La legendaria carrera París-Berlín puede volver en 2023

La carrera París-Berlín de 1901, uno de los primeros eventos de ciudad a ciudad en los albores del automovilismo, podría revivir... con eléctricos.

La legendaria carrera París-Berlín puede volver en 2023

El jefe de SRO, Stephane Ratel, planea relanzar el evento en 2023 como la ronda inaugural del GT Experimental Tour. Una competición que inicialmente estará abierta a vehículos totalmente eléctricos y que combinará tramos de carretera con carreras cortas, subidas y eventos de aceleración a lo largo de sus siete días de duración.

GTX tiene como objetivo crear eventos con el espíritu de las competiciones multidisciplinarias del Tour de Francia y el Giro de Italia en su apogeo de los años 70.

La eficiencia de los coches en los tramos de carretera se combinará con los resultados de dos pruebas competitivas al día para determinar la clasificación.

El resurgimiento de la única París-Berlín, ganada en 1901 por Henri Fornier en un Mors, incluirá visitas a Reims, Nancy, Estrasburgo, Stuttgart, Nuremberg, Praga y Dresde.

Ratel explicó que el uso de tecnología ecológica permitirá al GTX visitar una buena variedad de circuitos, incluidos algunos que ya no albergan carreras.

"La idea es que dejemos el centro de París y luego tengamos una carrera corta de 20 minutos en Montlhery", dijo a Motorsport.com. "Luego, por la tarde, podríamos tener carreras de aceleración en la recta del antiguo circuito de Reims, frente a las tribunas que todavía están allí".

Porsche Mission R Concept

El próximo verano está previsto un evento no competitivo de demostración que irá desde Ginebra hasta Mónaco.

Ratel quiere llevar el GTX a varios continentes para crear lo que ha denominado una "Gira Mundial" que también incorporará vehículos autónomos y con motor de hidrógeno.

GTX es la respuesta de Ratel a la demanda de electrificación del deporte del motor y, aunque cree que las carreras de resistencia eléctricas aún están lejos, quiere ofrecer una alternativa a los pilotos aficionados.

Recuerda que la duración de la carrera principal del nuevo Electric GT de la FIA para 2023, destinado a los fabricantes, es de solo 45 minutos, con una parada en boxes a mitad de carrera para recargar la energía de las baterías de los coches.

"Será difícil replicar el placer y la sensación de nuestros actuales coches GT3 en una duración razonable para el conductor de a pie a corto plazo", dijo a Motorsport.com. "Así que queremos ofrecer a nuestra clientela actual algo diferente: queremos proporcionar una experiencia que combine la competición con la posibilidad de visitar los centros de algunas de las ciudades más bellas".

"Estamos proponiendo algo completamente diferente que está en el espíritu de las carreras de clientes", y es que añade que los fabricantes han mostrado interés en producir coches para venderlos a esos posibles clientes.

Más noticias de las mayores competiciones del mundo:

"Hemos presentado nuestras ideas a un buen número de fabricantes y todos nos han escuchado amablemente, y parece que hay un interés", dijo. "Esto podría ser interesante para los fabricantes, porque les da la oportunidad de mostrar sus coches en el corazón de las grandes ciudades".

Espera que haya una mezcla de vehículos eléctricos de producción mejorados y coches de tipo conceptual de bajo volumen, como el Mission R presentado por Porsche el mes pasado.

Además, el GTX contará con el apoyo de camiones que incorporarán equipos de carga rápida y que pueden atender a seis coches cada uno. Espera, así mismo, que 18 coches participen en la primera edición de la renacida París-Berlín.

compartidos
comentarios
Motorsport Network nombra nuevo CEO a Oliver Ciesla

Artículo Anterior

Motorsport Network nombra nuevo CEO a Oliver Ciesla

Siguiente artículo

Demolido el icónico chalet del circuito Spa-Francorchamps

Demolido el icónico chalet del circuito Spa-Francorchamps