Cómo Vasseur facilitó la entrada de Audi cuando aún estaba en Alfa Romeo

Vasseur ha entregado las riendas de Sauber a Andreas Seidl, que se prepara para la era Audi a partir de 2026. El francés fue clave para que el acuerdo con Ingolstadt llegara a buen puerto, como reveló en una entrevista con Motorsport.com antes de su fichaje por Ferrari.

Cómo Vasseur facilitó la entrada de Audi cuando aún estaba en Alfa Romeo
Cargar el reproductor de audio

Andreas Seidl, exjefe de McLaren en la Fórmula 1, comienza su nuevo trabajo como jefe de la escudería suiza. Seidl ha asumido el cargo de Fred Vasseur, que se marcha a Ferrari, de tal manera que supervisará el panorama general y la estrategia del equipo a largo plazo, a medida que avanza hacia su colaboración con Audi para 2026. Se contratará a un nuevo director de equipo para que asuma el resto de las responsabilidades de Vasseur y supervise el día a día de la competición.

Para Seidl, este cambio representa una especie de regreso a casa, ya que pasó cuatro años en Hinwil con el que entonces era el equipo oficial de BMW en la F1. Pero no es el único que está relacionado con BMW. Adam Baker, Director General de Audi Motorsport, también estuvo involucrado en su día como jefe de carreras y de pruebas en el área de motores. También está Guido Stalmann, director de asociaciones, comunicación y asuntos comerciales del programa Audi F1, que desempeñó un papel similar en la época de BMW. Es decir, todo está relacionado. 

No es casualidad que, al igual que hizo BMW hace casi dos décadas, Audi considerara la posibilidad de cooperar con un equipo que tuviese sede en el Reino Unido, antes de optar por un proyecto más cercano. Al igual que Frank Williams y Patrick Head no querían vender ninguna participación de su equipo a BMW (entonces proveedor de motores), un acuerdo McLaren/Audi era insostenible, dada la compleja estructura de los de Woking.

Sauber estaba a la venta, pero solo por un precio adecuado. Y dado el hecho de compartir el idioma alemán, así como por situarse a pocas horas de la sede del fabricante en Neuburg (Baviera), se llegó a un acuerdo. 

Actualmente, repetir la estrategia que hizo BMW no es algo factible, así como la idea de Sauber tampoco lo hubiese sido hace cinco o seis años. La clave es la fuerza y el potencial que la organización puede demostrar a día de hoy, y eso se debe en parte al gran trabajo que ha hecho Vasseur estos últimos años. 

Puede que ya no esté presente en el equipo, pero el francés es una parte importante de la historia de Audi/Sauber. Fue el hombre al que recurrió el nuevo propietario, Finn Rausing, tras adquirir el equipo a finales de 2016, cuando la escudería era décima en el campeonato del mundo. 

Bajo la dirección de Vasseur hubo una gran mejora: de cinco puntos conseguidos en 2017 pasaron a 48 en 2018, año en el que ayudó a atraer el respaldo de Alfa Romeo. Luego consiguió que Kimi Raikkonen subiera a bordo en 2019, cuando la entrada de Sauber adoptó el nombre del fabricante italiano. El progreso se estancó durante un par de temporadas, pero en 2022, con Valtteri Bottas, ganador de múltiples carreras, sustituyendo a Raikkonen, el equipo terminó sexto, su mejor posición en una década.

Sixth place finish in the 2022 constructors' championship was the best result for Sauber operation since 2012

Vasseur debería llevarse gran parte del mérito, ya que finalmente consiguió poner todo en su lugar, y es lo que ha hecho que el equipo se vea como una propuesta atractiva para Audi. Asimismo, jugó un papel importante para convencer al fabricante de elegir a Sauber como su socio por encima de cualquier otra alternativa. 

"Honestamente, no me importaban los demás [equipos] durante la decisión, si es que [Audi] tenía otras opciones", dijo Vasseur a Motorsport.com poco antes de anunciar su marcha a Ferrari. "Estábamos centrados en lo que podría ser el proyecto, lo que podría ser una ventaja para Sauber, lo que podría ser la puesta a punto para Audi. Y no pensaba en lo que podían ofrecer algunos de mis compañeros. Habría sido un error habernos enfocado en eso". 

