Fórmula 1
12 mar.
-
15 mar.
FP1 en
15 días
R
GP de Bahréin
19 mar.
-
22 mar.
FP1 en
23 días
02 abr.
-
05 abr.
FP1 en
36 días
30 abr.
-
03 may.
FP1 en
65 días
R
GP de España
07 may.
-
10 may.
Próximo evento en
70 días
R
GP de Mónaco
21 may.
-
24 may.
Próximo evento en
84 días
R
GP de Azerbaiyán
04 jun.
-
07 jun.
Próximo evento en
98 días
R
GP de Canadá
11 jun.
-
14 jun.
Próximo evento en
105 días
25 jun.
-
28 jun.
Próximo evento en
119 días
R
GP de Austria
02 jul.
-
05 jul.
Próximo evento en
126 días
R
GP de Gran Bretaña
16 jul.
-
19 jul.
Próximo evento en
140 días
R
GP de Hungría
30 jul.
-
02 ago.
Próximo evento en
154 días
R
GP de Bélgica
27 ago.
-
30 ago.
Próximo evento en
182 días
03 sept.
-
06 sept.
Próximo evento en
189 días
R
GP de Singapur
17 sept.
-
20 sept.
Próximo evento en
203 días
24 sept.
-
27 sept.
Próximo evento en
210 días
08 oct.
-
11 oct.
FP1 en
225 días
R
GP de Estados Unidos
22 oct.
-
25 oct.
Próximo evento en
238 días
R
GP de México
29 oct.
-
01 nov.
Próximo evento en
245 días
12 nov.
-
15 nov.
Próximo evento en
259 días
R
GP de Abu Dhabi
26 nov.
-
29 nov.
FP2 en
275 días
Análisis técnico de Giorgio Piola
Especial

Análisis técnico de Giorgio Piola

Cómo Villeneuve retrasó 10 años el cambio semiautomático en la F1

compartidos
comentarios
Cómo Villeneuve retrasó 10 años el cambio semiautomático en la F1
Por:
27 ene. 2020 17:54

Reemplazar la palanca de cambios por los mandos en el volante no fue una idea original de John Barnard en 1989. Ferrari había experimentado con eso diez años antes con Gilles Villeneuve. Repasamos la historia.

Las carreras son un campo de investigación para la industria del automóvil y una de las innovaciones técnicas que quedaron grabadas en la historia fue la adopción por parte de Ferrari de la caja de cambios semiautomática.

La genialidad se la atribuyó a John Barnard, quien a principios de julio de 1988 había estrenado esa solución con gran secreto en el Ferrari 639 pilotado por el piloto de pruebas Dario Benuzzi en el circuito de Balocco, ubicado en Piamonte, Italia.

Era un monoplaza equipado con un motor de aspiración de 3.500 cc y 12 cilindros. Fue un coche revolucionario porque introdujo el uso de la caja de cambios semiautomática de siete velocidades: desapareció del habitáculo la clásica palanca de selección de marchas del lado derecho, para dar paso a dos paletas montadas detrás de la corona del volante.

Ferrari F1-89: comando del cambio semi-automatico

Ferrari F1-89: cambio semi-automatico

En el "Pato", como se había apodado ese monoplaza de Ferrari por la curiosa forma de su morro, el piloto ya no estaba obligado a quitar las manos del volante, pudiendo cambiar de marcha mucho más rápido que antes.

Esa solución creó escuela y en la actualidad no solo está extendida en todos los monoplazas de F1, sino en general en todos los coches de calle que adoptan la caja de cambios automática.

Spaccato della Ferrari F1-89 dell1989 prima monoposto senza leva del cambio

El Ferrari F1-89 de 1989, primer monplaza sin levas de cambio

Lo que muchos no saben, sin embargo, es que aunque John Barnard había tenido el coraje de quitar la palanca de cambios en el F1-89, que ganó en su debut en el GP de Brasil de 1989 con Nigel Mansell, ¡la idea ya había estado en las oficinas de Ferrari en Maranello durante unos diez años!

Gilles Villeneuve, Ferrari 312T3

Gilles Villeneuve, Ferrari 312T3

La idea original, de hecho, había sido de Mauro Forghieri, ingeniero que recientemente cumplió 85 años. Para conmemorar al legendario técnico italiano que pasó casi tres décadas en la Gestione Sportiva del Cavallino Rampante (de 1961 a 1987) retomamos una de las muchas charlas con "Furia", cuando nos contó por qué la caja de cambios semiautomática tuvo que esperar diez años para su victorioso debut con Mansell en Río de Janeiro.

