Por qué el heroico regreso de Correa es lo que el motorsport necesitaba

Juan Manuel Correa sufrió un terrible accidente en Spa 2019, donde falleció Hubert. Menos de dos años después, volverá a competir en la Fórmula 3 2021. Una historia de superación.

Por qué el heroico regreso de Correa es lo que el motorsport necesitaba

El motorsport lleva tiempo aportando entretenimiento y felicidad a una sociedad castigada por un duro 2020, y el equipo de categorías soporte ART ha sido un fiel reflejo. La escudería francesa ha devuelto a la competición a Juan Manuel Correa, que disputará la temporada 2021 de Fórmula 3 tras año y medio fuera, después del horrendo accidente de Fórmula 2 que le costó la vida a Anthoine Hubert en Spa 2019.

No apto para sensibles:

No vale la pena pensar en el incidente en Eau Rouge. La muerte de Hubert y el estado crítico de Correa sacudieron al automovilismo, pero la posterior recuperación del ecuatoriano-estadounidense para volver a caminar y ahora a pilotar ha sido nada menos que milagrosa.

Pero el camino de recuperación de Correa ha sido largo y difícil dada la gravedad de las lesiones que sufrió. Tuvo fracturas en ambas piernas, y comentó en múltiples entrevistas posteriores a su accidente que le "cuelgan de la piel". También sufrió una fractura de columna y estuvo en coma inducido después de haber contraído el síndrome de dificultad respiratoria aguda.

Después de que los médicos se aseguraran de que los pulmones de Correa funcionaran bien, pudieron operarle las piernas, siendo la derecha la más afectada. Los médicos le dieron la opción de amputarle parte de la pierna derecha, pero Correa decidió someterse a una cirugía más prolongada. La primera operación duró 17 horas.

El hecho de que no solo acepte su condición y se quede tranquilo, sino que lo haga de manera emocionante volviendo a las carreras, es un testimonio de su valentía y determinación.

Después de haber pasado un año con un aparato ortopédico en la pierna, Correa se lo quitó a finales de octubre de 2020, y en su lugar tiene una barra de metal en la pierna para ayudar con el crecimiento continuo de los huesos de esa zona. Ahora, ya no se centra en recuperar su fuerza y ​​facultades físicas, sino en afinar sus reflejos para volver a ser el piloto de carreras que era antes del accidente.

Chase Carey, Presidente de la Fórmula 1, habla con Juan Manuel Correa en la parrilla

Chase Carey, Presidente de la Fórmula 1, habla con Juan Manuel Correa en la parrilla
1/9

Foto de: Charles Coates / Motorsport Images

Juan Manuel Correa

Juan Manuel Correa
2/9

Foto de: Charles Coates / Motorsport Images

Juan Manuel Correa, Sauber Junior Team By Charouz, Anthoine Hubert, Bwt Arden y Guanyu Zhou, Uni Virtuosi

Juan Manuel Correa, Sauber Junior Team By Charouz, Anthoine Hubert, Bwt Arden y Guanyu Zhou, Uni Virtuosi
3/9

Foto de: Joe Portlock / Motorsport Images

Un aficionado de Juan Manuel Correa

Un aficionado de Juan Manuel Correa
4/9

Foto de: Jerry Andre / Motorsport Images

Juan Manuel Correa, Sauber Junior Team by Charouz

 Juan Manuel Correa, Sauber Junior Team by Charouz
5/9

Foto de: Gareth Harford / Motorsport Images

Juan Manuel Correa, Sauber Junior Team by Charouz

 Juan Manuel Correa, Sauber Junior Team by Charouz
6/9

Foto de: Gareth Harford / Motorsport Images

Juan Manuel Correa, Sauber Junior Team by Charouz

 Juan Manuel Correa, Sauber Junior Team by Charouz
7/9

Foto de: Gareth Harford / Motorsport Images

Juan Manuel Correa, Sauber Junior Team by Charouz

 Juan Manuel Correa, Sauber Junior Team by Charouz
8/9

Foto de: Gareth Harford / Motorsport Images

Juan Manuel Correa, Sauber Junior Team by Charouz

 Juan Manuel Correa, Sauber Junior Team by Charouz
9/9

Foto de: Gareth Harford / Motorsport Images

Como piloto, Correa iba evolucionando en su llegada a la Fórmula 2. Su etapa en la Fórmula 4 había sido silenciosa, aunque superó al nuevo piloto junior de Mercedes F1, Frederik Vesti, en la temporada 2017 de la F4 alemana antes de pasar a mitad de año a la GP3.

