Verstappen responde a los aficionados críticos

Max Verstappen dice que la crítica de los fans de que los pilotos deberían mantenerse alejados de los bordillos son injustas, y asegura que no dirían cosas así si entendieran cómo es conducir esos coches.

Spielberg, Austria- En un fin de semana en el que Verstappen pidió cambiar los bordillos que causaron los daños en su Red Bull en los primeros entrenamientos libres, su postura se ha visto reforzada después de que se rompieran tres suspensiones más el sábado (Rosberg, Kvyat y Pérez).

Cuando se le preguntó por la opinión de mucha gente en las redes sociales, que aseguran que la mejor solución para los pilotos es simplemente no acercarse a los bordillos, el de Red Bull dijo: "Es más fácil decirlo que hacerlo...quizás podemos cambiar nuestros trabajos y que ellos conduzcan y a ver qué piensan entonces.

"La curva 8 está peligrosa. Por supuesto también es similar en las 5/6, pero ahí no se golpean tan fácilmente. Se puede ver en el accidente de Daniil, que cuando toca los bordillos amarillos, las vibraciones en la suspensión son numerosas".

Que otros den el paso

Verstappen intentó tratar el problema de los bordillos con el director de carrera de la Fórmula 1, Charlie Whiting en la noche del viernes, pero su petición cayó en saco roto porque ninguno de sus rivales se mostró de acuerdo.

Y a pesar de que ahora otros comparten su postura -especialmente tras el aparatoso accidente de Kvyat- dice que no depende de él retomar el asunto con Whiting.

"Yo ya lo intenté el viernes, así que no sé", respondió cuando se le preguntó si debería hablar de nuevo con la FIA. "Creo que deberían hablar otros pilotos. Si sólo protesto yo no tiene ningún sentido".

Problemas en carrera

Verstappen cree que el astroturf (césped artificial) que había el año pasado era la mejor solución.

"Fue perfecto", dijo. "El año pasado estaba bien".

Además, dice ser consciente de que podría haber más problemas en carrera, porque hay situaciones en las que los pilotos podrían verse obligados a salirse de la pista trazada mientras luchan por la posición.

"No se trata sólo de ti", explicó. "La cosa es que te puedes ver forzado a salirte, y eso será un problema. Hasta ahora todo el mundo más o menos puede evitarlo, pero en carrera, si estás luchando por posición y alguien te obliga a salirte ligeramente, puedes golpear esos bordillos".

Esa postura fue respaldada por el piloto de Haas, Esteban Gutiérrez, que dijo que la F1 había tenido la suerte de no ver un accidente más grave tras la salida de Kvyat.

"No estoy en contra de los bordillos en entrenamientos y clasificación. Pero al final, si tienes un circuito urbano, existen los muros, así que con un error rompes el coche", dijo.

"Con estos bordillos amarillos la única diferencia es que no es tan visual como una pared, uno entra una curva y toma riesgos. Y luego, como hemos visto, si pasas por encima se te rompe el coche.

"Mi única preocupación es la carrera. Cuando se tienen dos coches en paralelo, un piloto no puede controlar la situación y hay que evitar sacar a otro coche de pista. Porque si sucede, puede ser peligroso.

"En el caso de Kvyat, tocó los bordillos y dio miedo ver cómo su coche se dirigía al muro de entrada en boxes. Tuvo bastante suerte de no tener un impacto mayor, así que no estoy totalmente convencido de esos bordillos.

"Creo que hay que reconsiderar esa decisión, porque en carrera podríamos tener algunas complicaciones. No creo que sea justo.

"En circuito urbano hay muros y si luchas con otro piloto, el otro ya sabes y es consciente de que si te empuja contra la pared él también se chocará seguramente.

"Pero en este caso, los bordillos no son tan visuales, pero pasar por ellos es aún peor. A veces a algunos no les importa".

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Evento GP de Austria
Pista Red Bull Ring
Pilotos Max Verstappen
Equipos Red Bull Racing
Tipo de artículo Noticias de última hora
Etiquetas gp austria, gp austria 2016, max verstappen, red bull, red bull ring, verstappen