Williams trabajó para mejorar en las curvas lentas

Williams espera que su nuevo FW38 deje atrás las debilidades que tenía su predecesor en las curvas lentas de la Fórmula 1.

Si bien la escudería con base en Grove, Inglaterra, ha sido competitiva en las curvas veloces durante 2015, tuvo problemas para ser competitiva en las variantes lentas y sobre mojado.

Pat Symonds, jefe técnico de Williams, dice que el equipo ha trabajado sobre este problema para su auto nuevo, el cual debería ahora ser competitivo con mayor consistencia.

"El FW37 era un auto bastante efectivo, por lo cual nos concentramos en comprender las áreas donde podíamos mejorar sin perder los atributos que lo hicieron efectivo", explicó.

"No es ningún secreto que el rendimiento a baja velocidad del FW37 no igualaba el rendimiento que tenía en curvas veloces, por lo que se pasó mucho tiempo por qué sucedía eso y se hicieron cambios subsecuentemente, los cuales esperamos que mejoren la situación.

"Analizamos los obstáculos físicos normales del desarrollo que uno siempre encuentra durante la vida de un auto e intentamos ir más allá".

Cambios visibles

El nuevo auto tiene un parecido innegable con el FW37 del año pasado, pero existen diferencias sutiles.

Las entradas de los pontones laterales son más grandes y más redondeadas que el concepto triangular que el equipo tenía en 2015.

La nariz también fue modificada, y la parte trasera parece tener un diseño más agresivo, pero no puede verse claramente en las imágenes distribuidas.

Aceptando errores

Symonds dijo que el equipo ha trabajado duro en aceptar que se ha equivocado en las temporadas anteriores, lo cual se ha manifestado en cambios al auto y modificaciones operacionales.

"En Williams somos honestos sobre nuestros errores e intentamos aprender de ellos", dijo. "Así como en el diseño del auto siempre analizamos las fortalezas y debilidades, lo mismo sucede con el equipo.

"Esto ha llevado a diferentes cambios operacionales para 2016 que, si bien no son visibles desde afuera, deberían permitir al equipo enfrentar de mejor manera los variantes escenarios que las carreras inevitablemente generan.

"Una fortaleza que llevamos a 2016 es la estabilidad. Es fácil subestimar la fuerza de esto, pero con la misma pareja de pilotos y la continuidad del equipo de ingenieros esperamos llegar pronto a la velocidad deseada, algo particularmente importante con solamente ocho días de pruebas de pretemporada".

Más ruido del motor

Symonds también cree que una cosa que los fanáticos notarán es que los autos serán más ruidosos en 2016 gracias a las nuevas reglas de los escapes.

"Los motores sonarán un poco más agudos", dijo. "Durante el invierno podemos esperar tener mayor potencia por una combustión mejorada y esto en sí producirá un poco más de ruido, pero quizás más significativamente los cambios en la zona del escape harán una diferencia.

"Esto no solamente producirá un motor alrededor del 12% más ruidoso, también por momento se notará el dramático sonido que todos asociamos a los motores turbo de alto rendimiento".

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Tipo de artículo Noticias de última hora