Volkswagen y la Fórmula 1: ¿esta vez sí, o tampoco?

El rumor sobre la posible entrada de Volkswagen a la F1 aparece cada no mucho tiempo y siempre genera revuelo. Analizamos si esta vez será posible.

Volkswagen y la Fórmula 1: ¿esta vez sí, o tampoco?

Al menos dos veces en los últimos años, el Grupo Volkswagen ha estudiado seriamente entrar en la Fórmula 1, pero en ambas ocasiones la decisión finalmente fue no hacerlo. Sin embargo, ahora parece que los de Wolfsburgo vuelven a mirar hacia la máxima categoría y las posibilidades de que a la tercera sea la vencida son mayores.

Sin embargo, la empresa aún está muy lejos de tomar una decisión definitiva. Una noticia de la cadena británica BBC está generando bastante revuelo, en la que se cita a Fritz Enzinger, vicepresidente de Porsche Motorsport, diciendo que una entrada a la F1 podría ser “de gran interés” para Volkswagen bajo ciertas condiciones.

Porsche Motorsport no comenta la historia de la BBC cuando Motorsport.com le preguntó. Sin embargo, Enzinger no es cualquiera. El austriaco sustituyó a Wolfgang Dürheimer al frente de la división Motorsport del grupo VW a principios de 2018 y, en ese puesto es responsable de la dirección y coordinación de la estrategia de automovilismo de todas las marcas del grupo.

Antes, este hombre de 64 años estuvo en BMW hasta finales de 2011, incluso como jefe de logística del proyecto de Fórmula 1. Tras eso desempeñó un papel clave en la construcción de la exitosa organización de Porsche que consiguió tres victorias generales en las 24 Horas de Le Mans y títulos en el Campeonato Mundial de Resistencia (WEC).

Desde enero de 2019, Enzinger desarrolla dos labores: por un lado en los proyectos de Porsche de automovilismo, con unos 500 empleados, pero también es responsable de la estrategia de deporte motor para todo el Grupo Volkswagen. Existen rumores de que es partidario de tener un proyecto de Fórmula 1 en la compañía.

Te interesará:

"Gran interés” en la F1, eso es lo que dijo Enzinger a la BBC

"Básicamente, todos los desarrollos de los reglamentos en el automovilismo y las diferentes categorías de carreras son permanentemente monitoreados y evaluados", dijo a la BBC el directivo de la marca alemana, y añadió que en el caso de la F1 estaban en esa situación “con respecto a las nuevas reglas de trenes motrices que entrarán a la Fórmula 1 a partir de 2025".

"Sería de gran interés en los aspectos de la sostenibilidad, por ejemplo con la introducción de los e-combustibles, que desempeñaría un papel importante".

Que la posibilidad de la Fórmula 1 está ahí para el Grupo Volkswagen es algo que se rumorea desde hace tiempo en los círculos del sector, y las condiciones generales para aventurarse parecen ser ahora buenas. Aunque el escándalo del dieselgate no se ha resuelto, al menos ya se han roto las peores olas, y el nuevo jefe de la Fórmula 1 es Stefano Domenicali, un ex hombre de VW.

Y no es un hombre cualquiera: Domenicali fue el que desarrolló un estudio en 2015 para ver si tenía sentido que Audi entrara en la Fórmula 1. Un poco más tarde, como reveló en una entrevista con Motorsport-Total.com, parte de Motorsport Network, en 2019, Enzinger se basó en ese mismo estudio cuando el grupo estuvo a punto de enviar a Porsche a la Fórmula 1.

 

Diess: La F1 es más emocionante que la Fórmula E

Los rumores reaparecieron cuando el consejero delegado del Grupo, Herbert Diess, publicó en LinkedIn el pasado mes de agosto que "una Fórmula 1 con combustibles sintéticos es más emocionante, más divertida, una mejor experiencia automovilística y aporta más competencia técnica que la Fórmula E”.

Según la información de Motorsport-Total.com, actualmente existe un informe en revisión sobre el tema de la Fórmula 1 dentro del grupo, que cuenta con el apoyo de las altas esferas. Sin embargo, también está claro que Volkswagen sólo llegará a la máxima categoría si las reglas permiten que la inversión de un presupuesto razonable les permita tener una posibilidad realista de éxito, pero que también sea ecológicamente sostenible.

Cuando se estudió la posibilidad de la llegada de Porsche a partir de 2017 y 40 empleados estaban desarrollando un motor seis cilindros compatible con la Fórmula 1 (inicialmente bajo estricto secreto), Volkswagen incluso se sentó en la mesa de las negociaciones sobre el reglamento del motor de la categoría reina.

En febrero de 2019, el llamado internamente "motor de alta eficiencia" fue puesto en marcha por primera vez en el banco de pruebas y todos los puntos parecían estar listos para por fin llegar a la parrilla. En ese momento, a la cabeza estaba Andreas Seidl, actual jefe de equipo de McLaren, el hombre que ya había trabajado con Enzinger en el exitoso programa LMP1 de Porsche.

Todavía hay diferentes versiones de por qué Porsche finalmente no dio el siguiente paso. Por parte de VW, se dice, entre otras cosas, que los fabricantes existentes en la F1 (Mercedes, Ferrari, Honda y Renault) no estaban dispuestos a cambiar el formato del motor hasta el punto de que eso permitiera a un recién llegado tener la posibilidad de ganarles.