Para entenderlo tenemos que volver a 1979, momento de la génesis de una idea que maduró en la fervorosa mente de Forghieri: "Sabíamos que con la adopción del motor con turbocompresor tendríamos algunos retrasos en la respuesta al acelerar, por lo que el monoplaza con motor sobrealimentado requería una conducción muy diferente, áspera y física", explicó.

"En aquel momento todavía no habíamos probado el Comprex, que hacía que el comportamiento del motor turboalimentado fuera similar al de uno aspirado. Así que estudiamos una caja de cambios semiautomática rudimentaria, gracias a la cual el piloto podía mantener las manos en el volante y el tiempo de cambio de marcha sería más rápido, por lo que anularíamos, al menos en parte, el retraso del turbo".

"Recuerdo que hablamos de ello durante mucho tiempo e incluso entonces había partidarios de las cajas de cambio de motos con control secuencial. En realidad aplicamos actuadores hidráulicos a los vástagos de nuestra transmisión para llevar a cabo un experimento. En resumen, introducimos cilindros que aligeraban un poco el embrague y permitían engranar las marchas".

Gilles Villeneuve, Ferrari 312T4

Gilles Villeneuve, Ferrari 312T4

La intuición era correcta, pero la puesta en práctica no era nada simple, porque el soporte electrónico estaba todavía en gestación...

"Necesitábamos actuadores para mover las barras y usamos los que teníamos en la fábrica. Nada fue hecho a medida. Los actuadores eran muy grandes y pesados e hicimos una bomba en la caja de cambios. Por supuesto, habíamos hecho todo en secreto para el Commendatore. A Enzo Ferrari no le gustaban los saltos al vacío y quería que su dinero para las carreras se aprovechara al máximo".

Forghieri, en cambio, ha querido subrayar que dentro de la oficina técnica la idea fue recibida con gran atención...

"Los chicos estaban entusiasmados y trabajamos en un 312 T3. No había puesto las levas detrás del volante, sino que había colocado dos botones, uno para subir las marchas y el otro para bajarlas. Obviamente, la solución era muy experimental, así que también había algunos cables eléctricos".

"La caja de cambios semiautomática debutó en el circuito de Fiorano con Gilles Villeneuve al volante. En un día, el gran canadiense había dado unas cien vueltas sin grandes problemas y todas ellas habían sido un poco más rápidas que con la caja de cambios en 'H".

En resumen, la idea fue muy bien desde el principio, pero los datos del cronómetro, al parecer, no habían sido determinantes: "Gilles era un piloto auténtico que no era capaz de fingir. Cuando salió del habitáculo me di cuenta inmediatamente de que había algo que no le gustaba".

Enzo Ferrari e Gilles Villeneuve nel 1979

Enzo Ferrari y Gilles Villeneuve en 1979

Los ingenieros estaban emocionados, el piloto no. ¿Cómo es eso?

"Villeneuve se me acercó inmediatamente mientras se quitaba el casco y me dijo: 'La caja de cambios funciona, pero todos esos cables del volante me preocupan. Mucho. No te lo tomes a mal, pero preferiría no tenerlo y hablar con el Commendatore".

Gilles se cambió y fue a ver a Enzo Ferrari explicando que no se podía conducir un coche de F1 temiendo recibir una descarga en cada vuelta. Villeneuve no había entendido la gran oportunidad que se le había dado.

"Nunca íbamos a correr con esa configuración -continuó Forghieri- sino que habríamos protegido todos los cables eléctricos para que no sobresalieran del volante, pero Ferrari le prometió solemnemente a Gilles que el canadiense nunca más se vería obligado a salir a la pista con ese invento raro. Dejamos esa solución a un lado hasta que John Barnard la sacó en 1989".

Villeneuve era un piloto analógico. El canadiense no traía incorporado el chip digital que ya tendría que usar la siguiente generación de pilotos de la Fórmula 1.

Siguiente artículo
MotoGP y Fórmula 1 chocarán en más carreras que nunca en 2020

Artículo Anterior

MotoGP y Fórmula 1 chocarán en más carreras que nunca en 2020

Siguiente artículo

Cuando Häkkinen se durmió un día de carrera y acabó detenido

Cuando Häkkinen se durmió un día de carrera y acabó detenido

Sobre este artículo

Campeonatos Fórmula 1
Lugar Fiorano
Pilotos Gilles Villeneuve
Equipos Ferrari Compra Ahora
Autor Franco Nugnes