IndyCar
12 ago.
Evento finalizado
28 ago.
Evento finalizado
12 sept.
Evento finalizado
R
GP de Indianápolis Race 2
02 oct.
Próximo evento en
6 días

La clasificación de la Indy 500 puede ser la más rápida desde 1996

compartidos
comentarios
La clasificación de la Indy 500 puede ser la más rápida desde 1996
Por:

Varios pilotos referente de la IndyCar consideran que la potencia extra para la clasificación de este año ofrecerá velocidades más altas, a pesar del Aeroscreen.

Hasta 2018, las normativas de los motores V6 turbo de 2,2 litros que se introdujeron en 2012 permitían contar con una potencia de 130 kPa (kilopascales) [1.3 bar] en óvalos de alta velocidad durante el día de carrera, 140 kPa en óvalos cortos y de 150 kPa en la clasificación de Indy 500 junto con los circuitos urbanos y permanentes.

El año pasado esto cambió en los óvalos cortos permitiendo 150 kPa, por lo que IndyCar ha simplificado los requisitos de mapeo del motor al aumentar el valor para el Fast Friday y el fin de semana de clasificación de las 500 Millas de Indianápolis a 150 kPa.

Este movimiento coincidió con la introducción del sistema de seguridad Aeroscreen. Scott Dixon cree que la resistencia inducida por esta pieza se ha exagerado y, por lo tanto, los tiempos por vuelta podrían disminuir.

"A pesar de que vemos que los números de resistencia al avance son más altos, nuestras velocidades en recta son las mismas, incluso pienso que son mejores este año en comparación con el pasado, incluso en circuitos permanentes”, dijo el ganador de Indy 500 en 2008 a Motorsport.com.

“Por supuesto, algunos de los números del motor (caballos de potencia y ​​par) subirán un poco este año, pero no tanto, porque nos estamos acercando al final del ciclo para esta especificación de motor. Los fabricantes han obtenido prácticamente todo lo que pueden del 2.2”.

"Cuando hicimos la prueba con el Aeroscreen en el Speedway el año pasado, esperábamos que las velocidades fueran mucho más lentas de lo que eran en realidad, así que creo que la pantalla puede estar bloqueando parte de la resistencia en la parte trasera del coche, por lo que la cifra global de resistencia al avance no es tan alta como esperábamos”, expresó el piloto de Ganassi.

“La pole de Indy del año pasado fue de unas 230 mph. Creo que este año deberíamos superarlo y, creo que incluso podemos superar nuestras vuelta por la pole que establecimos en 2017 con los aerokits del fabricante, y podría ser la más rápida desde el récord de Arie [Luyendyk] de 1996”.

El récord data de 1996, cuando el holandés logró rodar a 382,216 km/h (237,498 mph) de media.

"Esto pasaría porque estás añadiendo 40-50 CV al pasar de 1.4 a 1.5-bar, así que eso será un gran cambio."

Dixon dijo que esto, junto con la distribución de peso revisada, creará una mayor carga para los ingenieros y pilotos en la clasificación.

"Creo que sólo hubo un año, 2015, en el que tuvimos que correr con una carga descendente de carrera después de que algunos de los competidores tuvieron grandes accidentes, porque era difícil controlar los neumáticos durante las cuatro vueltas. Me imagino que va a ser muy difícil ahora si las velocidades en recta aumentan y, además, tenemos el peso añadido del aeroscreen”.

"Pero eso es bueno. La clasificación para la carrera de Indy siempre debe ser difícil, ya sea que luches por la primera fila o por la última. Se supone que debe ser así”.

Más de Indy 500:

Bretzman estuvo de acuerdo con las prediciciones de Dixon.

"Creo que vamos a ver velocidades tan rápidas como el año pasado, o incluso mayores”, expresó el ingeniero a Motorsport.com. "Aunque depende del tipo de condiciones climáticas que tengamos. Un hecho es que la puesta a punto del coche será más complicada y creo que la clasificación será mucho más difícil que en los últimos cuatro o cinco años, debido al probable aumento de las temperaturas del asfalto, junto con el aumento de la potencia".

“Los pilotos tendrán que manejar sus herramientas durante las cuatro vueltas, especialmente si la temperatura de la pista es alta. Va a ser difícil con la distribución de peso hacia adelante”.

Además, Bretzman espera que las limitaciones de tiempo den prioridad al análisis rápido de las características de pilotaje de los coches. A diferencia de años anteriores, habrá sólo dos días de entrenamientos el miércoles y el jueves.

“Con un tiempo de pista relativamente corto comparado con años anteriores en Indy, va a ser una batalla para ver lo rápido que puedes llegar a encontrar el equilibrio que te haga feliz. Los equipos y pilotos tendrán que adaptarse al nuevo paquete, por lo que la pista estará muy ocupada. Lo bueno de esto es que al menos tendremos mucho tiempo de entrenamiento con tráfico”.

Servià puja por un asiento en Dale Coyne para correr Indy 500

Artículo Anterior

Servià puja por un asiento en Dale Coyne para correr Indy 500

Siguiente artículo

Vídeo: Alonso ya tiene el asiento listo para las 500 millas de Indianápolis

Vídeo: Alonso ya tiene el asiento listo para las 500 millas de Indianápolis