Por lo que respecta a la Fórmula 1, se ha filtrado que Volkswagen quería impulsar un reglamento de motores completamente nuevo, pero no estaba dispuesto a comprometer su entrada a la categoría.

 

Más de F1:

Control de costes, sostenibilidad: esos son los temas cruciales

Pero ahora aparece una nueva oportunidad para Volkswagen y la Fórmula 1, porque entre bastidores se está fijando el rumbo del nuevo motor a partir de 2025. En la empresa AVL, con sede en Graz, se está investigando a toda velocidad el tema relacionado con los e-combustibles, un punto que podría desempeñar un papel importante en la estrategia corporativa de Volkswagen en los próximos años.

Si la Fórmula 1 elige el rumbo correcto bajo el mando de Domenicali, las posibilidades de participar son mayores que nunca. Sin embargo, no está claro qué marca podría ser la elegida para representar a la corporación dentro de la parrilla; al fin y al cabo, el grupo está formado por ocho firmas de automóviles que, en teoría, podrían tenerse en cuenta (Audi, Bentley, Bugatti, Lamborghini, Porsche, SEAT, Skoda y Volkswagen).

En la práctica, tres de ellos entran en la lista de candidatos. Audi sería lógico y podría revivir el legendario eslogan "Liderado por la tecnología” en una Fórmula 1 orientada a la sostenibilidad. Porsche, a su vez, tiene el componente emocional con su resonante nombre y la influencia de la familia Porsche dentro del grupo.

En teoría, el fabricante de coches deportivos Lamborghini también podría ser aspirante. Lamborghini es una filial de Audi al 100% y estuvo dirigida por el actual jefe de la Fórmula 1, Domenicali, como consejero delegado desde 2016 hasta 2020. El director general de Audi, Markus Duesman, también es un aficionado confeso de la Fórmula 1. 

Duesman comenzó su carrera en el Grupo Daimler, donde fue, entre otras cosas, jefe de desarrollo del departamento de motores de Fórmula 1 en Brixworth (por cierto, como predecesor del actual director general del Grupo Daimler, Ola Källenius). En 2006 se trasladó a BMW, donde fue responsable del tren motriz del equipo BMW Sauber, que en su momento fue considerado el motor más potente de la Fórmula 1.

En ese momento, los caminos de Duesman (jefe del departamento de motores), Enzinger (jefe de logística) y Seidl (jefe de operaciones del equipo de carreras y pruebas) se cruzaron en BMW. Hoy en día, Duesman es considerado -y esto también juega un papel clave en esta historia- como un candidato importante para suceder al jefe del Grupo Volkswagen, Herbert Diess.

Cómo debe moverse la Fórmula 1 ahora

A nivel político, existen buenas condiciones previas para un posible compromiso del grupo VAG con la F1. Sin embargo, deben cumplirse una serie de condiciones básicas antes de que los de Wolfsburgo pueda apostar claramente por la categoría reina. La pelota está ahora en el campo de juego de los responsables del Gran Circo.

Los dueños de la categoría, Liberty Media, junto con el jefe de la Fórmula 1, Domenicali, tiene sin duda un gran interés en conseguir un cuarto proveedor de motores para la parrilla tras la retirada de Honda que se dará finales de este año. En primer lugar, porque minimiza el riesgo de que se produzca un descalabro si otra compañía más decide irse; y en segundo lugar, porque cada fabricante trae consigo toda una serie de socios y patrocinadores para el nivel B2B (negocio a negocio).

Tampoco hay que esperar tropiezos por parte de la FIA. Para Volkswagen, cuestiones como la sostenibilidad (reducción de tamaño del motor de combustión hasta los cuatro cilindros, hibridación, e-turbo y e-combustibles) son de importancia elemental, así como un límite de presupuesto en el área de la unidad de potencia. Son objetivos que coinciden con los del presidente de la FIA, Jean Todt, y que podrían despertar el interés no sólo de Volkswagen, sino también de otros fabricantes.

Por lo tanto, los constructores actualmente implicados -Alpine (Renault), Ferrari (FIAT) y Mercedes (Daimler)- podrían convertirse en el punto de fricción. En caso de que estén dispuestos a abordar una gran reforma con respecto al nuevo motor de Fórmula 1 a partir de 2025, como estaba previsto en realidad para 2021, eso podría abrir las puertas a un interés más cercano desde el punto de vista de VW.

En 2016 el escándalo del diésel fue un hecho que evitó seguir adelante; tres años después la falta de voluntad de los actuales proveedores de motores de la F1 fueron el obstáculo. Así, 2025 es la tercera oportunidad realista en 10 años, pero aún hay muchos pasos para poder llegar a la meta.

El primer paso sería que Volkswagen estuviera en la mesa de conversaciones sobre el nuevo formato de motor. La posibilidad de que eso ocurra podría quedar clara ya en las próximas semanas.

compartidos
comentarios
Mercedes no duda del compromiso de Hamilton con la F1

Artículo Anterior

Mercedes no duda del compromiso de Hamilton con la F1

Siguiente artículo

Aston Martin ve a Vettel con un estilo menos extremo que Pérez

Aston Martin ve a Vettel con un estilo menos extremo que Pérez

Sobre este artículo

Campeonatos Fórmula 1
Autor Christian Nimmervoll