Allí, se unió al equipo Jenzer para ocupar el tercer asiento vacante, después de que la primera parte del campeonato la hubieran disputado solo con Arjun Maini y Alessio Lorandi. Dar el salto de F4 a GP3 no fue tarea fácil, y Correa pasó esa media temporada al fondo de la parrilla, pero progresando.

Siguió con Jenzer un año más, y superó al excéntrico David Beckmann antes de que el alemán pasara a Trident durante la segunda mitad de 2018 e inexplicablemente se convirtiera en un candidato al título de GP3. Jenzer no pudo repetir su rendimiento de 2017, y Correa solo pudo aspirar a sumar puntos, como Yuki Tsunoda la temporada siguiente con el mismo equipo.

Para 2019 subió a la Fórmula 2 con el equipo Charouz, afiliado a Sauber, lo que convirtió a Correa en junior de la escudería Alfa Romeo. Como compañero de equipo de Callum Ilott, que luchó por el título en su segunda temporada en F2, Correa estaba empezando a reducir la distancia con el combativo británico, pero su temporada se detuvo tristemente. Antes, el piloto nacido en Quito (Ecuador) demostró que podía rendir y sumó dos podios en las carreras al sprint de Bakú y Paul Ricard; el primero de ellos con una genial actuación en su primera visita a las siempre difíciles calles azerbaiyanas.

Si no se conoce o no se tiene en cuenta el contexto, volver al tercer escalón de monoplazas (la F3) sería un paso atrás para Correa, pero en su caso, muestra su inmenso poder de voluntad. A lo largo de su carrera, ha demostrado ser un luchador en la pista, y su batalla sin cuartel con Jack Aitken en la carrera de F2 de Paul Ricard es un ejemplo de su determinación en el combate rueda a rueda. Allí, se puso por delante en la chicane Mistral, se defendió del piloto de Campos en Le Beausset, y luego acabó segundo.

Correa, sin duda, se basará en su naturaleza valiente cuando se ponga al volante del F3 de ART por primera vez. Ha seguido entrenando su habilidad con sus apariciones en varios eventos de Esports, especialmente en el campeonato Virtual F1 con el equipo Alfa Romeo durante el confinamiento de 2020, pero la realidad poco tiene que ver con los videojuegos.

Conoce a los pilotos de esta temporada:

Cuando regrese a la pista, su primera batalla será de aptitud física. Pilotar el Fórmula 3 debería ser menos agotador que el Fórmula 2, pero requerirá destreza en el pedal del acelerador. Con suerte, su pierna derecha reconstruida conservará la movilidad necesaria para permitir los movimientos correctos con el acelerador, y también es vital que pueda ejercer la presión necesaria sobre el pedal del freno con el pie izquierdo.

El ex piloto de de F1 Johnny Herbert sufrió con su pie izquierdo durante sus primeras carreras de alto nivel tras pasar a la F3000 después de un horroroso accidente en Brands Hatch. Con Benetton en 1989, Herbert frenaba con el pie derecho en los últimos días de las cajas de cambios manuales, y tuvo que cambiar la forma en que usaba el pie entre el freno y el acelerador después de su accidente. Aún incapaz de presionar el pedal del freno lo suficientemente fuerte, Benetton le bajó del coche después de seis carreras tras no lograr ni clasificarse en Montreal.

