Un problema con el cronómetro retrasó a Rosberg

Toto Wolff, jefe de Mercedes, reveló que un simple fallo con el cronómetro fue la razón por la cual los cinco segundos de penalización de Nico Rosberg se transformaron en más de ocho.

Rosberg recibió una penalización de cinco segundos por forzar a Max Verstapen a salirse de la pista mientras batallaban por la tercera posición.

Siempre ha sido responsabilidad del equipo, y no de la FIA, controlar el tiempo de las penalizaciones que se cumplen en los pits, y suele ser realizado por el director del equipo con un simple cronómetro de mano.

Sin embargo, en esta ocasión en que el proceso habitual falló, el equipo optó por tener un margen seguro para asegurarse de cumplir debidamente la sanción.

"Hasta en un equipo de F1, con toda la alta tecnología que tenemos, cuando usas elementos que no acostumbras a utilizar, como un cronómetro, pueden fallar", dijo Wolff.

"El cronómetro no arrancó debidamente y una vez que nos dimos cuenta fuimos a lo seguro. Y fue por eso que nos llevó un poco más de tiempo".

Wolff dijo que no fue un error humano: "Fue un fallo del cronómetro. La maldita cosa falló, no funcionó como debería haberlo hecho.

"Podríamos haber contado con la cabeza, pero confiamos en el cronómetro, y nos falló".

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Evento GP de Alemania
Pista Hockenheim
Pilotos Nico Rosberg
Equipos Mercedes
Tipo de artículo Noticias de última hora