La IndyCar asegura que sigue negociando con Ferrari

Aunque desde Italia apuntan que Ferrari ha decidido no fabricar un motor para IndyCar, Penske Entertainment dice que las conversaciones siguen en curso.

La IndyCar asegura que sigue negociando con Ferrari

En mayo de este año, el director de la escudería Ferrari, Mattia Binotto, confirmó que la Scuderia estaba estudiando la posibilidad de competir en IndyCar viendo el panorama futuro de la categoría americana, que cambiará en cuanto a motores híbridos de 2.4 litros, una modificación que finalmente se retrasó hasta 2023 como consecuencia de la pandemia.

La introducción de un límite presupuestario en la Fórmula 1 hará que parte del personal de algunas escuderías que actualmente están centrados en la máxima categoría, queden liberados y puedan trabajar en otros proyectos, evitando así ser despedidos.

Binotto dijo en ese momento que Ferrari "siente mucha responsabilidad social hacia sus empleados y queremos estar seguros de que para cada uno de ellos habrá un espacio de trabajo en el futuro".

También mencionó que, además de IndyCar, la compañía estaba analizando las carreras de resistencia.

Digno de recordar:

Desde Italia esta semana se sugirió que los del Cavallino habían tomado la decisión de no seguir con el proyecto de IndyCar, y que el nuevo rumbo apuntaba a crear un coche que permitiera a Ferrari luchar por la victoria general de las 24 Horas de Le Mans. La marca consiguió la victoria por última ocasión en esa carrera en 1965, cuando el Ferrari 250LM de Jochen Rindt y Masten Gregory, que pertenecía a NART, se impuso.

En respuesta a una pregunta de Motorsport.com sobre IndyCar, Roger Penske respondió con un comunicado por escrito: "Atraer a más fabricantes es una de nuestras estrategias clave para la categoría IndyCar”.

“Seguimos manteniendo conversaciones en profundidad con varias compañías diferentes que siguen interesadas en unirse a nuestro deporte”.

"Ferrari es una de esas marcas que han mostrado interés y seguimos conversando con ellos sobre la oportunidad de unirse a IndyCar".

La categoría americana de monoplazas disfrutó por última vez de tres fabricantes de motores en 2005, cuando Honda, Chevrolet y Toyota competían entre sí.

Lotus se unió a Chevy y Honda en el primer año de la actual fórmula de motores V6 biturbo de 2.2 litros. Sin embargo, las unidades de Lotus tenían tan poca potencia que todos los equipos menos uno (HVM Racing) cambiaron a un fabricante alternativo antes de mediados de año, y finalmente Lotus dio un paso atrás.

Más de la IndyCar:

compartidos
comentarios
Grosjean dice que solo competirá en coches con Halo y duda de la IndyCar

Artículo Anterior

Grosjean dice que solo competirá en coches con Halo y duda de la IndyCar

Siguiente artículo

Montoya vuelve a McLaren.... ¡para la Indy 500 2021!

Montoya vuelve a McLaren.... ¡para la Indy 500 2021!

Sobre este artículo

Campeonatos IndyCar
Autor David Malsher