El cambio a las cajas de cambios semiautomáticas manipuladas por levas ayudó a Herbert a reavivar su carrera con Lotus, y luego ganaría tres carreras con Benetton y Stewart, pero sus lesiones afectaron una carrera que al principio parecía prometedora.

Correa tendrá que superar problemas similares, pero dice que ya puede poner peso en su pierna.

"Ya tengo la capacidad de poner peso en la pierna y básicamente puedo hacer lo que quiera", dijo en una entrevista en la web de la Fórmula 3. "Siempre que el dolor sea soportable, claro. La rehabilitación ha sido muy difícil. Ya logro caminar un poco sin ayuda y estoy andando distancias bastante grandes con la ayuda de una muleta, así que poco a poco estoy recuperando una especie de vida normal".

Su segundo desafío será psicológico. Será complicado olvidar el traumático accidente del 31 de agosto de 2019 cuando se ponga al volante y llegue a fondo a una curva, y también tendrá que lograr mantenerse alerta durante las carreras. Los pilotos deben tener reflejos de felino y tomar decisiones en fracciones de segundo, y aunque Correa se ha estado entrenando en ese aspecto, hasta que no salga a pista no sabrá cómo está.

"Todavía queda trabajo por hacer físicamente, aunque he entrenado tanto como pude en la silla de ruedas", continuó. "Me impliqué mucho y siempre pensé en este momento. No me permití quedarme sentado en el sofá todo el día o dejarlo todo para el último minuto".

"Luego está el aspecto mental, en el que también estamos trabajando. Estamos trabajando en las cosas en las que podemos trabajar, tanto fisiológicas como cognitivas, incluidas mis reacciones y todo eso. Hay una gran incógnita porque no sé cómo será pilotar de nuevo después de lo que pasó y después de tanto tiempo".

Unirse al equipo ART es un movimiento muy astuto, no solo de Correa, sino de los altos mandos de la escudería. El jefe de Alfa Romeo F1, Fred Vasseur, aún mantiene su mano en el equipo que ayudó a fundar, y el director, Sebastien Philippe, ha trabajado con numerosos campeones en F2 y GP3, incluidos Hubert, George Russell y Nyck de Vries.

Pero hay que darle tiempo para recuperar la velocidad. Habrá cierta oxidación y tendrá que superar alguna secuela de su accidente, pero tiene a todos los aficionados de las carreras apoyándole tras ver lo que le ha ocurrido y cuánto ha luchado.

Una personalidad amable con un increíble espíritu competitivo, Correa tiene las herramientas para hacer que su recuperación sea un éxito, y todos esperan que pueda hacerlo

Tras poner a Theo Pourchaire en la lucha por el título de F3 el año pasado, ahora cuentan con el junior de Mercedes F1 Frederik Vesti: el punto de referencia perfecto para que Correa mida su recuperación. En definitiva, tendrá varias facilidades en su nueva escudería para que su vuelta a la tercera categoría sea lo más cómoda posible.

Para nosotros, los que no somos pilotos, el regreso de Correa a las carreras es una victoria en sí misma. Para él, un feroz combatiente en la pista y fuera de ella, probablemente solo será como un triunfo si logra subir al escalón más alto de un podio.

Juan Manuel Correa una vez miró a la muerte a la cara y la muerte dio un paso atrás. Después de un tiempo para curarse, tiene otra oportunidad de volver a subir la escalera de la F1, y lo consiga o no, tendrá a todos admirándole y mostrándole su apoyo. Una historia que el mundo en general, y el de las carreras en particular, necesitaba en estos tiempos.

También puedes leer:

compartidos
comentarios
Correa, de estar a punto de perder una pierna, a volver a correr en la FIA F3

Artículo Anterior

Correa, de estar a punto de perder una pierna, a volver a correr en la FIA F3

Siguiente artículo

Alpine F1 presenta a sus jóvenes pilotos para 2021

Alpine F1 presenta a sus jóvenes pilotos para 2021

Sobre este artículo

Campeonatos FIA F3
Pilotos Juan Correa
Equipos ART Grand Prix
Autor Jake Boxall-Legge