"Creo que partimos de una gran base, y creo que la situación para el equipo es buena, en cuanto a las instalaciones y demás. Teníamos que centrarnos en esto y no en lo que pudieran hacer los demás", afirmó.

Entonces, ¿cuál fue el argumento de vender Sauber a los jefes de Audi?

"En primer lugar, no fue una venta", insistió Vasseur. "Fue más una discusión sobre cómo podríamos aprender el uno del otro, y si tenía sentido colaborar juntos. No es que se esté vendiendo algo".

"Es un proyecto, tiene que ser un proyecto común, y el objetivo era más bien discutir para saber si podíamos llegar a un punto en común sobre diferentes temas. No estamos lejos de todo ello, de que todo vaya bien, de que el equipo siga creciendo... todo les cuadraba [a Audi]. Por nuestra parte, tenía muy claro que seguir siendo independientes en la F1 es algo imposible [ahora mismo], e igual lo será en un futuro próximo. Teníamos que encontrar la manera de seguir desarrollando el equipo".  

Vasseur played a vital role in convincing Audi to partner with the Sauber outfit behind Alfa Romeo prior to his Ferrari switch

"He analizado lo que funciona y lo que no funciona. Y si echas un vistazo a Red Bull, con motor fabricado en Japón... no era lo más fácil, y son campeones del mundo. Luego está Ferrari, que tiene a todo el mundo bajo el mismo techo. Está Renault con un pie en Reino Unido y otro en Francia. Para mí no se trata de una cuestión de geografía, es mucho más que la configuración del equipo; estar seguro de que todo el mundo va en la misma dirección". 

Audi tenía la opción de crear su propio equipo, tal y como hizo Toyota, en lugar de comprar uno ya existente. Al final, esta última opción era la que más sentido tenía, por lo que ahora el reto es conseguir que Hinwil siga siendo flexible y reaccione con rapidez.

"Algo que debatíamos era cuál podría ser una buena estructura de equipo", dijo Vasseur. "Siempre es bueno contar con el apoyo de un gran OEM en todos los temas. Pero también hay que mantener la agilidad de un equipo de carreras. Si eres un OEM en la F1, no funcionará. Todo el mundo lo sabe".

"Lo más importante en este tipo de colaboraciones, es que los que se encargan del chasis tienen que estar centrados en el chasis; los que se encargan del motor, tienen que estar centrados en el motor. Si empiezas a quejarte sobre el motor cuando eres el encargado del chasis, sabes que ahí se acaba todo. Confío en ellos. Harán un buen trabajo". 

Sauber afronta tres años de transición: el primero como Alfa Romeo, y el segundo y el tercero probablemente bajo su propio nombre, aunque todavía con motor Ferrari. Además de la nueva inversión de Audi, hay que resaltar que el equipo podrá avanzar mucho este año, ya que va a contar con grandes beneficios por haber finalizado sextos en el campeonato de 2022, y por el hecho de contar con un nuevo patrocinador importante. El impulso financiero le permitirá llegar al límite de costes y continuar el proceso de construcción, en términos de instalaciones y de contratación de personal. 

Esto último de la contratación ha supuesto un reto para la escudería, ya que Sauber ha tenido dificultades para atraer a los mejores ingenieros del Reino Unido. Sin embargo, el hecho de formar parte del proyecto de Audi les hace aún más interesantes.  

Will Audi's involvement make Sauber a more attractive team to work for?

"Ya podemos ver la diferencia a la hora de anunciar puestos o buscar patrocinadores", dijo Vasseur. "Es mucho más fácil, porque saben que nos estamos comprometiendo, y no es como hace dos o tres años. La percepción del equipo visto desde fuera es completamente diferente".

Si centramos la vista en Vasseur, vemos que el francés ha abandonado la oportunidad de seguir a bordo del proyecto Sauber para asumir un reto completamente diferente con Ferrari, y es obvio que los de Maranello habrán quedado impresionados con lo que hizo en Hinwil. El trabajo de Seidl y del nuevo director de equipo será el de continuar donde lo dejó su predecesor. 

