Fórmula 1
01 ago.
FP3 en
09 Horas
:
07 Minutos
:
29 Segundos
04 sept.
FP1 en
27 días
R
GP de Toscana
11 sept.
Próximo evento en
33 días
25 sept.
FP1 en
48 días
R
GP de Eifel
09 oct.
Próximo evento en
61 días
23 oct.
Próximo evento en
75 días
R
GP Emilia Romagna
31 oct.
Próximo evento en
83 días

El día que Webber se dio cuenta de que no sería campeón en Red Bull

compartidos
comentarios
Por:
, Grand prix editor
30 may. 2020 16:59

Cuando Red Bull consiguió salir de la zona media de la F1 y luchar por victorias, las tensiones entre Mark Webber y Sebastian Vettel se desataron. Todo comenzó en Turquía 2010...

Mark Webber disfrutó de una larga y exitosa trayectoria en Fórmula 1 antes de retirarse en 2013, pero nunca pudo ser campeón.

A pesar de jugar un papel clave en los cuatro títulos de constructores de Red Bull de 2010 a 2013, Webber quedó a la sombra de Sebastian Vettel. 

Mientras que el alemán le superó con comodidad de 2011 a 2013, su segunda temporada como compañeros –2010– estuvo mucho más apretada. Webber lideró la general más que ningún otro piloto, pero finalmente perdió el título por 14 puntos. 

Las tensiones entre ambos empezaron a crecer –así como los roces entre Webber y Red Bull– y la primera humareda llegó en el GP de Turquía 2010, con aquel infame incidente cuando peleaban por el liderato. 

Webber llegó a Istanbul Park en racha, tras ganar en España y Mónaco. Lideró cada vuelta en ambas carreras desde la pole y era líder del Mundial. Pero desde ahí, todo fue cuesta abajo para él en Red Bull.

"Hubo una secuencia de cuatro carreras en mitad de 2010, de Istanbul a Silverstone, que señalaron el principio del final de mis sentimientos positivos en Red Bull Racing", comentó el australiano en su autobiografía, Aussie Girt.

"Los fans de la F1 recordarán Turquía y el infame toque entre Sebastian y yo cuando luchábamos por la victoria. El día anterior, me empecé a oler que quizás conspiraban contra mí". 

Red Bull logró llevar un nuevo alerón trasero a Turquía justo a tiempo para los libres 3, después de optar por no usar el F-duct desde el sábado. Pero solo había uno disponible y decidieron instalarlo en el coche de Vettel.

Webber tuvo que esperar hasta la clasificación para probar el nuevo alerón trasero, pero logró la pole por tercera carrera seguida y Vettel solo pudo ser 3º.

Mark Webber, Red Bull Racing RB6 Renault, Sebastian Vettel, Red Bull Racing RB6 Renault

Mark Webber, Red Bull Racing RB6 Renault, Sebastian Vettel, Red Bull Racing RB6 Renault

Webber mantuvo el liderato en la salida, pero no se pudo deshacer de Lewis Hamilton (McLaren), que tenía pegado también a Vettel. Estos dos últimos ahorraron combustible aprovechándose del rebufo. 

Red Bull optó por darle prioridad a Vettel en boxes para que pasara a Hamilton, metiéndole en la vuelta 14. Se le instalaron los Prime, que deberían durar hasta final de carrera, dado el poco desgaste de los Bridgestone de aquel año. 

Webber y Hamilton reaccionaron una vuelta después, entrando juntos. El australiano logró mantener el liderato, y Vettel superó al británico. 

Debido a la necesidad de ahorrar combustible para llegar al final, a Webber se le pidió que bajase el ritmo y el régimen del motor. "Lo hice, pero pregunté el estado de combustible de Sebastian. Él sí iba bien. Yo era el líder y quien estaba sufriendo. Eso es lo que Seb tenían en su bolsillo y planeó usarlo cuando pudiera para superarme", escribió Webber.

El tráfico y una ligera lluvia complicaron el asunto y Vettel se acercó a Webber en la vuelta 40. Trazó mejor la curva 8 y después de una mejor salida de la curva 10, lo intentó cuando llegaban a la 11.

Webber se mantuvo a la derecha, dejando la puerta abierta a Vettel. Pero el coche del alemán derrapó hacia el del australiano, causando el contacto entre ambos.

El otro gran roce en Red Bull:

Esto hizo trompear a Vettel, evitando por milímetros volver a golpear a Webber, y el alemán levantó su brazo desde la cabina antes de detenerse y bajarse del coche. 

Con el casco aún puesto hizo gestos en círculo con el dedo índice cerca de su cabeza para indicar que Webber estaba loco y lo volvió a repetir una vez se quitó el casco. 

Webber logró volver a boxes para cambiar el alerón delantero y volvió tercero. Casi logró recuperar la primera posición cuando un fallo de comunicación hizo que los McLaren estuvieran a punto de chocarse, pero el equipo de Woking recondujo la situación y Hamilton se impuso a Button en un doblete inesperado. 

Mark Webber, Red Bull Racing RB6 Renault y Sebastian Vettel, Red Bull Racing RB6 Renault

Mark Webber, Red Bull Racing RB6 Renault y Sebastian Vettel, Red Bull Racing RB6 Renault

Helmut Marko, asesor de Red Bull, justificó el incidente asegurando que Vettel "tenía que atacar" y culpando a Webber. Christian Horner pareció apoyar ese punto de vista según pasó el tiempo, dejando a Webber sintiéndose aislado en su propio equipo. 

"Cuando vi en TV los abrazos que Sebastian recibió en el muro de boxes, empecé a tener serias dudas de a quién iba a culpar Red Bull", escribió el australiano. 

Pero Vettel se disculpó en la reunión post carrera, negando a Webber la opción de hablar con él sobre el incidente. El australiano estuvo satisfecho de lograr esa victoria moral, pero escribió una larga carta a Dietrich Mateschitz, propietario de Red Bull, unos días después. 

"Algunas facciones dentro del equipo adoptaron una postura inmediata y hablaron con los medios de comunicación para culparme del incidente antes de que se analizaran los hechos", se pudo leer en el texto, donde el australiano expresó su decepción por "la falta de espíritu de equipo". 

Mientras Mateschitz recibió bien la carta de Webber, Horner se cabreó porque su piloto se hubiera pasado de la raya. Pero para Webber se volvió "dolorosamente evidente que Marko estaba moviendo los hilos". Los esfuerzos del australiano para hablar con Horner sobre la influencia de Marko y el verdadero orden jerárquico en Red Bull cayeron en saco roto.

Flavio Briatore, manager de Webber, había predicho que esto terminaría pasando: "Después de mis dos victorias en Barcelona y Mónaco, nos dijo que la situación no podría continuar así. Volvió a tener toda la razón, una vez más. Tener a un perro viejo australiano ganando el título no era parte de los planes de Red Bull". 

Y en los tres años siguientes Webber no volvería a tener opciones de título. La traca final llegó con el famoso Multi 21 de Malasia 2013. La relación estaba destinada a fracasar. 

Mark Webber, Red Bull Racing RB6 Renault y Sebastian Vettel, Red Bull Racing RB6 Renault

Mark Webber, Red Bull Racing RB6 Renault y Sebastian Vettel, Red Bull Racing RB6 Renault

"Senna era increíblemente egoísta"

Artículo Anterior

"Senna era increíblemente egoísta"

Siguiente artículo

Así ha frenado la F1 la "locura" de los motores

Así ha frenado la F1 la "locura" de los motores

Sobre este artículo

Campeonatos Fórmula 1
Autor Luke Smith