Mi trabajo en la F1... ingeniero de carrera

Julien Simon-Chautemps es una de esas personas que no se ve en las transmisiones de televisión de la Fórmula 1, pero sin él, el Sauber de Marcus Ericson no podría rodar en pista. Su puesto de ingeniero de carrera es indispensable.

Mi trabajo es…

Soy ingeniero de carrera. Soy el encargado del coche de Marcus Ericsson. Hay un grupo de seis ingenieros y seis mecánicos que trabajan conmigo. Siendo claro, es mi responsabilidad hacer que el coche funcione lo más rápido posible.

Mi horario en un fin de semana de carreras...

Normalmente llegamos el día de preparación, el jueves. Llegamos tarde en comparación con otros equipos, pero nos funciona. La puesta a punto del coche la envían los mecánicos el día anterior desde la fábrica. Rápidamente tenemos algunas reuniones sobre el plan de neumáticos, estrategia y configuración. También debatimos con nuestro director el plan de trabajo, explicando lo que haremos el viernes de cada carrera. Además llevamos el coche a la FIA para que comprueben su legalidad.

El viernes aparecemos muy pronto en el circuito y tenemos una reunión una ahora antes de los primeros entrenamientos libres para asegurarnos de que todo el mundo tiene toda la información del programa que vamos a seguir.

También hay una sesión informativa más breve después de la primera práctica y otras reuniones tras la segunda. La del viernes es muy importante ya que llegas a ella con toda la información de los dos entrenamientos libres. Tras eso podemos hablar y definir nuestra estrategia de cara al resto del fin de semana, especialmente el del domingo.

Marcus Ericsson, Sauber C36
Marcus Ericsson, Sauber C36

Foto: LAT Images

El sábado y el domingo son muy parecidos, salvo en el hecho de que el sábado tenemos otra práctica. Antes de la clasificación nos reunimos para debatir cómo preparamos la estrategia del neumático y qué haremos cada vez que salgamos a pista. Después de la clasificación nos sentamos otra vez para debatir lo aprendido y definir la estrategia de carrera, ya que ahí sabemos en qué posición salimos. Y aún queda un último encuentro el domingo por la mañana.

Lo más importante de mi trabajo…

Quizás te sorprenda, pero creo que ser especialista técnico no es lo más importante. Mi trabajo no es ser especialista en algo, porque tengo en mi equipo ingenieros que cubren varios aspectos, pero necesito saber un poco de cada cosa para poder entender lo que todos me dicen. La cualidad más importante creo que es la comunicación, porque recopilo información y hablo con personas muy diferentes: mecánicos, jefes de equipo, ingenieros...

Son personas muy diferentes, y creo que la principal cualidad necesaria para este trabajo es poder comunicarme con todas estas personas y sacar lo mejor de cada uno.

Tres herramientas sin las que no podría trabajar…

Lo más importante es mi portátil. Siempre está lleno de información importante de varios departamentos. Mi cronómetro, claro, porque es esencial tenerlo en la parrilla. Los últimos preparativos antes de la carrera son un poco como en una operación militar. Todo tiene que estar bien y el tiempo es vital.

Marcus Ericsson, Sauber, Julien Simon-Chautemps
Marcus Ericsson, Sauber, Julien Simon-Chautemps

Foto: Sauber F1 Team

A pesar de que el jefe de equipo también hace eso, tengo que estar atento en todo lo que pasa, como cuando se ponen los neumáticos, el piloto tiene que entrar en el coche, y todo lo demás. Teng oque tener un cronómetro para saber que vamos bien de tiempo. No tengo que decir a nadie qué hacer, las cosas tienen que ir de manera automática, pero tenemos que ser muy precisos y asegurarnos de que todo funcione sin problemas. Lo último que necesito es una vieja pluma y estar listo por si tengo que tomar notas.

Gente con la que siempre estoy en contacto…

Obviamente primero va el piloto, y después probablemente mi ingeniero de rendimiento. Él es el que recopila todos los datos que debatimos en la puesta a punto del coche.

Cuando no estoy en la pista…

Cuando volvemos a la fábrica tras la carrera, estamos uno o dos días analizando lo que ha pasado en el fin de semana de carreras, vemos qué hicimos mal, qué hicimos bien y qué podríamos haber hecho mejor. Al final creamos un informe grande donde recopilamos toda la información. Le enviamos una parte al piloto, y a los pocos días ya pensamos en la siguiente carrera.

Sin mí…

Sin un equipo de ingenieros de carrera básicamente no se puede trabajar. Es un puesto muy importante, un poco como el director de orquesta. Yo dirijo el trabajo de un grupo de personas. No es algo que hace una sola persona, pero recibo toda la información de otros ingenieros y tengo que coordinar a mi grupo y decirles qué hacer.

Marcus Ericsson, Sauber C36, Fernando Alonso, McLaren MCL32
Marcus Ericsson, Sauber C36, Fernando Alonso, McLaren MCL32

Fotoy: Andrew Hone / LAT Images

La Fórmula 1 es…

…muy exigente. Es un deporte genial, lo que siempre quise hacer desde niño. Recuerdo que mi padre me llevó a mi primera carrera, que fue en Mónaco, cuando tenía ocho años. Todavía sigo recordando todos los detalles de aquella experiencia. Desde que tengo uso de razón siempre quise ser ingeniero en Fórmula 1.

Pronto supe que no sería piloto, pero me sorprendieron los aspectos técnicos de la F1 desde siempre. Formamos una familia hace no mucho y por tanto viajar se hace muy exigente. Es difícil. En la tele se ve a las chicas de la parrilla, a los coches de colores, pero no es todo eso. La Fórmula 1 requiere un montón de trabajo, dormir poco y tener siempre estrés. No lo pinto de manera negativa, pero la gente tiene quee entender también que no es un mundo de color de rosa y de flores. Es muy exigente, un gran reto, pero muy interesante.

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Pilotos Marcus Ericsson
Equipos Sauber F1 Team
Tipo de artículo Artículo especial
Etiquetas f1, formula 1, ingeniero carrera f1, ingeniero f1, julien simon-chautemps, sauber ingeniero, trabajo f1