Wolff culpa a la "falta de comunicación" el problema de la protesta sobre Verstappen

El responsable de Mercedes, Toto Wolff, culpó a un "problema de comunicación" causado por la hora de su vuelo de regreso a casa después del GP de Japón del episodio de la protesta contra Max Verstappen en Suzuka.

Austin, EEUU. Después de la dura defensa de Verstappen sobre Hamilton en la penúltima vuelta del GP de Japón, Mercedes decidió protestar contra el pilotaje del holandés. Al final, la FIA sintió la necesidad de hablar con ambos pilotos antes de tomar una decisión, algo que estaba planeado hacer antes del GP de EEUU.

Tras unos primeros minutos confusos, cuando Hamilton tachó en su cuenta de Twitter de 'idiota' a quién había dicho que el equipo había protestado y luego lo borrase, Mercedes decidió posteriormente retirar la protesta.

En relación a los sucedido, Wolff comentó que el problema fue causado porque él y Niki Lauda perdieron el contacto con los representantes del equipo que estaban en Suzuka mientras que su vuelo estaba ya despegando.

"Fue falta de comunicación" explicó Wolff, "cuando abandonamos el circuito dije que la maniobra de Verstappen fue dura, pero que era probablemente lo que nos gusta ver en F1. Es refrescante y pienso que los pilotos tienen que solucionar las cosas entre ellos en la pista. Decidimos no intervenir, pero hubo una coincidencia desafortunada ya que despegamos y el equipo tenía un minuto para decidir si protestar o no y eso es lo que hicieron. una vez que pudimos comunicarnos de nuevo, treinta minutos después del despegue, decidimos retirar esta protesta".

Protestas de Hamilton

El tweet de Hamilton llegó al final de una semana en la que se vio involucrado en una discusión con la prensa ya que consideró que la cobertura de su comportamiento durante la rueda de prensa fue irrespetuoso.

Wolff comentó que habló tranquilamente sobre este tema con Hamilton antes de Austin y dijo que el comportamiento del británico fue probablemente debido a la creciente presión que tiene en el campeonato.

"Creo que, generalmente, todos nosotros subestimamos la presión que tiene estos chicos" explicó, "un par de carreras antes del final de la temporada se resume en perder o ganar. Pienso que después de Malasia cuando lideraba el mundial e iba a conseguir 25 puntos más, su motor estalló. Fue una situación difícil de superar. Aunque alguien pueda parecer muy frío desde fuera, ese tipo de cosas te comen por dentro y puede que por eso el fin de semana de Suzuka fuera un poco difícil para él".

Wolff continuo excusando a su pupilo y comentó que habían hablado sobre el tema. "Él sabe perfectamente que  hay un trabajo dentro del coche y otro fuera y sólo se necesitan pequeñas aportaciones, no más, y eso es lo que pasó. Hemos tenido un par de conversaciones que han tratado, generalmente, de cómo se pueden mejorar las cosas. No fue una conversación de maestro". 

 

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Evento GP de Japón
Pista Suzuka
Pilotos Lewis Hamilton , Toto Wolff , Max Verstappen
Tipo de artículo Noticias de última hora