Honda sigue investigando sus fallos del motor de Indy

Honda Performance Development sigue buscando respuestas a los problemas de fiabilidad que afectaron a su lote de motores utilizados en el Gran Premio de Indianápolis y en los entrenamientos de la Indy 500.

Honda sigue investigando sus fallos del motor de Indy
James Hinchcliffe, Schmidt Peterson Motorsports Honda, Honda Logo
HPD Presidente, Art St. Cyr
Fernando Alonso, Andretti Autosport Honda
Scoring Pylon
Jack Harvey, Michael Shank Racing with Andretti Autosport Honda
Fernando Alonso, Andretti Autosport Honda
Max Chilton, Chip Ganassi Racing Honda
Tony Kanaan, Chip Ganassi Racing Honda
Fernando Alonso, Andretti Autosport Honda
Fernando Alonso, Andretti Autosport Honda
Jack Harvey, Michael Shank Racing with Andretti Autosport Honda
Scott Dixon, Chip Ganassi Racing Honda
El coche de Fernando Alonso, Andretti Autosport Honda

Allen Miller, del departamento de desarrollo de Honda, admitió que ha habido un problema común en la mayoría de las averías, aunque el abandono de Oriol Servià en la sesión del lunes fue causado por "algo totalmente diferente".

Miller habló así a Motorsport.com: "Los problemas que [Sebastien] Bourdais y [Charlie] Kimball tuvieron en el gran premio eran los mismos que el de Graham Rahal en el primer día de prácticas y el que había empezado a ocurrirle a Fernando Alonso un par de horas antes de la clasificación".

"Teníamos dos horas antes de pasar el control con el coche #29, así que dije 'vamos a inspeccionarlo antes de tomar una decisión. Pero si lo dejamos para un rato después, puede que cuando queramos cambiarlo ya no tengamos tiempo'. Así que mi decisión fue cambiarlo y ya veríamos lo que pondríamos luego".

"Fue la decisión correcta. No estaba acabado el motor, pero había una preocupación. Podíamos ver en los datos que Alonso había tenido un problema".

Aunque Miller no podía hablar de los problemas, admitió que Honda todavía está sufriendo para identificar la causa y, por lo tanto, la posible solución.

"Ya habíamos tenido algunos problemas esta temporada (con los coches de Alexander Rossi y Takuma Sato, en Long Beach) y pusimos un lote diferente para actualizar los motores, pero parece que todavía tenemos problemas y aún no podemos identificar si se trata de un problema de calidad o un defecto de diseño. El diseño dice que todo debería estar bien".

"Así que de todos modos, hemos estado trabajando frenéticamente para descubrir qué está causando nuestro problema".

Cuando se le preguntó si podía ser un problema que podría ser solucionado quitándole potencia, Miller dijo que no.

"Todavía estamos investigándolo, pero no creo que esté relacionado", dijo. "No me sentía más o menos seguro con el cambio de potencia para la clasificación. Y de todos modos, reducir la potencia de los motores no es algo que queramos hacer para la carrera".

"Hemos hecho un montón de pruebas en la última semana, buscando diferentes cambios operativos y no hemos llegado a soluciones contundentes y rápidas. Tenemos unos días más y seguimos investigando. En este momento no hay opción para cambiar el hardware, tenemos lo que tenemos. Así que estamos buscando la mejor manera de proceder y obtener los mejores resultados que podamos”.

Sobre si podría ser algo tan fundamental como un problema metalúrgico, Miller respondió: "Sí, podría ser. Eso es parte de lo que estamos pasando ahora. ¿Es un problema material, un problema de fabricación o algo relacionado con el montaje? Estamos viendo todo. Y dado lo mucho que estamos exprimiendo los motores, no es sorprendente que surjan nuevos problemas".

"El fallo de motor de Jack Harvey fue algo nuevo comparado con los otros que mencionamos, y luego el de Servià fue algo completamente ajeno a los demás".

Pese a que Honda logró la pole position y seis de las nueve primeras posiciones para la Indy 500 en la clasificación, Miller dijo que no subestiman a las unidades de potencia de Chevrolet para la carrera.

Además, Miller dijo que es cuestión de los fabricantes de motores cuándo instalar las unidades de potencia para la carrera pero que, como Chevrolet, Honda ajustará sus últimos propulsores a tiempo para llevarlos en la última sesión de libres de una hora del llamado Carb Day (el viernes).

"Estamos ajustando los nuestros ahora, antes del Carb Day, así que tenemos la oportunidad de comprobar que no hay fugas y problemas. Realmente no queremos hacerlo después porque ya no volveremos a salir a pista después de eso hasta la carrera".

"Por lo que pasó en la clasificación, Alonso ya está usando su motor de la carrera, y confío en él. Estamos investigando todo dentro de los motores y asegurándonos de quién tiene qué y si hay algo que necesitamos hacer de manera diferente".

"Seguimos los números de serie, así que tenemos una lista de quién tiene cada uno, pero tan pronto como uno sufra un problema, sospecharemos del resto de motores".

compartidos
comentarios
Chilton lidera el último entrenamiento antes de la Indy 500

Artículo Anterior

Chilton lidera el último entrenamiento antes de la Indy 500

Siguiente artículo

Galería: así serán las 32 decoraciones que acompañarán a Alonso en Indy 500

Galería: así serán las 32 decoraciones que acompañarán a Alonso en Indy 500