Seidl aportará nuevas ideas y nuevas formas de pensar, así como todos los conocimientos y la experiencia que adquirió en su etapa en McLaren, pero puede dar las gracias a Vasseur por haber proporcionado un punto de partida y una base sólida para el futuro proyecto de Audi. 

"Creo que sería un gran error posponer el objetivo y centrarnos en los próximos tres años, y relajarnos el año que viene", dijo refiriéndose a las próximas temporadas. "La mejor manera de prepararnos para 2026 es ser competitivos en 2023, 2024 y 2025, sin importar el motor. Tenemos que mejorar, y lo que está bien para el proyecto Audi en 2026 está igual de bien para el próximo año en términos de producción, en términos de desarrollo, etc".

Vasseur was clear that Sauber must keep up its rate of improvement to be on a solid footing for its formal transition into Audi for 2026

El túnel de viento: un elemento próspero para el futuro de Audi en F1

La sede de Sauber, situada frente a un centro comercial y junto a una carretera muy transitada que conecta las ciudades de Hinwil y Wetzikon, es muy diferente al resto de las instalaciones, como las de Mercedes, McLaren y Alpine, o la nueva y tecnológica sede de Aston Martin.

No hay un gran muro ni una recepción con guardias de seguridad: solo basta con presentarse en la recepción. Los miembros del equipo aparcan sus coches junto al resto de los empleados de las empresas que rodean la sede (incluyendo un matadero que hay por la zona). 

Sauber ha estado en ese mismo lugar desde aquellos primeros días en los que el equipo participó en las carreras de coches deportivos en los años 80, y se ha podido expandir a lo largo de las décadas, en gran parte como resultado de la inversión de BMW. La fábrica principal es funcional y lo suficientemente grande como para albergar a un equipo moderno adaptado a la era de la limitación de costes.

Cerca de la sede principal hay un edificio más pequeño donde se encuentra el simulador, algo de lo que el equipo careció en los difíciles años posteriores a BMW. Se introdujo en 2020, y es un reflejo de la importante inversión que se ha realizado desde que Finn Rausing se hizo con la propiedad. 

También está el túnel de viento, el cual fue construido por Peter Sauber con los fondos que obtuvo de la venta de Kimi Raikkonen a McLaren a finales de 2001, y un activo clave en la venta a Audi. Ahora, tras haber pasado casi veinte años, sigue siendo un edificio con un aspecto impresionante que cuenta con un gran espacio para eventos reservado, sobre todo, para los patrocinadores. Y lo bueno de todo ello es que Audi conoce bien el túnel, ya que lo alquiló para sus programas de LMP1 y DTM

Cuando se construyó [el túnel] estaba considerado como el mejor de la categoría. Pero el resto de los  equipos invirtieron en el suyo, por lo que fue perdiendo terreno frente a sus rivales. El reto ahora es desarrollarlo, especialmente teniendo en cuenta que McLaren y Aston Martin están mejorando y construyendo nuevas instalaciones.

"Es un túnel muy bueno", dice el jefe de aerodinámica de Sauber, Alessandro Cinelli. "Por supuesto, a lo largo de los años hay que mantenerlo activo, y hay que saber conservarlo. Lo que estamos haciendo en este momento es renovar muchos de los sistemas, de tal manera que podamos garantizar que funcione, y no lo dejemos inactivo".

"También contamos con un programa para actualizar toda la tecnología que utilizamos para las pruebas. Todo el mundo ha avanzado y tenemos que ponernos al día. La desventaja es que vamos con retraso, y tenemos que ponernos al día. Pero la ventaja de hacer algo más tarde [respecto al resto de las escuderías] es que, cuando te actualizas, también puedes intentar dar un paso adelante".

"Este túnel fue bueno desde el principio; la calidad del aire y la correlación entre el túnel y la pista es muy, muy buena. Pero siempre estamos haciendo mejoras". 

Sauber continues to invest in the Hinwil windtunnel that it built with funds earned from McLaren buying out Raikkonen's contract for 2002
También puedes leer:

compartidos
comentarios

Vídeo: así llega Alonso equipado a la fábrica de Aston Martin F1

¿Recuerdas el W165? Uno de los mejores coches de Mercedes F1