Los LMDH se retrasan hasta 2023

El IMSA ha retrasado la introducción completa de la nueva normativa LMDh, que compartirá con el WEC, hasta 2023.

El IMSA anunció en enero que planeaba que la nueva categoría híbrida basada en los LMP2 asumiera el control de su división principal en 2022, pero también advirtieron de que la evolución económica del mercado podrían retrasar los planes.

Ahora, han desvelado que los actuales Daytona Prototype competirán hasta 2022 y que esperan integrar los primeros LMDh en la categoría en el transcurso de esa temporada.

El jefe de IMSA, John Doonan, dijo: "Obviamente la situación por la COVID-19 ha traído desafíos, pero es técnicamente posible que alguien pueda correr [un LMDh] en 2022, podríamos tener algunos prototipos ese año, pero no en un campeonato completo”.

IMSA no reveló cómo los LMDh se integrarían en el IMSA en 2022, ni cómo se equilibrarán con los actuales DPi.

Simon Hodgson, vicepresidente de competición de IMSA, dijo: "Los términos de cómo se llevará a cabo esa integración, no es algo que hoy podamos discutir”.

Te puede interesar:

Hasta ahora ningún fabricante ha anunciado programas LMDh en IMSA, pero Doonan dijo que hay un "interés significativo" en la categoría y que tiene un "futuro claro, tangible y brillante".

Insistió en que IMSA todavía espera "múltiples fabricantes" basados en los LMDh en la parrilla para la primera carrera de la temporada 2023: las 24 horas de Daytona.

El constructor francés ORECA, uno de los cuatro que tienen licencia para fabricar chasis LMP2, cree que ya es demasiado tarde para que un LMDh esté listo a tiempo para las 24 horas de Daytona en enero de 2022.

El jefe de ORECA, Hugues de Chaunac, explicó que se necesitarán entre 16 y 18 meses para desarrollar un LMDh.

"No podemos apresurarnos y tener un coche listo para el inicio de 2022 debido a la homologación que se necesita", dijo de Chaunac a Motorsport.com. "Podríamos tener un prototipo a mediados de 2022 o septiembre”.

Acuerdo híbrido entre Williams y Bosch

Williams Advanced Engineering y Bosch producirán el sistema híbrido de eje trasero monomarca que utilizarán todos los coches LMDh.

Las dos organizaciones lanzaron una propuesta conjunta a IMSA, con Williams produciendo la batería y Bosch, el motor eléctrico.

Matt Kurdock, director técnico de IMSA, dijo: "Evaluamos bastantes empresas en el proceso de licitación y descubrimos que lo que ofrecían Bosch y Williams era el mejor paquete".

La potencia total que ofrecerá el tren motriz de un LMDh es de 500kW o 670 CV, pero Kurdock dijo que no podía revelar cómo se repartiría esta cifra entre el sistema híbrido y el motor de combustión interna.

IMSA también ha anunciado que el coste objetivo para un LMDh menos el motor y el sistema híbrido es de 1,20 millones de dólares (1,01 millones de euros).

compartidos
comentarios
Antonio García se anota la tercera consecutiva en EE UU

Artículo Anterior

Antonio García se anota la tercera consecutiva en EE UU

Siguiente artículo

IMSA: Antonio García logra su primera victoria en Mid-Ohio

IMSA: Antonio García logra su primera victoria en Mid-Ohio