsport.com. "Pero una vez más, depende del programa marcado de todas estas cosas”.

“En cuanto al 2.4, confiamos en todo lo que tenemos. Esto se logró con la asociación de Chevrolet y Honda para crear esa base. En este momento, el periodo es de 2021 hasta 2026. Supongo que todavía se puede cambiar”.

“Parte de ello dependería del próximo socio OEM, cuál sería su opinión o cómo querrían hacerlo. Obviamente, Chevrolet y Honda están muy interesados ​​en que ingrese otro fabricante, así que si entrara otro y fuera necesario un retraso o alguna situación diferente, cualquier cosa podría ser posible”.

Más de IndyCar:

El deseo público de Chevrolet y Honda de contar con un tercer fabricante de motores en IndyCar se debe a que la parrilla está creciendo y, por tanto, el trabajo de fabricar y revisar las unidades también está aumentando. Así, es probable que ambos proveedores acepten un retraso de los motores de 2.4 litros si esto a medio plazo se traduce en una reducción de costes.

Cuando se le preguntó cuándo se podría producir el anuncio de ese tercer fabricante en IndyCar, Frye dijo: "Es algo sobre lo que hay mucho entusiasmo. Hablamos mucho de ello cada día. Gran parte de lo que está ocurriendo se trata de encontrar el momento oportuno, porque es un gran compromiso”.

“Tienen que construir motores. Con los que estamos hablando actualmente quieren construir sus propios motores, así que ese es un indicador clave cuando se habla con alguien sobre su compromiso. En este punto es una cuestión de tiempo, así que estamos trabajando en ello”

"Tenemos dos grandes socios ahora mismo con Honda y Chevrolet. Tenemos mucha fortuna por eso y estamos muy orgullosos. En parte, lo que está pasando es que se habla sobre un plan a cinco años. La parrilla se está haciendo más grande, con más equipos entrando, y en algún momento no será un lujo, se convertirá en una necesidad a medida que crezcamos".

"No hemos llegado a ese punto todavía, pero nos estamos acercando, así que esperamos con ganas quién será el próximo".

El copropietario de Cosworth, Kevin Kalkhoven, confirmó el mes pasado a Motorsport.com que su compañía no tiene actualmente planes de construir un motor para IndyCar.

Siguiente artículo
Así es el coche del segundo asalto de Alonso a las 500 Millas de Indianápolis

Artículo Anterior

Así es el coche del segundo asalto de Alonso a las 500 Millas de Indianápolis

Siguiente artículo

Alonso ya rueda con el Indycar

Alonso ya rueda con el Indycar

Sobre este artículo

Campeonatos IndyCar
Autor David Malsher
Sé el primero en conseguir
las últimas noticias